Las primeras reseñas ven al Apple Watch como un reloj atractivo y elegante, pero no para todo el mundo

Destacan el diseño sofisticado y varias funciones útiles, pero en general coinciden en considerarlo un accesorio antes que un dispositivo que "hay que tener", una lectura similar a la que se hace con otros relojes inteligentes
(0)
9 de abril de 2015  • 14:52

Watch, el nuevo reloj inteligente de Apple, es "muy bonito", "con estilo" y "elegante", y podría hacer la vida más fácil para personas muy activas, dijeron las primeras reseñas publicadas ayer en medios estadounidenses, pero también tiene defectos y un precio que podría limitar su atractivo.

El reloj, el primer producto lanzado al mercado por Apple desde que Tim Cook ocupase la presidencia ejecutiva, llegará a las tiendas de varios países el 24 de este mes.

"Por ahora, el Apple Watch es para los pioneros", escribió Geoffrey Fowler, del Wall Street Journal."No pagaría los 1000 dólares que costaría el modelo que he probado, sólo para que incorporen mejoras significativas dentro de no mucho tiempo".

La mayoría de las reseñas alaban el diseño del reloj y de las múltiples correas, la calidad de la pantalla táctil y de los materiales usados y la comodidad para usarlo, así como el hecho de que está disponible en dos tamaños (38 y 42 mm), lo que lo adapta mejor a las muñecas más angostas de las damas.

En lo que refiere a la batería, resaltan la modesta duración de su batería, de unas unas 18 horas, según Apple. Otras reseñas sugieren que una vez que se pasa el primer tiempo de uso y se configuran las notificaciones a gusto del usuario (lo que en general implica evitar que todo genere una notificación en el reloj) se puede usar durante más de un día sin problemas (otros relojes con Android Wear o el Pebble superan esa marca).

Y necesita la presencia de un iPhone cerca para que funcionen la mayoría de sus prestaciones, algo que algunos críticos han visto como un inconveniente.

Sincronizado con el iPhone, el reloj permite a los usuarios comprobar su correo electrónico, escuchar música y hacer llamadas telefónicas. Las aplicaciones también permitirán al portador vigilar algunos aspectos de su salud, como el ritmo cardíaco o los pasos que da. Y destacan que las aplicaciones funcionan bien, en general (lo mismo que la interfaz que combina una pantalla táctil, botones laterales y una corona digital), pero que el reloj no logra, por ahora, ser algo más que un accesorio, una queja similar a la presentada para otros relojes inteligentes.

Force Touch, una novedad atractiva

Muchas reseñas destacan dos herramientas atractivas: Force Touch, la tecnología incluida en el reloj (y que probablemente llegará al iPhone y el iPad) capaz de registrar diferencias de presión en la pantalla capacitiva, para activar funciones diferentes a las del tacto convencional; y Taptic Engine, que hace la inversa: el usuario siente un discreto toque en la muñeca para avisarle que tiene alguna notificación (más allá del sonido o lo que se vea en pantalla).

Como en otros relojes inteligentes, definir qué genera una notificación en el Watch y qué no es clave, para que el reloj no interrumpa constantemente al usuario y sea un complemento para el iPhone (para reducir las veces que se saca del bolsillo y acelerar algunos procesos) antes que una simple pantalla secundaria.

Fowler dijo que era habitual que la batería estuviera agotada para el final del día, especialmente si se usaba durante el ejercicio, mientras que Scott Stein, de CNET, dijo que la recarga era lenta. Lauren Goode, de Re/Code, afirmó que aunque la batería no duraba tanto como la de otros dispositivos portátiles, era mejor de lo que esperaba.

Apple está entre las compañías tecnológicas que esperan abrir un nuevo mercado de dispositivos electrónicos portátiles. Samsung, Sony, LG y Motorola (entre muchos otros) han lanzado sus propios relojes inteligentes, muchos de ellos con software desarrollado por Google.

El Apple Watch Sport se venderá a 349 dólares en el caso del modelo más pequeño, el de 38 milímetros. La versión estándar se venderá desde 549 y la edición especial, en torno a 10.000 dólares.

"Si puedes tolerar una batería de un día, aplicaciones a medio desarrollar y la inevitable obsolescencia, ahora puedes llevar el futuro en la muñeca", dijo Fowler. Stein, de CNET, dijo que Apple quería que la gente viese al nuevo Apple Watch como si se tratara de una joya. "Quizá es algo forzado, pero en términos de fabricación, no hay un dispositivo portátil más elegante que éste".

No es una compra normal

Comprar un Apple Watch no será tan sencillo como entrar en una tienda de Apple, presentar la tarjeta de crédito y salir con el reloj en la muñeca. El reloj llega en 54 configuraciones, más que ningún otro dispositivo de Apple.

Por eso, a partir del viernes, los comercios de Apple tendrán personal entrenado para orientar al cliente. Después de ser asesorados, los clientes podrán presentar su orden de compra para recibirlo a partir del 24 de abril. Incluso después de esa fecha tampoco se podrá comprar el reloj en los comercios.

Por supuesto, los compradores pueden saltarse todo ese proceso si lo encargan en Internet.

La empresa empezará a despacharlo el 24 de abril. Los modelos populares podrían no estar disponibles inmediatamente a menos que el cliente haya estado entre los primeros en encargarlo. Todos los relojes serán despachados y no se podrán recoger en los comercios.

Además de Estados Unidos, el Apple Watch estará disponible en Australia, Canadá, el Reino Unido, Alemania, Francia, Japón y China (incluso Hong Kong).

Agencia Reuters

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.