Una nueva ley permite a los ciegos entrar a los espacios públicos y privados con sus perros