Periné consciente, un proyecto que nació del maltrato obstétrico de dos francesas en la Argentina

Una historieta del blog Periné consciente
Una historieta del blog Periné consciente Crédito: Daniela Kantor
Daniel Gigena
(0)
17 de febrero de 2018  • 00:26

Dos jóvenes mujeres francesas, Angélique Delasalle Hanacek e Isabelle Laumonier, llegaron a la Argentina en 2011, ambas por amor. Angélique estaba casada con un argentino, e Isabelle, de novia con otro por ese entonces. En Buenos Aires se conocieron y se hicieron amigas. Poco tiempo después, las dos dieron a luz. A partir de la experiencia de ser madres en Buenos Aires, crearon el proyecto "Periné consciente", vinculado con las experiencias poco afortunadas de ser mujeres y madres que habían padecido maltrato obstétrico al momento de parir.

"Fueron debidos a ignorancia de ambas partes –dice Isabelle a LA NACION-. Las dos sufrimos problemas significativos con el periné después de nuestro parto. Cuando mencionamos nuestros síntomas, ningún profesional del cuerpo médico supo proponer soluciones. De hecho, para ellos nuestro problema no existía."

Se llama periné o suelo pélvico al conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en la parte inferior. La función del suelo o piso pélvico es sostener los órganos de la pelvis (vejiga y uretra, útero y vagina, y también el recto) en la posición adecuada para un funcionamiento normal. El embarazo, pero además la obesidad y los deportes extremos pueden afectar el suelo pélvico.

Angélique Delasalle, junto a sus hijos
Angélique Delasalle, junto a sus hijos Crédito: Daniela Kantor

En las consultas, las dos tuvieron que escuchar comentarios del estilo: "De qué se queja, señora, ¡hay muchas otras mujeres que tienen prolapsos y que no dicen nada!" o "Si querés, te hago una receta para sesiones de rehabilitación del piso pélvico. Pero no tengo a nadie para recomendarte". Los emisores eran ginecólogos. No faltó quien les preguntara: "¿Rehabilitación del piso qué?"

De inmediato, empezaron a compartir lo que les pasaba y a comparar la información que recibían las mujeres francesas. "Nos pareció una verdad evidente que ninguna patología del piso pélvico se puede calificar de normal", dice Angélique.

Surgió así la idea de una investigación en común. Leyeron literatura médica específica para entender la anatomía, las funciones, las patologías, la prevención y los tratamientos aplicables a los inconvenientes del piso pélvico. "También quisimos conocer lo que sabían las mujeres en la Argentina sobre el tema, y lo mismo en Francia", agrega Isabelle.

Crearon una encuesta online bautizada "Periné, ese desconocido". a la que respondieron cien mujeres argentinas y cien francesas. A continuación, entrevistaron a varios profesionales en la Argentina, entre ellos ginecólogos, urólogos, uroginecólogos, obstetras, sexólogos, osteópatas, kinesiólogos, parteras, psicólogos y un profesor de yoga. La suma de ese trabajo de investigación se ofreció en una plataforma virtual. El blog está dedicado exclusivamente al piso pélvico: definición, patologías, malas costumbres cotidianas que lo dañan, efecto del embarazo y del parto sobre los músculos.

"Nuestro blog es una herramienta de autodescubrimiento anatómico, pero también un espacio de cuestionamiento sobre la relación doctor-paciente, la salud pública, la sexualidad femenina y el lugar y el papel de la mujer en la sociedad occidental", comenta Angélique. ¿El objetivo? Conocer y cuidar esa zona anatómica esencial para el crecimiento y empoderamiento de las mujeres.

Una historieta del blog Periné consciente
Una historieta del blog Periné consciente Crédito: Daniela Kantor

"Lo que llamó mucho nuestra atención fue la ausencia de respuesta médica frente a nuestros problemas –dice Isabelle-. Ambas vimos a varios obstetras, ginecólogos, urólogos y llamamos a cantidades de consultorios de kinesiología, sin que nadie nos diera ninguna respuesta, ni siquiera una buena derivación hacia un especialista de los trastornos del piso pélvico. Sin embargo, cuando empezamos a investigar para el proyecto, encontramos que en la Argentina hay profesionales calificados, aunque son pocos visibles."

Entrevistaron a diez médicos especializados en piso pélvico y que tratan de que su trabajo reciba más visibilidad. "Es un proceso muy lento, por falta de coordinación entre los distintos actores de la salud pública: el Ministerio de Salud, las universidades, los hospitales y las obras sociales. Faltan campañas de concientización sobre los trastornos de piso pélvico desde el Estado –señala Angélique-. Eso generaría un cambio a nivel nacional."

Mientras tanto, en Francia, la situación es bien diferente. Desde 1985, la rehabilitación del piso pélvico está incluida en el sistema de seguro de salud público. Esto quiere decir que cada mujer, seis semanas después del parto puede hacer de manera gratuita y con profesionales certificados sesiones de rehabilitación del piso pélvico. La rehabilitación está en general a cargo de kinesiólogos o parteras-kinesiólogas. A su vez, revistas o programas de televisión dedicados a la salud suelen brindar espacio para hablar del tema, mediante crónicas o entrevistas a mujeres y profesionales. "Nos dimos cuenta de que incluso en ese marco favorable, el tema del piso pélvico y sus patologías sigue siendo tabú y los conocimientos de las mujeres, demasiado aproximativos."

Isabelle Laumonier, junto a su hija
Isabelle Laumonier, junto a su hija Crédito: Daniela Kantor

Uno de los trastornos más conocidos del piso pélvico es la incontinencia urinaria. En 1998, en Mónaco, durante el primer Congreso Internacional sobre incontinencia auspiciado por la Organización Mundial de la Salud, el profesor Paul Abrams indicó que ese era un verdadero tabú del siglo XX. La incontinencia urinaria representa la patología más frecuente vinculada al piso pélvico. El porcentaje de mujeres que la sufren llega al 40%. Otro tipo de trauma es el prolapso, es decir, el descenso de uno o más órganos hacia el orificio de la vulva. Otros trastornos conocidos son el vaginismo o dispareunia y los dolores pélvicos crónicos. Todas esas patologías afectan de manera profunda la salud física y psíquica de las mujeres. "Al ser tan tabúes, generan un sentimiento de vergüenza y de pérdida de dignidad muy importante", dice Isabelle.

El blog cuenta con la colaboración de la historietista e ilustradora Daniela Kantor. Por medio del personaje de Juana, heroína de la historieta Subiendo al perineo, las lectoras reciben información útil sobre el tema. Otra colaboradora destacada es Chloé Michalakis, profesora de hatha yoga y mindfulness en San Telmo. Con ella, empezaron hace poco a proponer videos de ejercicios relacionados con el piso pélvico.

Isabelle y Angélique piensan en publicar un libro con los materiales recopilados. "Falta encontrar una editorial que se interese por el tema –dice Isabelle-. Es imprescindible difundir más informaciones sobre el papel del piso pélvico en la vida cotidiana. ¡Puede ayudar de forma significativa a todas las mujeres!"

Si bien los hombres también tienen padecen trastornos del piso pélvico, las dos amigas prefirieron abocarse a lo que más conocen: las patologías del piso pélvico femenino y los tratamientos adecuados para superarlas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.