Vuelta a clases: la Provincia rechazó la propuesta de San Isidro

Las clases se interrumpieron el lunes 16 de marzo, cinco días antes de que se declare el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO)
Las clases se interrumpieron el lunes 16 de marzo, cinco días antes de que se declare el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
José María Costa
(0)
1 de octubre de 2020  • 16:19

El debate por el regreso a clases presenciales comenzó a crecer del otro lado de la General Paz. Este jueves, la administración de Axel Kicillof rechazó el pedido del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, que había presentado un protocolo propio para el regreso a las aulas.

Según un parte de prensa enviado por el intendente de zona norte, a través de su Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, dirigida por Agustina Vila, se denegó el regreso de clases presenciales en San Isidro.

La semana pasada, Posse había enviado al gobierno provincial un protocolo detallado y una solicitud para que en el distrito de San Isidro, que concentra el 40% de la educación pública y privada de la Provincia, se vuelva a las aulas.

Vila respondió a través de una carta, a la que tuvo acceso LA NACION. "Las experiencias recabadas a nivel internacional y las experiencias transitadas a la fecha en nuestro país permiten arribar a las siguientes conclusiones", indica la carta, y detalla:

  1. La contención de la circulación comunitaria es un factor clave para evitar que el desplazamiento y la permanencia de estudiantes y docentes en las escuelas conviertan a esta población en vectores de contagio;
  2. Las medidas de protección sanitaria y de higiene son insuficientes por sí mismas si no se cuenta con el piso básico de contención comunitaria del virus;
  3. Una vez que la circulación comunitaria del virus se logra contener a niveles bajos o nulos es posible aplicar protocolos sanitarios y lineamientos de gradualidad que conduzcan a una reapertura de los establecimientos educativos para el desarrollo progresivo de encuentros presenciales.

En diálogo con LA NACION, Posse dijo: "Nosotros pensamos que el protocolo que presentamos es lo suficientemente científico como para garantizar la seguridad de los educadores, los niños y sus familias. Trabajamos muchos meses en esto. Estamos abiertos a que sea un regreso intermitente: es decir, que en función de cómo sea el resultado, se vuelva al estado inicial de clases no presenciales, y luego retornar".

"En la carta, la Directora General de Cultura y Educación explica que las clases presenciales solo podrán volver cuando el nivel de transmisión comunitaria sea bajo o nulo, según lineamientos del Consejo Federal de Educación, por lo que en San Isidro y en cualquier localidad en la que no haya baja o nula transmisión comunitaria, no se podrá hacer el regreso presencial a clase", dijo el intendente, y agregó: "Yo sostengo que si esas son las condiciones, entonces estamos ante un escenario que podría suspender el regreso presencial a las aulas sin ninguna certeza de tiempo, ya que como vimos el virus no ha podido ser controlado a niveles bajos o nulos en casi ningún lugar del mundo".

Según la administración del partido de zona norte, su propuesta se basó en el procedimiento establecido por la administración de Kicillof. Además, Posse insistió: "Sigo pensando que lo importante es aprender a convivir con el coronavirus y con protocolos muy estrictos, permitir la vuelta a la normalidad de las distintas actividades que hacen a la salud económica, física y mental de una población. Incluida la vuelta presencial a las clases".

En tanto, desde la administración de Kicillof dijeron a este medio: "Si fueran lógicos entenderían que necesitamos el aval de Presidencia, pero no les importa nada. Solo hacer política".

Desde Educación provincial agregaron: "La presentación de los protocolos es un paso más para seguir avanzando en la planificación y organización del sistema educativo para que podamos volver a las clases presenciales en forma segura, cuando las condiciones epidemiológicas lo permitan. Mientras avanzamos también para fortalecer la continuidad pedagógica y las trayectorias educativas de quienes por distintas razones vieron su continuidad pedagógica interrumpida o afectada".

Qué dice el protocolo de San Isidro

Entre las particularidades que plantea el protocolo presentado por San Isidro a la Provincia se indica que se trabajará con "grupos de alumnos por aula" conformados de manera tal que el número permita cumplir con el distanciamiento necesario.

"Por ejemplo, un curso con 30 estudiantes puede llegar a dividirse en dos grupos (A y B) los cuales asistirán en días o semanas diferentes de acuerdo con las decisiones logísticas y/o pedagógicas que se tomen en cada caso", explicaron desde el municipio, y agregaron: "Estos grupos no deben mezclarse, e incluso deben mantenerse los grupos separados en los ámbitos comunes, recreos, comedores, etc. En caso de presentarse un caso sospechoso, todo el grupo al cual pertenece el mismo deberá abstenerse de asistir a clase hasta que se confirme o descarte la infección de coronavirus Covid-19. De confirmarse, el grupo de alumnos deberá considerarse contacto estrecho del caso confirmado y, en consecuencia, respetar el aislamiento que determine la autoridad sanitaria. Si se descarta, todo el grupo se reintegra a clase según la organización prestablecida. El docente que haya mantenido el distanciamiento de seguridad adecuado con el grupo podrá seguir dando clases al otro grupo".

También incluye una estrategia de "burbuja" y que se basa en la posibilidad de mantener grupos (cuyos integrantes tendrán el distanciamiento físico adecuado entre sí) diferenciados en toda la instancia educativa, o sea, dentro del aula y los espacios comunes del establecimiento.

"Los estudiantes que pertenecen a la burbuja deberán realizar el aislamiento hasta que se confirme o descarte el caso sospechoso. Ante la confirmación deberán respetar el aislamiento durante 14 días a partir de la última exposición con el caso confirmado", dice el protocolo.

Para diseñar los grupos o burbujas, los establecimientos educativos deberán tener en cuenta:

  • El ingreso y egreso de las instalaciones, sin generar aglomeración de personas.
  • El tiempo asignado para la realización de las actividades.
  • El tiempo suficiente para garantizar la aplicación de los procedimientos de limpieza y desinfección de las instalaciones antes, durante y después de la clase.
  • Disponer de bloques de 60 a 90 minutos entre cada jornada para la correcta desinfección y ventilación de los ambientes.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.