Facebook presentó Libra, una criptomoneda para pagos en Whatsapp y Messenger que estará lista en 2020

Nathaniel Popper
Mike Isaac
(0)
18 de junio de 2019  • 12:16

SAN FRANCISCO (The New York Times).- Una criptomoneda que hasta ayer era un gran secreto. Eso fue lo que anunció Facebook como parte de un ambicioso plan para crear un sistema financiero alternativo. La iniciativa, comunicada ayer con 27 socios, tan diversos como Mastercard y Uber, podría enfrentar el escepticismo de los que cuestionan la utilidad de este tipo divisas y de otros que desconfían del poder que acumuló la empresa. Libra, la criptomenada en cuestión, también tendrá que superar las preocupaciones respecto de que Facebook no protege la información privada de sus usuarios.

Esa esa una tarea fundamental para un banco o cualquiera institución que administre transacciones financieras.

Sin embargo, si el proyecto, que Facebook espera lanzar el año que próximo, llegara a concretarse, sería el intento más avanzado de una compañía grande de ingresar al mundo de las criptomonedas. Este universo es conocido por las inversiones especulativas a través de fichas digitales como el bitcoin y por el comercio electrónico ilegal, tal como la compra online de drogas.

La compañía tiene altísimas esperanzas de que Libra se convierta en la base de un nuevo sistema financiero no controlado por quienes detentan el poder hoy en Wall Street o por bancos centrales.

Las empresas que participan de Libra
Las empresas que participan de Libra

"Da la sensación de que es el momento de que haya un sistema mejor", dijo en una entrevista David Marcus, jefe de investigaciones de tecnología de Blockchain. "Esto es algo que podría ser un cambio profundo para el mundo entero", agregó.

Marcus y otros ejecutivos de Facebook tuvieron entrevistas con la prensa antes de presentar su proyecto en la histórica casa de la moneda de San Francisco (Mint).

Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook, se refirió en los últimos años a su fascinación por las criptomonedas. Y hace pocos meses prometió que ofrecería a los usuarios una mayor privacidad en servicios, como Facebook, Instagram y WhatsApp.

Pero mejorarla hará que Facebook ofrezca una mayor dificultad para mostrar a los usuarios avisos adecuados a sus intereses. Una red financiera virtual sería una nueva fuente de ingresos para la compañía si caen las ventas de avisos.

El sistema de pagos también ayudaría a Facebook y a otras compañías de los Estados Unidos a competir por transacciones financieras en países en desarrollo, donde WeChat, desarrollada por la compañía Tencent, ya ofrece un sistema de pagos muy rentable.

Al contratar a Markus, que fue presidente de Paypal antes de unirse a Facebook, Zuckerberg tiene a una persona con experiencia en el manejo de un sistema de pago alternativo.

Credibilidad

El proyecto apuesta por ganar en credibilidad, sobre todo en los escépticos. La ficha digital Libra tendrá respaldo directo de monedas oficiales como el dólar o el euro, según un trabajo que describe la tecnología. Por lo que a diferencia del bitcoin, la criptomoneda más conocida, no fluctuara en su valor más que las divisas del mundo real, y no es probable que resulte atractiva para los especuladores.

Libra -cuyo nombre refiere a la medida de peso romano que en un tiempo se usaba para acuñar monedas- se podrá adquirir a través de Calibra, otra subsidiaria de Facebook. Para acceder a la divisa, se estima que los usuarios tengan que mostrar una identificación oficial, como una licencia de conducir, lo que se prevé que no sea atractiva para transacciones en el mercado negro.

Facebook también toma distancia de la administración directa de Libra. El proyecto será manejado por una organización sin fines de lucro de Suiza, la Asociación Libra, que funcionará de manera independiente a la firma. Esta institución será supervisada por otras compañías, que tendrán poder de voto en el diseño y la distribución de Libra.

Si bien 27 compañías, entre las que se incluyen Visa, Spotify, eBay y PayPal, están en la lista de socios difundida ayer, hasta ahora no se comprometieron más que a donar dinero y participar en el diseño de la asociación y la divisa. Se espera que cada socio empresario invierta al menos US$ 10 millones.

