Todavía persisten los efectos del desastre

Por el incidente en la planta, aún hay zonas de exclusión
Por el incidente en la planta, aún hay zonas de exclusión
(0)
15 de junio de 2019  

La madrugada del 26 de abril de 1986 parecía una más en la central nuclear de Chernobyl , en Ucrania, que en ese momento formaba parte de la Unión Soviética. Hasta que explotó el reactor número cuatro. Esa noche murieron 31 personas, todos empleados de la planta.

La miniserie de HBO sobre la tragedia volvió a poner en la atención mundial los sucesos de Chernobyl. La ficción indaga en las causas de la explosión del reactor y retrata el clima de fin de época del comunismo en la Unión Soviética, que llegaría cinco años después, en 1991.

La zona recibió 400 veces más radiación que la de la bomba de Hiroshima. Se estima que hasta 2065 habrá problemas de salud en las personas que estuvieron expuestas a la radiactividad. La URSS trató durante varias semanas de ocultar el incidente.

Dirigida por Johan Renck y escrita y producida por Craig Mazin, Chernobyl tiene como personaje principal al director adjunto del más grande centro de investigaciones de la URSS, el científico Valery Legasov, interpretado por Jared Harris ( Mad Men). Y se concentra en el heroísmo de los personajes comunes, como un bombero y una física nuclear (Emily Watson) que investiga las causas de la explosión.

En 2005, 19 años después del accidente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó otro informe, en el que ya se detectaban entre 4000 y 9000 muertes.

A esto se agrega la tragedia de los liquidadores. Después del accidente, unas 700.000 personas se ofrecieron voluntariamente para aislar el núcleo del reactor. Primero arrojando arena desde helicópteros. Luego, voluntarios debían arrojar los escombros desde el techo de uno de los reactores en apenas tres minutos. Recibían dosis de entre 250 y 500 milisieverts, cuando la medida tolerable de radiación para una persona es de entre dos y cinco. Del total de liquidadores se estima que unos 60.000 murieron y otros 150.000 enfermaron con algún tipo de cáncer a lo largo de los años.

La desinformación es otro de los tópicos que realata la miniserie. En la ficción se narra la dolorosa historia de familias que fueron hasta un puente para poder ver la luz que emanaba la explosión de la central. Todos murieron al poco tiempo, incluidos niños. Ese lugar, cercano a Pripyat, la ciudad evacuada, pasó a conocerse como "el puente de la muerte".

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.