Facebook y Twitter libran una batalla por las fotos en la web