Facebook se involucrará en el proyecto a través de la Calibra. Funcionarios de la compañía sostuvieron que no permitirá que la asociación comparta datos de clientes financieros con otras divisiones de Facebook, aunque puede haber excepciones con casos de actividad fraudulenta. "Los datos financieros nunca serán usados para orientar avisos en Facebook", dijo Kevin Weil, vicepresidente para Producto de Calibra.

Así será la interfaz de la billetera Calibra creada por Facebook
Así será la interfaz de la billetera Calibra creada por Facebook

Diseñarán la moneda de modo que cualquier programador de software en el mundo pueda crear una billetera digital u otros servicios en base a ella. Algo simuilar a lo que ocurre con el bitcoin, que puede ser intercambiado entre personas.

La estructura de la nueva divissa se basa en la tecnología de blockchain que se hizo famosa con el bitcoin. El concepto de blockchain hace posible tener y mover monedas digitales de modo casi instantáneo, por lo general con bajos costos de transacción. Debido a que los blockchains son bases de datos compartidas, pueden funcionar sin un operador central, como los bancos que históricamente manejan las divisas. La estructura permitirá que Libra sea supervisada por muchas compañías.

Los clientes podrán tener y gastar sus Libra con empresas que acepten la moneda, y habrá servicios que la conviertan rápidamente a divisas tradicionales y envíen el dinero a cuentas de banco tradicionales.

En un principio, Calibra ofrecerá poco más que una billetera para tener y gastar Libra. Cuando se lance la divisa el año próximo, el plan es hacer que la billetera esté disponible para miles de millones de personas que tienen cuentas en Facebook Messenger y WhatsApp. Si Libra se impone, indicaron funcionarios de la compañía, Calibra podría ofrecer servicios financieros a los clientes, tales como créditos e inversiones.

Para alentar la adopción, la Asociación Libra ayudará a ofrecer incentivos financieros a comerciantes y clientes, como Libras gratis a cambio de crear una billetera o descuentos sobre transacciones con la moneda para comerciantes que la acepten. "Libra tiene el potencial de tender un puente entre las redes financieras tradicionales y la nueva tecnología de moneda digital, reduciendo al mismo tiempo los costos para todos, especialmente para los consumidores", dijo Peter Hazlehurst, jefe de Pagos y Riesgos de Uber.

En la mira

Dan por seguro que el proyecto Libra atraerá la mirada de los entes reguladores. En Washington, la Comisión Federal de Comercio analiza imponer una multa a Facebook que podría llegar a los miles de millones de dólares por repetidas violaciones a la privacidad.

Los entes reguladores de Estados Unidos y otros países podrían frenar el avance de Libra, incluso antes de su lanzamiento. Sobre todo, si hay preocupación de que la tecnología facilite el lavado de dinero u otros tipos de crímenes que se volvieron comunes con el bitcoin.

También puede aumentar la inquietud en aquellos que consideran que Facebook acumuló demasiado poder. Esto llevó a reclamos para que se divida la compañía en distintas unidades.

"Nuestra esperanza es crear más acceso a servicios financieros mejores, más baratos y abiertos, no importa quién sea, donde viva, lo que haga o cuánto tenga", indicaron desde la Asociación Libra.

Facebook no es la única compañía de tecnología grande con un proyecto de criptomoneda. El gigante de mensajería Telegram reunió casi US$ 2000 millones el año pasado para crear su propia divisa, cuya aparición se espera para los próximos meses.

Miles de startups siguen tratando de construir un nuevo mundo de servicios financieros sobre la base de criptomonedas existentes.

Bitcoin sigue siendo popular, aunque preocupa la privacidad y el poder que los gobiernos y las grandes corporaciones tienen en el sistema financiero. Eso podría provocar que los partidarios del bitcoin sean escépticos en relación al proyecto de Facebook. Sin embargo, la compañía tiene una ventaja incorporada: su tamaño.

"Llevará años", dijo Weil. Y agregó: "Pero la meta es que sea una moneda nueva en la que la gente pueda confiar. Y tiene tantos usos como el dinero".

Traducción de Gabriel Zadunaisky

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.