Qué significa el parte médico de Florencia Kirchner

Crédito: Twitter Cristina Kirchner
(0)
21 de marzo de 2019  • 15:14

Según el parte médico dado a conocer por Cristina Kirchner, los médicos están investigando a su hija Florencia por varios cuadros cuyas causas todavía no están claras.

Florencia se encuentra bajo tratamiento ambulatorio el Centro de Investigaciones Médicas Quirúrgicas (Cimeq) de La Habana, Cuba. Antes de regresar a la Argentina, la expresidenta difundió un resumen de su historia clínica.

Según el documento, Florencia Kirchner padece "un trastorno de estrés postraumático". "La paciente se encuentra realizándose un estudio integral que aún no ha culminado y tratamiento fisioterapéutico diario. Por todo lo anterior no se recomienda viajar", indicaron los doctores Roberto Castellanos Gutiérrez y Charles Hall Smith, que firman el parte.

Pero además, la hija de la exmandataria tiene otros diagnósticos, que también figuran en el documento publicado por su madre.

  • El síndrome purpúrico o "púrpura" es un cuadro caracterizado por la aparición de manchas en la piel de color rojo fuerte que no desaparecen al aplicarles presión. Las manchas se deben a sangrado subcutáneo e incluyen pequeñas lesiones. Pueden tener una gran variedad de causas, que van desde las infecciosas (como el tifus) a enfermedades congénitas o adquiridas, y alteraciones vasculares (como la hipertensión o trastornos de coagulación).
  • La polineuropatía desmielinizante es un trastorno neurológico que se manifiesta por debilidad progresiva y alteraciones de la función sensorial en piernas y brazos. Es causada por daños en la vaina de mielina (la cubierta grasa) que protege las fibras nerviosas de los nervios periféricos. Más común en hombres que en mujeres, sus síntomas más frecuentes incluyen hormigueo o adormecimiento en los dedos de pies y manos, debilidad, pérdida de los reflejos profundos de los tendones, fatiga o sensaciones anormales. La polineuropatía desmielinizante está vinculada con el síndrome de Guillain-Barre y se considera la contraparte crónica de esa enfermedad aguda.
  • La amenorrea es la ausencia de menstruación. Se consideran en amenorrea las mujeres con ausencia de por lo menos tres períodos menstruales seguidos, así como las niñas que no comenzaron a menstruar a los 15 años. La causa más frecuente es el embarazo, pero también puede presentarse por problemas endócrinos y por trastornos de la alimentación, como ocurre en las personas con anorexia.
  • El linfedema es una hinchazón que aparece por lo general en brazos o piernas. Se debe a la obstrucción del sistema linfático, que forma parte del sistema inmunitario. La obstrucción impide que la linfa drene bien; en consecuencia, el líquido acumulado causa hinchazón. Con frecuencia se presenta por la extirpación o el daño de los ganglios linfáticos como parte de un tratamiento oncológico, pero en otros casos la causa no es tan evidente.
  • El parte también consigna como diagnóstico definitivo " trastorno por estrés postraumático", un conjunto de síntomas que aparecen después de un episodio conmocionante e interfieren con las relaciones o el trabajo. Según los Institutos Nacionales de Salud Mental de los Estados Unidos, se manifiesta como necesidad de evasión, hipervigilancia y reactividad, imposibilidad de dejar de revivir mentalmente el acontecimiento traumático (" flashbacks"), pesadillas, palpitaciones, sudoración, pensamientos aterradores, sensación de estar tenso o "con los nervios de punta", dificultades para dormir, problemas de memoria y pérdida de interés en las actividades placenteras. A menudo, el trastorno por estrés postraumático viene acompañado de depresión o ansiedad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?