Por qué la Villa 31 tiene la población de Bragado y, hasta ahora, no había escuela pública

El Polo Educativo María Elena Walsh también incluirá el ministerio de Educación
El Polo Educativo María Elena Walsh también incluirá el ministerio de Educación Crédito: Jorge Vidal
Nicolás Cassese
(0)
21 de enero de 2019  • 16:36

Horacio Rodríguez Larreta quiere comenzar el próximo año lectivo con buenas noticias en un área que le generó mucho conflicto durante los últimos meses: la educación.

"¿Llegamos no Sole?", le preguntó el jefe de Gobierno porteño a su ministra de Educación, Soledad Acuña, el martes de la semana pasada. Recorrían las obras del Polo Educativo María Elena Walsh, la primera escuela pública que funcionará dentro de la Villa 31, y las dudas de Rodríguez Larreta estaban justificadas. A semanas de que comiencen las clases, el 6 de marzo, la zona está atravesada por excavadoras anfibias, paredes sin terminar y obreros atareados. Pero Acuña le aseguró a su jefe que llegaban. Y Rodríguez Larreta confía.

La primera escuela pública en la Villa 31

01:11
Video

La estructura de ángulos rectos, moderna y luminosa de la nueva escuela -que tendrá 156 vacantes para nivel inicial y 180 para nivel primario- contrasta con las atiborradas construcciones que la rodean y es una muestra de los planes de urbanización para la Villa 31, a la que desde hace un tiempo los funcionarios del gobierno porteño se empeñan en llamar Barrio 31. En el mismo edificio, junto a la escuela, se está construyendo la nueva sede del ministerio de Educación, al que calculan tener funcionando en agosto.

Junto con el Polo Educativo Mugica, que queda a un par de cuadras fuera de la villa y también está siendo reformado para duplicar su oferta de plazas -tendrá 1808 alumnos entre los tres niveles-, el gobierno porteño considera que comienza a saldar una deuda histórica: una escuela pública dentro del predio, algo que, al momento, no existe. La escena de los ómnibus naranjas que todas las mañanas se estacionan en la entrada para llevar a los chicos a escuelas en otros barrios es una de las más elocuentes de la discriminación en infraestructura que siempre tuvieron las villas, incluyendo la 31. "Es como si Bragado no tuviese escuelas", explica Rodríguez Larreta comparando cantidad de habitantes. En la ciudad bonaerense viven 43.000 habitantes, una cifra similar a la censada en la villa.

Habrá 336 vacantes, incluyendo el nivel inicial y el primario
Habrá 336 vacantes, incluyendo el nivel inicial y el primario Crédito: Jorge Vidal

Conflictos

Con conflictos primero alrededor de los planes de reforma para el secundario, luego con el proyecto para crear una universidad docente y, sobre el final del año pasado, por el cierre de escuelas nocturnas, la educación viene siendo un área complicada para Rodríguez Larreta. "El gobierno apostó a la grieta y comunicó poco y mal sus reformas, enfrentó a los docentes, los institutos y las tradiciones locales, no supo crear los espacios puente que requieren las reformas que propuso", explica Axel Rivas, director de la escuela de Educación de la Universidad de San Andrés.

(La de Rodríguez Larreta) ha sido una gestión que no supo manejar las reformas educativas ambiciosas que se propuso.
Axel Rivas, de la Universidad de San Andrés

Algo similar opina Pablo Vitale, coordinador del área de Derecho a la Ciudad de ACIJ: "Es auspicioso que se construyan escuelas ya que se comienza a saldar la falta de vacantes, que es más acentuada en los barrios populares. Pero el proceso en la Villa 31 también fue una oportunidad perdida al no consultar a la población, ni trabajar en las instalaciones educativas ya existentes", dice.

La urbanización de las villas, con la 31 como ícono más visible, es uno de los grandes hitos que le gusta mostrar al jefe de Gobierno. Luego de estar ocho años como brazo ejecutor durante la gestión porteña de Mauricio Macri, Rodríguez Larreta le imprimió su ritmo frenético y su preferencia por grandes obras de infraestructura al mandato en la ciudad.

Junto al Polo Educativo Mugica, la nueva escuela intenta saldar una deuda con la villa
Junto al Polo Educativo Mugica, la nueva escuela intenta saldar una deuda con la villa Crédito: Jorge Vidal

Agenda agitada

La recorrida por el polo educativo fue a las 10 de la mañana, al final de la reunión de gabinete que se había desarrollado dentro de la villa. De ahí, Rodríguez Larreta fue caminando hasta el hotel Sheraton de Retiro, donde tenía agendada otra reunión. En el trayecto revisó lo que será su agenda de inauguraciones durante los próximos meses.

Es cierto que se está generando infraestructura en algunas villas, pero se eligen aquellas en zonas con oportunidades de negocio inmobiliario a su alrededor.
Pablo Vitale, de ACIJ

A la escuela de la villa le seguirá la más imponente de las obras de la ciudad, el Paseo del Bajo, que se inaugurará en mayo. Luego, los viaductos de las líneas de tren Mitre, en abril, y San Martín, en julio. La inauguración de la nueve sede del ministerio de Educación será en agosto y, para fin de año, el segundo emisario del arroyo Vega. Vitale, de ACIJ, reconoce el impulso de obras de la gestión de Rodríguez Larreta, pero se pregunta si éstas generarán una ciudad más inclusiva o, por el contrario, más desigual. "Es cierto que se está generando infraestructura en algunas villas, pero se eligen aquellas en zonas con oportunidades de negocio inmobiliario a su alrededor. No está claro cuál es el lugar de los sectores populares en una ciudad cada vez más cara", dice.

Ajeno a las críticas, Rodríguez Larreta planea usar estas obras como su plataforma de campaña. Los autos que se sumergen en el Paseo del Bajo para descomprimir el caos de tránsito del centro y los trenes que se elevan en viaductos para liberar las calles de las molestas barreras serán argumentos de peso en comparación con otras administraciones, como la nacional y la bonaerense, atravesadas por las malas noticias que trae la economía.

De hecho, en el gobierno de la ciudad dicen tener 20 puntos de ventaja sobre la gestión de Macri en las encuestas de valoración. Esa es una de las razones por las que Rodríguez Larreta no parece demasiado ansioso por separar su elección de la nacional. Confía que, incluso yendo en la misma boleta que Macri, se reelección no corre riesgos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.