Operaron con éxito a Celeste en Cancún y en 15 días podría volver al país

Celeste Cevasco tiene 27 años
Celeste Cevasco tiene 27 años
Evangelina Himitian
(0)
18 de julio de 2019  • 09:50

La familia está aliviada. Celeste Cevasco, la argentina de 27 años que se accidentó al caer de un primer piso en Holbox, en la península de Yucatán, fue operada hace unas horas en Cancún y la intervención finalizó con éxito.

Daniel Cevasco, el padre, se comunicó con LA NACION y se lo notaba nervioso y aliviado: finalizó la cuenta regresiva que había iniciado desde el día del accidente, y que indicaba que solo quedaban ocho días (ahora cuatro) para que Celeste fuera operada para que su cadera no se soldara mal. En un primer momento, los médicos mexicanos le habían dicho que no se la podía operar en ese lugar, sino que debía ser trasladada a la Argentina, porque sino debía hacer la rehabilitación en ese país.

Con ese cuadro, la familia se encontró con un enorme dilema: tenían que reunir unos 90.000 dólares para pagar un avión sanitario o afrontar un costoso tratamiento en México. A pesar de que Celeste había contratado un seguro médico para el exterior, la empresa Euro American no cubría todos los gastos.

La intervención de la Cancillería argentina, tras la repercusión que el caso tuvo en los medios nacionales fue clave. Fueron ellos quienes mediaron para que Celeste fuera operada en el Sanatorio Quirúrgico de Cancún. Y según informó el padre, con éxito.

No se trata de la operación definitiva, que requerirá cuando vuelva a Buenos Aires; es una intervención que le permitirá en unos 15 días viajar de regreso al país en un avión de línea, en primera clase o ejecutiva.

"La operación de Celeste terminó hace unos minutos y salió todo bien. Hay que esperar ocho horas por precaución. En 10 o 15 días podría estar subiendo a un vuelo de línea, para realmente comenzar con todas las operaciones, porque esto fue un paliativo para que pueda viajar. Desde el fondo de mi corazón quiero agradecer a todos, porque se preocuparon por la salud de Celeste", dijo entre lágrimas Daniel, que se mantiene en contacto con Liliana, la madre, que está junto a su otro hijo en Cancún acompañando a Celeste.

La familia de Celeste vive en Almagro. El domingo al mediodía recibieron un llamado de Rosi, la amiga mexicana de su hija, que les contó lo que había pasado: Celeste volvió del trabajo y se dio cuenta que se había olvidado la llave. Quiso entrar al departamento, que está en el primer piso, desde el balcón. Pero en plena maniobra, tropezó y cayó al vacío. Quedó en la vereda, con múltiples fracturas. La madre y el hermano viajaron de forma inmediata para México y allí están ahora, junto a Celeste que, pese a los golpes y el dolor, nunca perdió la conciencia.

Desde allí empezaron los trámites para el traslado pero se encontraron con la imposibilidad de traer a su hija al país por los montos que cubren la aseguradoras. Daniel, que trabaja haciendo fletes, mientras tanto, coordina el operativo con los funcionarios de la Cancillería.

Celeste llegó a México el 12 de marzo último. Es licenciada en turismo y vivió el último año en Australia, donde trabajó en una importante cadena de hoteles. Tenía planificado volver a ese lugar en septiembre, según contó su padre. Mientras tanto, había decidido mudarse a México, donde trabajaba en otro hotel. Pero como no tenía un contrato, se pagaba ella misma el seguro de salud.

"Viajó con la cobertura correspondiente a un proveedor de la tarjeta Visa, pero cuando pasaron los 120 días, dejó de tener validez, por eso contrató otro seguro de la empresa Euro American. Pero la letra chica dice que solo cubre hasta 30.000 euros y dicen que no cubren el traslado", explicó el padre el lunes último, desesperado por la imposibilidad de traer a su hija de vuelta. Finalmente fue operada esta mañana y en unas semanas podrá viajar al país para completar el tratamiento.

.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.