Un sismo de 3,8 grados hizo temblar el sur del conurbano bonaerense

Barrio privado La Horqueta de Echeverría
Barrio privado La Horqueta de Echeverría Fuente: Archivo
Ocurrió ayer a las 10.27, y el epicentro fue en una zona de barrios privados en Esteban Echeverría; no se registraron heridos ni daños graves
María José Lucesole
Rosario Marina
(0)
1 de diciembre de 2018  

LA PLATA.- Un sismo de 3,8 grados de magnitud en la escala de Richter sorprendió ayer a la mañana a los vecinos del sur del conurbano bonaerense y la capital provincial. Hubo rajaduras de pisos y varias personas decidieron dejar su oficina en distintas ciudades por temor a réplicas, aunque no se registraron heridos. Especialistas confirmaron que se trató de "un evento sísmico local de tipo tectónico" y que es una situación poco común en la zona.

El sismo ocurrió a las 10.27 de la mañana, a 25 kilómetros de profundidad. Según el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres), la ubicación exacta fue en las coordenadas -34.904 de latitud y -58.483 de longitud, a 32 km al sur de la ciudad de Buenos Aires, 50 km al oeste de La Plata y 140 km al este de Chivilcoy.

El epicentro del sismo fue muy cerca de las inmediaciones del barrio privado La Horqueta, en Esteban Echeverría . "Se sintió como una bomba -dijo Cristian Mede de Bien, constructor del barrio-. Se movió toda la casa. En una ferretería de acá cerca se cayeron todas las cosas del primer piso al suelo".

Gabriela Morales, empleada de ese mismo barrio, contó: "Estaba sentada en la escalera y sentí que se movía todo el piso". Los intendentes de Esteban Echeverría, Almirante Brown, San Antonio de Areco y La Plata informaron que no hubo heridos ni daños de gravedad. Por su parte, el ministerio de Seguridad provincial también afirmó que no hubo heridos y tampoco evacuados.

Nahuel Bonilla sintió como si un avión pasara rasante por el techo de su casa. Así se vivió el temblor en su zona. Vive en el barrio Santa Inés, de Esteban Echeverría.

Cuando ocurrió, Verónica Batista estaba en Guernica, a unos pocos kilómetros del epicentro. Ella también se sorprendió con el temblor: no sabía qué era lo que pasaba. "Fue horrible. Sonaron todos los vidrios", dijo.

En la Escuela Nacional de Quilmes, evacuaron a todos los alumnos de forma preventiva. A Carlos, un vecino del mismo partido, se le rajó el piso del patio.

Lo mismo ocurrió en la parte de atrás del edificio del Servicio Penitenciario Bonaerense, en la ciudad de La Plata. Apenas se sintió el temblor, las autoridades decidieron evacuar a todo el personal de manera preventiva. En las veredas de las oficinas, ubicadas en las calles 6 y 35, se veía gente con cara de preocupación.

"Se dio aviso a la Dirección de Infraestructura del Servicio Penitenciario y a la Dirección de Defensa Civil y a personal de ambos organismos. Tras recorrer el lugar, constataron que no había daños mayores en el edificio, a excepción de rajaduras en el hall central en la puerta de entrada, de tamaño menor. Se constató también que no hubo heridos de ninguna consideración", explicaron fuentes penitenciarias. Luego hicieron un relevamiento en las 55 dependencias penitenciarias de la provincia para verificar si había existido una situación similar, pero nada había ocurrido. En el edificio rajado se dispuso que hubiera guardias mínimas por si había réplicas.

En las oficinas del Ministerio de Seguridad, a menos de 20 cuadras de allí, también se sintió fuerte el temblor pero no hubo desalojo. "Se sintió muchísimo y salimos para ver qué era. Llamamos a intendencia de acá y no sabían nada", dijo una de las empleadas. El miedo, allí, era particular: debajo de esas oficinas hay armas, balas y chalecos. " Nos asustamos pensando que podía explotar eso", dijeron.

Pero también hubo quienes ni siquiera se enteraron y solo empezaron a alertarse cuando llegaban los WhatsApp con la pregunta: "¿Sentiste el temblor?".

"Estábamos tomando mate y sentimos como que vibró algo. Pensamos que había pasado un camión o algo por la calle. Fue raro", dijo Georgina Galdame, que trabaja en un estudio contable en las calles 11 y 47 de La Plata. "Miramos por las ventanas y no vimos nada raro, así que seguimos con lo nuestro. Igual te marea un poco", contó.

En el Ministerio de Salud, en 51 entre 17 y 18, sintieron como si estuvieran moviendo muebles en el piso de arriba. Y en las redes sociales circularon videos donde se veían animales sorprendidos por el temblor.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.