Galaxy Note 10: Samsung divide su smartphone estrella para conquistar

DJ Koh, presidente y CEO de Samsung Electronics, durante la presentación del Galaxy Note 10 en Nueva York
DJ Koh, presidente y CEO de Samsung Electronics, durante la presentación del Galaxy Note 10 en Nueva York
Ricardo Sametband
(0)
7 de agosto de 2019  • 17:01

NUEVA YORK.- En una movida con la que rompe la tradición para intentar revitalizar una familia histórica de productos, Samsung presentó una nueva versión del Galaxy Note, el equipo que impuso la pantalla de gran tamaño en 2011, pero ahora con una novedad: este año vendrá en dos versiones, y una de ellas es más compacta que otros dispositivos de Samsung, algo inédito para la compañía.

Las dos versiones del Galaxy Note 10

El Galaxy Note 10 en sus dos versiones; la más pequeña, con pantalla de 6,3 pulgadas, y la más grande, con pantalla de 6,8 pulgadas
El Galaxy Note 10 en sus dos versiones; la más pequeña, con pantalla de 6,3 pulgadas, y la más grande, con pantalla de 6,8 pulgadas

El Galaxy Note 10 convencional tiene una pantalla de 6,3 pulgadas, es decir, es apenas más chico que el Galaxy S10+; un segundo modelo, el Note 10+, tiene una pantalla de 6,8 pulgadas, lo que lo convierte en uno de los más grandes del mercado ( sólo superado por la pantalla de 7,2 pulgadas del Huawei Mate 20 X de 2018). La resolución del Galaxy Note 10 es de 2280 x 1080 pixeles (lo que se conoce como Full HD plus), con 401 pixeles por pulgada; la del Galaxy Note 10+ es de 3040 x 1440 pixeles (WQHD+).

Esa es la diferencia más grande entre ambos dispositivos, junto con las cámaras: Samsung repite la triple cámara trasera del S10+ en el Note 10, con una cámara normal de 12 megapixeles y doble apertura (f/1.4 y f/2.4), un gran angular de 16 megapixeles y un teleobjetivo de 12 megapixeles y 2 aumentos. En el caso del más sofisticado Galaxy Note 10+, se agrega una cuarta cámara del tipo ToF, las siglas de Time of Flight: mide el tiempo que un impulso de luz tarda en salir, rebotar contra un objeto y volver.

Como novedad, las cámaras del Galaxy Note 10 y 10+ pueden jugar con la profundidad de campo en un video, con lo que se hacer un video con el fondo fuera de foco, y mantenerlo mientras la persona en pantalla se mueve, además de aplicarle filtros en tiempo real.

Otra novedad para la cámara es que al hacer zoom sobre algo el Note 10 intentará realzar el sonido proveniente de ese lugar (por ejemplo, si hacemos zoom en un pájaro, para destacar su canto), algo que compañías como Nokia, HTC y LG ya ofrecen.

El Galaxy Note 10 tendrá dos versiones: con pantalla de 6,3 pulgadas (algo más pequeño que un Galaxy S10+) y con una pantalla de 6,8 pulgadas (el Note 10+)
El Galaxy Note 10 tendrá dos versiones: con pantalla de 6,3 pulgadas (algo más pequeño que un Galaxy S10+) y con una pantalla de 6,8 pulgadas (el Note 10+)

La compañía dice que estudió miles de horas de video para entender cómo suelen desarrollarse para intentar predecir qué sucederá luego, y mejorar la estabilización de video usando el giróscopo del Galaxy Note 10. También incluirá un software completo de edición de video en el teléfono.

Pantalla sin marcos y con un lunar en el medio

Ambos modelos tienen una pantalla Super AMOLED compatible con HDR10+ para mejorar la reproducción de claroscuros, y usan una única cámara frontal de 10 megapixeles centrada en una perforación hecha en el centro del borde superior de la pantalla, a diferencia del S10, que la ubica en un costado, y en una zona común al resto de los fabricantes. Según Samsung ocupa menos lugar de la pantalla (redujo el diámetro de la cámara).

La pantalla incorpora también el sensor de huellas digitales por ultrasonido (como el S10), tiene marcos aún más delgados que el modelo anterior y mantiene el diseño que combina vidrio frontal y trasero, que se une en el perímetro de metal. Como novedad está la presencia de un color tornasolado entre las opciones, que ha resultado muy popular en las marcas chinas.

El lápiz para escribir, dibujar o hacer gestos en el aire

Los Galaxy Note 10 mantienen otro clásico de la compañía, el lápiz para escribir o dibujar en pantalla (es el mismo para ambos modelos). En este caso, es igual al stylus Bluetooth que llegó con el Note 9.

Además de permitir usarlo como control remoto en una presentación, habilita la interacción con el teléfono sin tocar la pantalla, haciendo gestos en el aire con el lápiz plástico, como si fuera una varita mágica para pasar fotos en una galería, ir entre la cámara frontal y la trasera, cambiar entre los modos de la cámara, etcétera. También, controlarla reproducción de un video en YouTube. Es una función abierta a otras aplicaciones.

