Los autos sin chofer, estrellas del Salón del Automóvil de Tokio

Un Toyota FCV Plus en el Salón del Automóvil de Tokio 2015
Un Toyota FCV Plus en el Salón del Automóvil de Tokio 2015 Fuente: EFE
La industria japonesa quiere liderar el desarrollo de este segmento
(0)
31 de octubre de 2015  • 00:30

Las visiones de automóviles que se conducen a sí mismos sin emitir contaminantes al tiempo que entretienen a sus pasajeros con películas en la internet y medios sociales acaparan buena parte de la atención en el Salón del Automóvil de Tokio.

Japón, unos de los principales productores de automóviles en el mundo, tiene una generación de jóvenes poco interesados en conducir autos. La feria trata de atraerles. Busca además promover un ambicioso plan respaldado por el gobierno para hacer de Japón un líder de en la tecnología de automóviles autónomos.

La prensa tuvo una oportunidad de ver la exposición el miércoles, antes de su inauguración al público el viernes último.

Nissan mostró un prototipo equipado con escaners de láser, una cámara de 360 grados, un radar y chips de computadora para que el auto pueda "pensar'' y manejarse autónomamente. Nissan lo llama IDS, por "intelligent driving system'' (sistema inteligente de conducción).

Según el presidente de Nissan, Carlos Ghosn, "compensa el error humano, responsable de más del 90% de los accidentes de tránsito. El tiempo detrás del volante es más seguro, más eficiente y más divertido." El interior del vehículo se transforma de acuerdo a los deseos del conductor. Si éste decide dejarse llevar por la máquina, el volante desaparece y en su lugar emerge una pantalla, y los cuatro asientos giran ligeramente hacia el interior para facilitar la conversación entre los pasajeros, todo esto bajo una luz tenue.

Nissan dice que va a ofrecer algunas capacidades de conducción autónoma para el final del año en Japón. Para el 2018, vehículos con esta tecnología podrán ejecutar cambios de carril en autopistas. Para el 2020, esos vehículos podrán maniobrar a través de intersecciones en vías urbanas regulares.

Ejecutivos de Nissan dicen que están trabajando arduamente para que el vehículo pueda reconocer la diferencia entre una luz roja de un semáforo y la luz trasera de un auto, aprender cómo doblar en una intersección en la que indicadores blancos de carril pudieran estar ausentes y anticipar cuándo un peatón pudiera cruzar la calle.

El vehículo IDS de Nissan es eléctrico, con una nueva batería que es más poderosa que la que tiene actualmente el coche eléctrico de la compañía, Leaf. Aunque aún no están decididos los planes de producción y venta, puede recorrer una distancia mayor con una sola carga y se recarga más rápidamente.

Un reto grande para los coches autónomos es ganar aceptación social. Tendrán que compartir las calles y carreteras con automóviles convencionales, además de peatones, animales y objetos inesperados.

Por ello algunos fabricantes de autos están colocando la tecnología en lo que parece más un coche de golf que un automóvil, tales como el Wander Stand y el Wander Walker, de Honda.

El Honda Wander Stand
El Honda Wander Stand Fuente: Reuters

En lugar de tratar de aventurarse por autopistas y otras vías públicas, esos vehículos están diseñados para ambientes controlados, restringidos a trasportar a personas a lugares predeterminados.

En una sección especial de la feria, los visitantes pueden probar innovaciones como el asiento en una rueda de Honda y vehículos eléctricos "inteligentes''.

No importa lo estrafalariamente futuristas e incluso peligrosas que esas máquinas puedan parecer, (especialmente la idea de compartir autopistas con vehículos sin chofer), esa era es inevitable, simplemente porque la inteligencia artificial es mucho mejor que los humanos para evitar accidentes, dijo el analista de HIS Egil Juliussen. Simplemente podría tomar algún tiempo, hasta los 2030, dijo.

Una tecnología así ofrecería movilidad a personas que no pueden conducir o no tienen vehículos, y podría además reducir la contaminación ambiental y el calentamiento global, al producir viajes eficientes, agrega.

Otros productores de autos, como General Motors, BMW, Mercedes, Toyota y Tesla, están trabajando en tecnología de conducción autónoma, al igual que lo hacen firmas ajenas a la industria, como Google y Uber.

Los vehículos ya se pueden conectar a Internet. Los fabricantes de autos imaginan un futuro en el que los coches serían muy similares a los smartphones de la actualidad, en los que los pasajeros podrían revisar su correo electrónico, ver películas y visitar redes sociales mientras el auto se maneja solo.

El presidente de Honda, Fumihiko Ike, que encabeza además la Asociación de Productores de Automóviles de Japón, organizadora de la feria, dice que el gobierno japonés está presionando a las firmas automovilísticas del país para que perfeccionen la tecnología.

Japón está deseoso de mostrar esa tecnología a tiempo para los Juegos Olímpicos del 2020 en Tokio , en las que aspira a usar vehículos autónomos para recoger a atletas en aeropuertos y llevarlos a la Villa Olímpica.

Pero Ike admitió que tenía dudas. Dijo que pueden suceder cosas inesperadas en los caminos, como un paquete que se cae de un camión, y que el cerebro humano tiene más poder de imaginación que la mejor inteligencia artificial.

"Tendremos que ver'', dijo Ike sobre cuándo los vehículos autónomos se volverán algo común. "La respuesta final vendrá de la sociedad''.

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, dijo que la tecnología tiene sus beneficios, pero se hizo eco de las dudas de Ike. "No es tan fácil'', les dijo a reporteros a las márgenes de la feria. "Estamos trabajando en la tecnología, pero también somos realistas. En las calles hay varios actores, vehículos, motocicletas, peatones, así que no es simple. El objetivo es reducir la mortalidad, imagínese si un accidente grave ocurriera con un vehículo autónomo. Debemos ir por etapas", declaró ante la prensa.

Autos a hidrógeno

Los autos ecológicos son la otra vedette del salón. Además de los modelos híbridos -como el último Toyota Prius que saldrá a la venta en Japón a finales de año-, y eléctricos (Leaf, de Nissan), Honda presentó su vehículo con pila de combustible de hidrógeno, que expulsa únicamente vapor de agua.

Cerca de un año después del lanzamiento del Toyota Mirai, este auto llamado Clarity Fuel Cell es más espacioso (cinco plazas) y cuenta con mayor autonomía (más de 700 kilómetros).

El Honda Clarity Fuel Cell
El Honda Clarity Fuel Cell Fuente: Reuters

"Iniciaremos su comercialización en marzo de 2016 en Japón, y luego en Estados Unidos y Europa", indicó el presidente ejecutivo del tercer fabricante automotor nipón, Takahiro Hachigo.

Lexus, la marca de lujo de Toyota, también apuesta por el hidrógeno. El gigante japonés, impulsado por los inicios prometedores de su Mirai, dio adelanto del modelo que podría sucederlo, el FCV Plus Concept, con líneas futuristas.

Un Lexus LF FC con pila de hidrógeno
Un Lexus LF FC con pila de hidrógeno Fuente: EFE

El grupo, campeón de los vehículos híbridos (que alternata entre el combustible fósil y la electricidad), de los que ha vendido más de ocho millones de ejemplares desde su lanzamiento en 1997, muestra sus ambiciones ecológicas. Su objetivo: hacer desaparecer los autos que dependen totalmente de los combustibles fósiles para el año 2050.

El salón, en el que participarán 160 expositores, incluyendo gigantes del automóvil y proveedores de repuestos de una docena de países, abrirá sus puertas al público hasta el 8 de este mes.

Agencias AP y AFP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.