Pruebas PISA: la Ciudad de Buenos Aires sacó las mejores notas

Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
Soledad Vallejos
(0)
3 de diciembre de 2019  • 15:18

Las pruebas PISA no tienen preguntas estrictamente de tipo académico. Tampoco están formuladas bajo el formato de multiple choice. Esta evaluación internacional, que se toma cada tres años a estudiantes de 15 años, busca estimar las capacidades de los alumnos para comprender, resolver y comunicar resultados en situaciones del mundo real, en las áreas de lectura, matemática y ciencia. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó hoy los resultados para la edición 2018, donde la Argentina, a nivel general, obtuvo un pobre desempeño.

En PISA 2018, participaron un total de 79 países y economías independientes. En el caso de la Argentina, se presentaron por primera vez como regiones adjudicadas las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Tucumán. También lo hizo la Ciudad de Buenos Aires (CABA), que ya había sido evaluada por PISA en 2012 y 2015. Sin embargo, es preciso mencionar que en 2015 la Argentina fue excluida por la OCDE porque consideró insuficiente la muestra tomada, y en consecuencia no publicó de manera oficial sus resultados.

¿Cuáles de las cinco regiones tuvo en esta edición el mejor desempeño? La Ciudad de Buenos Aires lidera el ránking del país. Fue CABA, que participó con una muestra representativa de 81 establecimientos, 39 de gestión estatal (incluyendo escuelas de la Dirección de Educación Técnica, Media y Formación Docente) y 42 de gestión privada, la que sacó mejores notas en los tres ítems: lectura, matemática y ciencia. En la otra vereda, Tucumán resultó la más desfavorecida, también en todas las áreas.

En cada edición, PISA hace foco en una de las áreas que se considera dominio principal. En 2018 fue lectura. Y como sucede en todas las pruebas, los resultados se presentan con un valor numérico y una clasificación en distintos niveles, que van del 1 al 7, con excepción de matemática, en donde el máximo es 6.

La Ciudad de Buenos Aires obtuvo 454 puntos en lectura, por encima de Córdoba, con 427; Provincia de Buenos Aires, 413 y Tucumán, con 389 puntos. También sacó ventaja con el promedio nacional, que en este caso fue de 402 puntos, cinco puntos más que en 2012, pero que aun así refleja una situación difícil. Esa nota significa que el 52,1% de los estudiantes de todo el país se encuentra en el nivel 1 o por debajo de este, lo que implica que solo han podido realizar las tareas más simples frente a los textos presentados. Que los chicos comprenden todo lo que se desarrolle en el plano de los datos explícitos.

En el caso de CABA, los 52 puntos de diferencia con respecto al promedio nacional reflejan un aumento del porcentaje de alumnos que se ubicó en el nivel 2, que representa el umbral mínimo de desempeño suficiente para cada una de las áreas. También hay una mayor cantidad de estudiantes en los niveles 3 al 6. Y solo 3 de cada 10 se quedaron en el piso más bajo.

A nivel nacional, matemática es la asignatura en la que los estudiantes obtuvieron la peor nota, con 379 puntos. También fue matemática el ítem en el que hubo una desmejora significativa en relación con la última medición con la que la Argentina puede comparar sus datos, en 2012. También está por debajo de la media de América Latina, por caso, y los adolescentes de 15 años en Chile les llevan a sus pares argentinos el equivalente a más de un año de escolaridad de acuerdo con los niveles de aprendizaje de matemática obtenidos. Sin embargo, acá también los resultados de CABA son superiores. Muestran una brecha de más de 70 puntos con el puntaje de Tucumán (364); mientras que la brecha entre CABA y provincia de Buenos Aires (387), a favor de la primera, es de 47 puntos.

De acuerdo con el análisis realizado por el Ministerio de Educación porteño, el 57% de los alumnos logró un nivel 2 o superior en matemática, lo que refleja que "saben interpretar y reconocer situaciones en contextos que requieren una inferencia directa; extraer información relevante de una fuente y hacer uso de un modo de representación; emplear algoritmos básicos, fórmulas o convenciones para resolver problemas relacionados con números enteros y hacer interpretaciones literales de los resultados".

La foto de la desigualdad

Más allá del buen rendimiento que puede observarse en la Ciudad, también queda en evidencia en una primera lectura que la desigualdad educativa está instalada entre las provincias. Para Víctor Volman, director técnico del Observatorio Argentinos por la Educación, no puede leerse el resultado de la Ciudad sin tener en cuenta la composición socioeconómica de la región, su mercado laboral, su nivel de desempleo, la educación alcanzada por los padres de los alumnos, el acceso a los servicios básicos y el capital cultural que los alumnos traen de sus hogares. "PISA 2018 demuestra que todos estos factores son determinantes en los niveles de aprendizaje que se puedan alcanzar. Forman parte de los factores asociados, y los alumnos también responden sobre todas estas cuestiones".

Para Volman, el punto es clave. Pone en evidencia que ese mayor peso de la herencia familiar en los resultados es prueba de la ineficacia del sistema educativo para reducir esa inequidad de origen. Podría decirse que el sistema educativo argentino es menos equitativo en la medida en que no puede compensar en la escuela las desigualdades acarreadas desde el hogar.

En el contexto latinoamericano, y mientras que la Argentina está por debajo del puntaje promedio en todas las áreas, con uno de los desempeños más bajos de la región, CABA también se posiciona como el sistema educativo con mejores resultados de todos los países y subsistemas participantes. Además, al comparar la evolución de la puntuación promedio exhibida por CABA entre 2012 y 2018, con las tendencias de la Argentina, América Latina y los países que integran la OCDE en el mismo período de tiempo, la Ciudad es la única que exhibe una tendencia ascendente de manera consistente en las tres áreas evaluadas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.