Así funciona la estación de drones autónomos para el envío de estudios clínicos

El sistema desarrollado por Matternet simplifica la entrega y recepción de cargas con estudios médicos, que evita la interacción del personal con una estación especial para el aterrizaje y despegue de drones
El sistema desarrollado por Matternet simplifica la entrega y recepción de cargas con estudios médicos, que evita la interacción del personal con una estación especial para el aterrizaje y despegue de drones
(0)
12 de marzo de 2020  • 12:14

La estación desarrollada por Matternet permite que los drones autónomos puedan operar de forma simple en el circuito de envío y recepción de estudios clínicos. En una primera etapa estará disponible en hospitales y centros médicos de Estados Unidos y Suiza.

De esta forma, la firma asegura que su sistema autónomo aéreo permitirá que los hospitales y sus proveedores puedan trabajar de forma ágil, rápida y segura sin necesidad de utilizar el transporte terrestre. "Nuestra visión es ofrecer una conexión rápida entre los centros médicos con la tecnología de transporte más veloz disponible a la fecha", dijo Andreas Raptopoulos, CEO de Matternet, en un comunicado publicado por la compañía .

La plataforma desarrollada por Matternet se complementa con un software online que permite realizar una identificación y seguimiento de las muestras a enviar. A su vez, facilita la interacción con el sistema de transporte, ya que reduce al mínimo la interacción con el dron al simplificar el uso de la estación para la entrega y recepción de las cargas, con un uso disponible solo para el personal autorizado.

A su vez, la estructura, de tres metros de alto, permite el despliegue seguro del vehículo aéreo autónomo tanto en el despegue como en el aterrizaje de forma precisa. También cuenta con un sistema automatizado para el recambio de baterías de dron.

De forma previa, Matternet había presentado hace un año una plataforma de entrega de estudios médicos con drones junto a la firma UPS en el centro médico WakeMed , ubicado en el área metropolitana de Raleigh, Carolina del Norte. El sistema fue utilizado para trasladar muestras sanguíneas entre diversos edificios, una iniciativa que se convirtió en la primera en su tipo en utilizar de forma comercial los vehículos aéreos controlados a distancia.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.