La historia de las fotos de los supuestos influencers de Instagram en Chernobyl

Una de las fotos que se atribuyeron a un instagrammer resultó ser una imagen que circula en Internet desde 2010
Una de las fotos que se atribuyeron a un instagrammer resultó ser una imagen que circula en Internet desde 2010
(0)
13 de junio de 2019  • 00:30

El reciente éxito de audiencia de la miniserie Chernobyl de HBO, basado en el peor accidente nuclear de la historia, puso a la localidad ucraniana en el centro de la atención del mundo. Tanto la planta como las inmediaciones de la instalación y las ruinas de la ciudad de Pripyat se convirtieron en los nuevos puntos de interés de turistas que quieren recorrer un espacio donde el tiempo parece haberse detenido el 26 de abril de 1986.

Y en este contexto, una publicación en Twitter se encargó de cuestionar algunas publicaciones realizadas por los visitantes de la zona del desastre nuclear en Instagram. Una joven junto a un vehículo abandonado, otra dentro del centro de control con barbijo y casco, un contador de radiación con la planta de fondo y una modelo posa semidesnuda con las ruinas de la ciudad de fondo. "Mientras tanto en Chernobyl: influencers de Instagram visitan la zona del desastre", publicó en su cuenta en Twitter Bruno Zupan con las capturas de pantalla de las publicaciones.

¿Qué hay de cierto detrás de esta publicación, que tuvo más de 41 mil likes y 11 mil retuits? "Es falsa la premisa de este tuit y genera desinformación", dijo Taylor Lorenz, periodista de The Atlantic, tras ponerse en contacto con los autores de las publicaciones en Instagram.

"No me considero influencer. Chernobyl tuvo un impacto enorme en mi vida y por eso publiqué mis impresiones en Instagram", dijo la ucraniana Irene Vivch, una de las protagonistas de las fotos al ser consultada por Lorenz. Por su parte, la foto que muestra el contador geiger con el enorme sarcófago de cemento de la accidentada planta nuclear es una republicación de una antigua foto que circula en Internet desde 2010.

La tercera foto sí es de una influencer llamada Julia Baessler, que tuvo la posibilidad de acceder al interior de la instalación. "Mi novio es ingeniero y pudimos visitar a la sala de control, que no está disponible al público. Quisimos compartir estas historias con el resto del mundo, porque es un sector donde solo los científicos e investigadores pueden acceder", explicó la autora de la publicación a la periodista de The Atlantic.

Tras la repercusión que tuvo su tuit, con comentarios que reflejaban la indignación ante la supuesta insensibilidad de los autores de estas fotos, Zupan tuvo que aclarar su publicación: "No le deseo el mal a nadie, no quiero que actúen como una patota. Al margen de lo que se publique en Instagram, nadie te da el derecho a atacarlos".

La periodista de The Atlantic dijo que existen muchas críticas a estas fotos, y que algunos consideran insensibles sin tener en cuenta el contexto de sus autores. "Algunas de estas personas citadas en el tuit solo quieren contar su historia con el lugar", dijo Lorenz sobre la polémica desatada por las fotos publicadas en Chernobyl. De hecho, la consulta de las fotos y videos geolocalizadas en Chernobyl y Pripyat no revelan un aluvión de publicaciones insensibles de instagrammers.

"Por supuesto, algunas son desagradables e insensibles", dijo Lorenz, al identificar a una usuaria bajo el apodo de @nz.nik, la unica foto que no tiene explicación alguna para una pose semidesnuda en medio de las ruinas de Pripryat.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.