Los celulares producidos en Tierra del Fuego deberán incluir aplicaciones argentinas