Procesaron al "señor de los cielos" rosarino como jefe de un clan narco

Luis Paz, cuyo hijo Martín fue acribillado por Los Monos en 2012, está acusado también por el lavado de dinero originado en la comercialización de drogas
Germán de los Santos
(0)
30 de diciembre de 2018  

ROSARIO.- A Luis Paz, quien está detenido en el penal de Marcos Paz , los miembros de la organización lo llamaban el "señor de los cielos", un apodo grandilocuente en honor al mexicano Armando Carrillo Fuentes, líder del cartel de Juárez. Paz, padre de Martín, alias "Fantasma" quien fue acribillado en la guerra narco que iniciaron Los Monos en Rosario en 2012, fue procesado por el juez federal Francisco Miño como jefe de una organización dedicada al tráfico de estupefacientes y por lavado de dinero de origen ilícito.

Junto a Paz, a quien la Justicia le trabó un embargo de $1.200.000, fueron procesados dos hombres de su extrema confianza, el arquitecto Andrés Canteli y Hugo Díaz, alias Gali, y otras tres personas oriundas de Villa Constitución, en el sur de Santa Fe. Todos están detenidos desde el 10 de diciembre pasado cuando las fuerzas federales realizaron 27 allanamientos que pidió el fiscal federal Walter Rodríguez.

La detención de Luis Paz, que se produjo en un departamento en pleno centro de Rosario, se concretó cuatro días después de que el Tribunal Oral de Rosario condenara a 15 años de prisión al líder de Los Monos Ariel "Guille" Cantero. Miembros de esa organización narcocriminal afirman desde hace tiempo que la "persecución" contra la familia Cantero se debió a un plan para dejar el territorio liberado a Paz, a quien -según las escuchas telefónicas de la megacausa de Los Monos- los Cantero intentaron asesinar en el casino de Santa Fe.

Paz, de 63 años, quien vivía en el country Los Molinos en la capital provincial, era exmanager de boxeo y empresario ligado al transporte. Está acusado de ser el jefe de una organización narco cuyos dividendos blanqueaba en los circuitos legales de Santa Fe. Se cree que este hombre, que está sospechado de costear dos viajes a Estados Unidos al juez Juan Carlos Vienna, quien investigó a Los Monos, retomó las riendas del negocio narco que dejó su hijo Martín, luego de ser acribillado en un BMW Z4 el 8 de setiembre de 2012 en el centro de Rosario.

Hay dos empresas del núcleo de Paz, como son Paz SRL y La Nueva Esperanza SRL que están siendo investigadas en el marco del presunto delito de lavado de activos provenientes del narcotráfico.

Paz tenía vínculos cercanos con los principales líderes narcos de Santa Fe, como el caso del sargento de policía Oscar Baigoría -detenido en abril de este año- y el Zurdo Sergio Villarroel, preso y condenado por el delito de organización del comercio de estupefacientes por la Justicia Federal.

"Es posible afirmar con suficiente verosimilitud que desde tiempo indeterminado y cuanto menos a partir de abril de 2014 y hasta el 10 de diciembre pasado, Paz llevó a cabo comportamientos compatibles con el de organizador de actividades de tráfico de estupefacientes, caracterizada por la división de funciones y alternancia de algunos de sus miembros ejecutores", sostuvo el magistrado en el fallo de procesamiento.

"Desplegó conductas vinculadas con el almacenamiento, monitoreo del traslado y control de calidad del material ilícito, como así también el aporte de la logística necesaria para ello. Dichas conductas las ejecutó (Paz) de manera personal y también las delegó en ciertas personas de su círculo de confianza", agregó el juez Miño.

El fiscal Rodríguez pidió ampliar las indagatorias de Paz y Cantelli al descubrir que también estarían vinculados con una camioneta Peugeot Boxer blanca, que estaba estacionada a metros de donde vive el arquitecto, en el barrio Siete Jefes, con 144 kilos de marihuana.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.