Bajo el mismo techo: Android y Windows se meten en los equipos híbridos