Un fenómeno habitual que produce miles de víctimas en el mundo

Las tormentas eléctricas se pueden prever, pero no la intensidad y el lugar en el que caen los rayos
(0)
10 de enero de 2014  

La caída de rayos que afectó ayer a la localidad de Villa Gesell y provocó al menos tres víctimas mortales es un fenómeno habitual que se da durante una tormenta y que provoca más muertes en el mundo que otros fenómenos meteorológicos severos. En la Argentina hay una tormenta eléctrica cada cinco días. Significa que, en promedio, son 65 días al año en los que pueden producirse tragedias como la ocurrida ayer en Villa Gesell, en la que murieron tres personas al recibir la descarga de un rayo.

Si bien las tormentas eléctricas pueden pronosticarse con suficiente anticipación, según la mayoría de los especialistas es imposible predecir dónde y cómo caerán rayos. No obstante, algunos países cuentan con servicios de monitoreo y alerta de rayos, como el vecino Brasil, que tiene uno de los registros más altos de caída de rayos, junto con Colombia y el sudeste asiático: 70 días al año.

Ante esta situación, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) aconseja refugiarse en lugares cubiertos preferentemente de material cuando a simple vista se advierte actividad eléctrica en la atmósfera que puede dar lugar a descargas a tierra. Según Claudia Campetella, gerente de servicios a la comunidad del SMN, "este tipo de tormentas son usuales en la zona centro y nordeste del país, que tiene una frecuencia de registro eléctrico que la ubica entre las más activas del mundo". Para Mario Benedetti, ingeniero e investigador del Conicet, el impacto de la caída de un rayo "puede extenderse hasta 200 o 300 metros" del lugar en el que se produce la descarga.

Los especialistas relacionan la caída de rayos con las altas temperaturas y la humedad, como fue el caso de Villa Gesell, que vivió varios días calurosos que terminaron con una larga lluvia ayer.

El rayo que cayó en el balneario Afrika fue producto de una "repentina tormenta aislada con un gran movimiento ascendente de aire y agua y gran actividad eléctrica", según Campetella. "El fenómeno, que no se pudo detectar vía radar porque no tiene alcance hasta la zona, sino que fue seguido por imagen satelital, se debió a una tormenta aislada de repentino desarrollo", afirmó la especialista.

"La tormenta hizo un rápido desarrollo y un fuerte movimiento ascendente y descendente de aire y agua que al llegar a la superficie provocó ráfagas muy intensas. La nubosidad fue de 12 kilómetros. Una altísima nubosidad que en su interior desarrolló también una intensa actividad eléctrica", agregó Campetella.

El rayo es una poderosa descarga electroestática natural producida durante una tormenta eléctrica, que genera un "pulso electromagnético" y es acompañado por la emisión de luz (el relámpago), causada por el paso de corriente eléctrica que ioniza las moléculas de aire, y por el sonido del trueno, desarrollado por la onda de choque.

Según el SMN, existen varias medidas a tomar como precaución durante una tormenta eléctrica para evitar ser alcanzado por un rayo. En esa circunstancia, las personas deben evitar salir de sus hogares, autos o refugios. En caso de permanecer en el interior de una casa, hay que mantenerse lejos de las ventanas y puertas abiertas, chimeneas, estufas, piletas de lavar y tuberías, y no estar en contacto con artefactos eléctricos. Una persona que sienta una descarga eléctrica (su cabello se erizará o sentirá un hormigueo en la piel) es posible que esté próxima a ser impactada por un rayo y en ese caso debe tirarse de inmediato al suelo.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.