Con el Galaxy Note 10 a la izquierda y el Galaxy Note 10 Plus a la derecha, la compañía surcoreana mantiene su apuesta en los celulares gigantes con stylus
Con el Galaxy Note 10 a la izquierda y el Galaxy Note 10 Plus a la derecha, la compañía surcoreana mantiene su apuesta en los celulares gigantes con stylus Fuente: AP

Con el lápiz es posible escribir en pantalla y usar una herramienta que traduce los trazos en texto convencional, algo que existe hace años en el mercado pero que por alguna razón había estado ausente hasta ahora en la familia Note.

Otra novedad a la hora de usar el lápiz es en combinación con las cámaras, llamada AR Doodle: es posible dibujar con el lápiz sobre el rostro de una persona retratada y grabar un video; si la persona se mueve, si mira para el costado, etcétera, el dibujo se moverá con ella. Es parecido a las máscaras de Instagram Stories, pero con la ventaja de que pueden ser de diseño casero, tener la duración que a uno se le antoje, crearlas en vivo, etcétera. También se pueden dibujar cosas en una habitación, y navegar por ellas con la cámara.

La cámara adicional de detección de profundidad de campo permite, también, crear un modelo digital tridimensional de cualquier objeto, y transformarlo en un personaje animado, que se integra en un video: incluso puede copiar los movimientos de una persona para crear un video con ellos.

Sin botón Bixby, sin audio analógico

Hablando de ausencias: el Galaxy Note 10 ya no tiene el botón que llamaba al asistente Bixby, por lo que sólo tiene los botones de volumen y de encendido y bloqueo de la pantalla (todos del lado izquierdo del teléfono).

Y carecen de conector de audio analógico (el miniplug de 3,5 mm), por lo que la compañía incluye un conversor de USB-C a audio analógico para quienes no vayan a usar auriculares USB-C o Bluetooth.

El puerto USB-C sirve también para cargar la batería de 3500 mAh (Note 10) o 4300 mAh (Note 10+). Con este equipo debuta un cargador de 45 watts (que Samsung venderá aparte) que en 30 minutos permite cargar el teléfono para que tenga una jornada de uso de autonomía.

256 GB de almacenamiento base

El Note 10 y 10+ usan un procesador Exynos 9825, muy similar al del Galaxy S10, pero agregando un módem 5G, un mejor procesamiento de imágenes y video y una tecnología de fabricación de 7nm que debería mejorar su eficiencia energética; el Note 10 tiene 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento; el Note 10+ tiene 12 GB de RAM y versiones con 256 GB o 512 GB de almacenamiento expandibles vía microSD.

El procesador está refrigerado por una cámara de evaporación que, según Samsung, es la más delgada del mercado; es parte de una apuesta muy fuerte que Samsung está haciendo para transformar al Galaxy Note 10 en un smartphone para gamers (y que incluye su propia plataforma de streaming de juegos). Además de Bluetooth 5, NFC y compatibilidad con GPS, Glonass y Galileo, los Note 10 son compatibles con Wi-Fi 6 y tendrán versiones 5G en los países en que ya funcione esta tecnología. Mantienen la protección contra agua y polvo (IP68), la carga inalámbrica dual (pueden cargar otros dispositivos).

El Galaxy Note 10 tiene los laterales redondeados, pero el borde superior e inferior son rectos: abajo ubica el espacio para el lápiz, el conector USB-C y el parlante; elimina el conector de audio analógico
El Galaxy Note 10 tiene los laterales redondeados, pero el borde superior e inferior son rectos: abajo ubica el espacio para el lápiz, el conector USB-C y el parlante; elimina el conector de audio analógico

Android 9 e integración con Windows

Los Galaxy Note 10 y 10+ corren Android 9 con OneUI, la estética simplista que implementó Samsung en los últimos modelos. Se actualizarán a Android 10 (que llega en septiembre) el año próximo. Los equipos también incorporan DeX, la herramienta que los transforma en una PC de escritorio al conectarlos a una pantalla, un teclado y un mouse con un cable HDMI.

Esta nueva versión permite seguir usando el teléfono mientras se usa el entorno de escritorio, y también habilita la opción de activarlo dentro de Windows 10 o Windows 7, y ver todas las notificaciones que llegan al teléfono, los mensajes de texto y las fotos, con una conexión inalámbrica. Microsoft tiene una aplicación similar de uso universal con la aplicación Tu Teléfono.

En el caso del Galaxy Note 10, no obstante, la diferencia es que se puede reflejar toda la pantalla del teléfono en la pantalla de la PC e incluso interactuar con ella si la PC tiene un panel sensible al tacto.

Precio y disponibilidad

Los equipos tendrán un precio de 949 o 1099 dólares en Estados Unidos, tendrán una preventa internacional desde el 23 de agosto y a la Argentina llegarán en septiembre próximo; según Samsung, el precio del Galaxy Note 10 será muy similar al del Galaxy S10+.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.