Blocks avanza en su intención de ofrecer un reloj inteligente modular

Es un smartwatch que permitirá agregar funciones enganchando módulos en la correa; logró el apoyo financiero que buscaba en Kickstarter; estará listo en mayo próximo
Los módulos del reloj Blocks funcionan como correa y son los agregan nuevas funciones
Los módulos del reloj Blocks funcionan como correa y son los agregan nuevas funciones
Es un smartwatch que permitirá agregar funciones enganchando módulos en la correa; logró el apoyo financiero que buscaba en Kickstarter; estará listo en mayo próximo
Ricardo Sametband
(0)
14 de octubre de 2015  • 13:20

Hace un año nació Blocks, el primer reloj inteligente que se acercaba al mundo de los smartwatch con una visión modular, al estilo del Proyecto Ara de Google, el europeo Puzzlephone y otros; en donde los usuarios pudieran elegir qué elementos tiene el dispositivo, ir actualizándolo parcialmente (cambiando una pieza o función, y no todo el equipo), etcétera.

Desde entonces sus creadores siguieron trabajando, y ayer llegó a Kickstarter, la plataforma de financiamiento colectivo, buscando apoyo financiero para seguir desarrollando la plataforma. Su objetivo era recaudar 250.000 dólares en preventas, y lo logró en unas horas; ya está cercano a los 600.000 dólares, y todavía le queda un mes para buscar más interesados en este reloj, que incluye -si se hace realidad- la posibilidad de elegir sumarle al smartwatch un sensor biométrico, un GPS, más batería, etcétera. A largo plazo tendrán también otros formatos de pantallas.

Por supuesto, y como saben en Phonebloks y otras plataformas de dispositivos modulares, plantear un diseño así es muy atractivo: un dispositivo electrónico que nunca queda obsoleto porque está en renovación permanente. Pero el diseño modular tiene una penalización (hay que destinar espacio en el dispositivo a los conectores, lograr que no haya problemas con los drivers de cada módulo, etcétera) y una incógnita: sin gran variedad de módulos, no tiene sentido el concepto.

Según sus creadores, ya tienen varios socios creando los módulos para complementar las funciones, para una plataforma que es abierta (cualquier empresa puede, en teoría, crear un módulo para este reloj).

Los módulos son eslabones en la correa, antes que elementos dentro del reloj en sí, lo que facilita agregarlos o cambiarlos. Admitirá entre tres o cuatro módulos en la correa, dependiendo del tamaño de la muñeca del usuario, aunque por esto mismo -es decir, por el impacto que esto tiene en el aspecto del reloj- el Blocks parece ir en un sentido ligeramente distinto al de sus competidores, que apuestan por un aspecto lo más cercano a un reloj tradicional posible; aquí será más difícil (por ahora, al menos) esconder que se trata de una computadora adosada a la muñeca del usuario.

El reloj será compatible con Android y con iOS, tendrá una autonomía de entre uno y dos días, una pantalla táctil, Wi-Fi y Bluetooth, y ya cuenta con el apoyo de ARM, Compal y otras compañías. Si todo sale bien, estará disponible en mayo próximo a un precio base de 195 dólares.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.