Paro en la línea 71 por el asesinato de un chofer

Le dispararon en la puerta de su casa; protesta en la Panamericana
Cecilia Millones
(0)
6 de diciembre de 2011  

"¡Esto es una zona liberada!" "¿Cuántos compañeros más van a tener que morir para que haya mayor seguridad?"

Así, en medio de la bronca y el dolor, se expresaban los más de 100 empleados de la empresa de colectivos de la línea 71 que dispusieron ayer un paro total del servicio y cortaron durante cuatro horas el tránsito en Panamericana y Paraná, en Martínez, para exigir mayor seguridad. La medida fue tras el asesinato de un chofer de esta línea, Darío Vázquez, ocurrido en la madrugada de ayer, frente a su casa, y a tres cuadras de la terminal de la línea, en Villa Adelina.

Vázquez, de 43 años, se dirigía a su casa cerca de las 3.30, situada en la calle El Indio 1784, en una de las pausas del servicio de la línea 71, que cubre el trayecto entre Villa Adelina y Plaza Miserere, en la Capital.

Según relató a LA NACION Alfonso Hugo, playero de la línea 71 desde hace 23 años, la madre de Vázquez llamó a la terminal preocupada por el sonido de un disparo en la calle, y quiso advertirle a su hijo que no pase por la casa, como solía hacer entre los descansos dispuestos entre cada recorrido. Al advertir que éste no regresaba para iniciar el segundo servicio, Hugo fue hasta la casa de Vázquez, y allí se encontró con el peor escenario: el cuerpo estaba rodeado por sus padres, quienes lo descubrieron herido de muerte, producto de un disparo en la nuca.

El chofer fue trasladado al hospital de San Isidro, donde murió poco después. Mientras la policía comenzó con las primeras investigaciones sobre el hecho, sus compañeros dieron inicio a un paro total del servicio, y desde de la terminal, situada en 9 de Julio al 4000, marcharon en caravana a Panamericana y Paraná, donde a las 11.30 bloquearon con los colectivos ambos lados de la colectora, en reclamo de mayor seguridad.

"Era un tipo macanudo y no se metía con nadie", indicó a LA NACION Oscar Nieva, chofer de esta línea hace más de 20 años. Y agregó: "Venía de su primera vuelta del servicio, y, como siempre, aprovechaba la pausa hasta el siguiente tomando un cafecito en su casa"

Así como Oscar, la mayoría de los choferes se quejaron por la inseguridad que sufren durante los servicios, denunciando haber sido víctimas de botellazos y de mutilaciones. "Me da miedo salir a manejar; con esta inseguridad estamos a la buena de Dios", afirmó Nieva.

Según indicaron las autoridades policiales, y tras el registro de las cámaras de seguridad, tendrían la pista de que el ataque involucraría a dos o tres hombres. Estudiaban, además, el móvil del crimen, ya que, en principio, a Vázquez no le faltaban sus pertenencias.

Levantaron la medida

Tras la reunión entre delegados de la línea con autoridades de la Jefatura Departamental Conurbano Norte y la Distrital San Isidro, finalmente, a las 15.45, los choferes se dispusieron a levantar el corte, aunque acordaron continuar con el paro hasta la medianoche.

Según explicó uno de los delegados de la línea, Martín Torrese, se discutió con las autoridades la mejora en conjunto del sistema operativo en la zona y se acordó poner mayores controles en sitios clave que suelen ser conflictivos, sobre todo, en el horario nocturno.

La causa por el homicidio de Vázquez es investigada por la Jefatura Departamental de Boulogne y quedó en manos del fiscal Sergio Szyldergenejn. Anoche, Vázquez era velado en Pelliza al 3200 y, por la mañana, sus restos serán sepultados en el cementerio de Olivos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.