Your browser does not support javascript

Un activista estadounidense pasó un año comiendo sólo lo que encontraba en la basura