Quién es Corina de Bonis, la docente que denunció torturas y será indagada por falso testimonio

Es docente de Moreno; en septiembre denunció torturas vinculadas a su actividad política en una escuela; el fiscal del caso cree que mintió
Es docente de Moreno; en septiembre denunció torturas vinculadas a su actividad política en una escuela; el fiscal del caso cree que mintió
(0)
23 de abril de 2019  • 18:48

Corina de Bonis, la mujer que denunció un secuestro y torturas y ahora será indagada por falso testimonio, es docente del Centro Educativo Complementario 801 de Moreno, provincia de Buenos Aires.

Su caso trascendió un miércoles, a mediados de septiembre del año pasado, cuando denunció públicamente que tres hombres que se trasladaban un vehículo rojo por las calles Guemes y Tablada la habían interceptado.

Según De Bonis, eran las cinco de la tarde y regresaba a su casa cuando le pegaron para reducirla, la metieron en un auto, le volvieron a pegar, le pusieron una bolsa en la cabeza y le escribieron con un punzó en el abdomen la frase: "No a las ollas". Luego, siempre según su versión, le advirtieron: "El que avisa no traiciona".

La mujer acompañó su denuncia con una foto de su vientre herido y deslizó que se trataba de una amenaza vinculada a su participación en la instalación de ollas populares en colegios de Moreno para exigir medidas de seguridad edilicias. Poco antes se había producido una explosión por un escape de gas en otra escuela, en la que murieron dos docentes.

La denuncia causó estupor en la sociedad y se inició una investigación judicial, que continuó durante los últimos siete meses.

De Bonis fue llamada a brindar declaración indagatoria
De Bonis fue llamada a brindar declaración indagatoria

Hoy, el fiscal del caso decidió convocar a indagatoria a la docente y también a su colega, María Fuentes, acusadas por falso testimonio.

Según fuentes de la investigación, los peritos concluyeron que "no se observó ninguna maniobra o hecho relacionado con un secuestro, ni la detención de un vehículo rojo. En las imágenes sólo se ve a la señora transitar en la esquina donde denunció que se produjo el ataque. Tampoco se advirtió ninguna actitud relacionada al hecho investigado ni daños físicos aparentes".

Además, el representante del Ministerio Público fundó el llamado a indagatoria de la docente en el informe médico que indicó que: "en caso de que hubiese existido resistencia, forcejeos o movimientos involuntarios de defensa y de la propia circulación del vehículo, hubiesen aumentado la posibilidad de que esas mismas lesiones presentaran otras características, como así también mayor profundidad".

Si bien fundar la imputación el fiscal no se refirió al motivo que habría tenido la docente para realizar la falsa denuncia, incluyó en el dictamen el informe de los psicólogos que entrevistaron a la maestra y que destacaron "inquietudes altruistas y posicionamiento de tinte sacrificial". Los peritos sostuvieron que esta característica de la personalidad de la docente "hicieron dudar de la veracidad del relato, pensando que pudo haber sido influenciada y utilizada por otras cuestiones de naturaleza política".

La investigación también concluyó que no hubo ninguna amenaza telefónica el 23 de agosto pasado contra el colegio 801, como se había denunciado. Los cruces de datos entre el análisis de las llamadas y la declaración de la dueña de la línea desde la que se hizo la única comunicación ese día determinaron que no existió ninguna intimidación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.