Pérez Volpin: a un año de su muerte, sigue paralizada la causa judicial

Débora Pérez Volpin
Débora Pérez Volpin Fuente: Archivo
Por un pedido de los profesionales imputados, la elevación a juicio oral está frenado desde noviembre pasado
José María Costa
(0)
6 de febrero de 2019  

Pasaron 140 días desde el 19 de septiembre pasado, fecha en la que el juez Carlos Bruniard, del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 57, elevó a juicio oral la causa por la muerte de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin , tras rechazar los pedidos de sobreseimiento del endoscopista Diego Bialolenkier y la anestesista Nélida Inés Puente, únicos imputados por la muerte ocurrida hace un año.

Sin embargo, un planteo realizado en noviembre pasado, efectuado por la defensa de Bialolenkier, al que se sumaron los letrados de Puente, paralizó el avance de la causa, por lo que la fecha de inicio del juicio, en el que podrían recibir una pena de hasta cinco años de cárcel y diez de inhabilitación, es incierta.

Débora Pérez Volpin había concurrido el 5 de febrero del año pasado al Sanatorio de la Trinidad, en Palermo, a hacer una consulta porque varios resultados de un análisis de laboratorio habían aparecido fuera del rango normal. Esto, junto con otros síntomas, hizo sospechar que el cuadro clínico podía ser más grave y por lo tanto se decidió su internación para realizar otros estudios. Al día siguiente, cerca de las 17, la periodista ingresó en el quirófano de ese centro asistencial para que se le hiciera una endoscopía digestiva alta para poder llegar a un diagnóstico.

Los profesionales hoy procesados la recibieron, le explicaron en qué consistía el procedimiento médico y se inició la sedación, según pudo reconstruir LA NACION oportunamente. Bialolenkier introdujo el endoscopio y cuando recién comenzaba la exploración en la pantalla del dispositivo que transmite las imágenes la paciente se descompensó. En ese instante comenzaron los procedimientos para revertir "una caída brusca de la saturación de oxígeno", como argumentaron los profesionales intervinientes. La muerte de la legisladora y periodista fue declarada oficialmente a las 18.15.

Para recordar su muerte, hoy, a las 10.30, habrá un homenaje en la Legislatura porteña, a la que Pérez Volpin había llegado como diputada por Evolución, la agrupación liderada por Martín Lousteau, el 10 de diciembre de 2017. Se descubrirá una placa recordatoria en la Sala de Periodistas Mariano Moreno del Palacio Legislativo.

Sin avances

"Estamos desde fines de noviembre esperando que se haga una junta médica que ordenó el tribunal a pedido de las dos defensas", dijo a LA NACION Diego Pirota, el abogado de la familia de Pérez Volpin, y agregó: "Desde ese momento la causa está paralizada, porque se ordenó hacer esta medida que aún no se realizó, no tiene fecha de concreción y el tribunal no tiene un plazo máximo para hacer que se cumpla esta medida".

Según detalló el letrado, al momento de que el tribunal corrió vista, es decir, informó a todas las partes para que propongan pruebas como testigos o peritajes, el endoscopista insistió en su pedido de una junta médica.

"Bialolenkier vuelve a pedir una medida que había solicitado también en primera instancia una vez que ya había sido indagado. Pedía una junta médica para que le responda algunas preguntas que buscan deslindar su responsabilidad en Nélida Inés Puente, la anestesista, que es la otra imputada", explicó Pirota, y agregó: "Busca demostrar que la perforación en el esófago de Débora no fue su responsabilidad, sino por el accionar de la anestesista".

Ese pedido se lo había rechazado el juez Bruniard porque ya estaba demostrado en la autopsia que la perforación se hizo durante la endoscopía, que estaba a cargo de Bialolenkier. "Es imposible que fuera Puente quien la hiciera cuando, justamente, ella comienza a intervenir a raíz de la perforación que provocó el endoscopista y llevó a que Débora entrara en paro", dijo Pirota, y detalló: "Con ese criterio el juez, la fiscal y la Cámara le negaron el pedido previo a la elevación a juicio oral".

Sin embargo, como en esta nueva instancia los acusados y la querella pueden pedir más pruebas o testigos, el endoscopista insistió en el pedido de una junta médica y el mismo tribunal que se la había negado se lo aceptó. Además, dispuso que no podría comenzar el juicio hasta que este peritaje no se realice, aunque no es un impedimento formal.

"Por esta razón, aún no hay fecha de juicio. ¿Por qué cambió de parecer el tribunal? No lo sé. ¿Es ilícito? No, pero es absolutamente innecesario y una pérdida de tiempo, porque los peritos, de igual manera, van a declarar en el juicio y responder esas preguntas y otras", se quejó el letrado querellante ante LA NACION.

Pirota también reconoció que no pasó "distancia procesal" desde que hiciera el pedido de celeridad debido a la feria judicial: "Más allá de que yo lo haya pedido el último día hábil de diciembre, recién el plazo comenzó a correr el viernes pasado, que fue 1° de febrero. Para ellos, solo pasaron dos días, no un mes y medio. Ahora están discutiendo qué perito lo hará. Si será uno de la facultad o de otro lugar".

Junta médica

Con la decisión del tribunal ya tomada respecto del peritaje, la querella solicitó sumar más preguntas, pero le fue negado. "Como estaban mal formuladas las preguntas, pedimos que se agreguen otras y se corrijan esas. Ahí el tribunal nos lo negó con el argumento de que, como no pedimos nosotros el peritaje, no podemos pedir otras preguntas. Pero sí accedió a que se reformulen las preguntas. Ahí se paralizó", detalló Pirota.

En esta instancia, la anestesista también quiso sumarse al pedido de una junta médica. Trató de incorporar sus preguntas, pero con una salvedad. Solicitaba que quien respondiera fuera la Asociación de Anestesistas. Por ese motivo, el tribunal se lo rechazó, porque es un organismo del que ella es miembro. Además, le dijo que pueden responder sus preguntas los peritos durante el juicio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.