Mats Granryd: “En un mundo digital, si no tenés un celular conectado a Internet, no existís”

Mats Granryd, director general de la Asociación GSM
Mats Granryd, director general de la Asociación GSM Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
El director ejecutivo de GSMA -la asociación global de 800 operadores móviles y empresas vinculadas- estuvo en Buenos Aires, se reunió con funcionarios y empresarios, y pidió más espectro, menos impuestos y un marco regulatorio previsible
José Crettaz
(0)
26 de abril de 2017  • 15:08

Mats Granryd es el director general y miembro del directorio de GSMA Association, una cámara empresarial global que agrupa a unos 800 operadores de telecomunicaciones y otras compañías del ecosistema móvil. GSMA es la prueba tangible de que la globalización no es sólo un término teórico sino que es una realidad concreta que exige la armonización de espectro, la definición de estándares tecnológicos y la creciente urgencia por cierta equivalencia regulatoria. Al menos si se quiere tener un teléfono móvil y poder usarlo cuando se cruza alguna frontera.

Granryd estuvo en Buenos Aires días atrás para participar del World Economic Forum on Latam y para inaugurar la oficina que la entidad que dirige abrió en Belgrano para atender a toda la región latinoamericana. En diálogo con LA NACIÓN dejó clara la posición de los operadores, evitó elegantemente comentar la disputa local - entre el grupo Clarín, nuevo entrante en la telefonía móvil, y las celco existentes, Telefónica, Telecom y Claro- y dejó claros los intereses de sus representados.

Aunque Granryd conoce medio mundo, nunca había estado en la capital argentina, donde se reunió con autoridades nacionales y gerentes generales de los principales operadores. Con el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, habló de espectro - de las próximas subastas y licitaciones prometidas por el gobierno- y de cómo las comunicaciones pueden impactar en una mejora de la productividad de la economía.

-¿Qué impresión se lleva del mercado argentino?

-Pienso que Argentina tiene muchas cosas positivas, una población muy formada, una buena economía, que está comenzando a ir mejorando, y una buena adopción del 4G, que se lanzó en 2014 y ya tiene 13 millones de conexiones . Ahí están los fundamentos. Desde una perspectiva regulatoria, tiene que ser más estable. La estabilidad allí es clave.

Para que la economía continúe creciendo se necesitan tres cosas. Primero, más espectro, y su armonización en un tiempo oportuno. Sabemos que hay un problema con la banda de 700 Mhz, por la que los operadores pagaron miles de dólares y aún no la tienen disponible.

Segundo, los impuestos, que tienen que ser más razonables. Hoy Argentina y Brasil están entre los países que más impuestos imponen a los usuarios de móviles, con un 30%. Lo recomendado globalmente es menos del 5%. Y los impuestos a los dispositivos son del 58% cuando el promedio mundial es 23%.

Y tercero, es la predictibilidad del marco regulatorio. La industria está invirtiendo 76 mil millones de dólares en infraestructura y redes hasta 2020 en Argentina. Necesitamos tener un marco regulatorio para entender cuándo vamos a obtener un retorno sobre esas inversiones.

-¿Eso implica una nueva ley?

-Sí, pero esa ley debe ser de largo plazo. Incluso con este nuevo gobierno y la nueva dirección política. Una Argentina conectada debe ser inclusiva, sostenible y rentable.

-¿Existe algún modelo a seguir?

-No, cada país es distinto. No hay un país o un gobierno mejor que otro. Todos están buscando la mejor manera de moverse con la legislación vigente desde un mundo analógico a un mundo móvil. Todos están tratando. No se puede decir que la Argentina lo esté haciendo mal sino que está ahora mismo en el proceso de cambio.

-En la Argentina está ingresando un cuarto operador ¿Cuál es la opinión de GSMA?

-No tenemos una opinión. En Europa nosotros estamos impulsando la consolidación de cuatro operadores a tres. Pero Europa es enorme y hay lugares donde cuatro operadores podrían sobrevivir, pero deberán ser muy competitivos.

-¿La concentración no es una preocupación?

-Para nosotros, la consolidación es buena. Nosotros creemos que esos pocos operadores necesitan mucho dinero para seguir invirtiendo y por eso tienen que ganar dinero.

-¿Qué piensan los socios argentinos de GSMA del ingreso de un cuarto operador?

-No lo se, pero no creo que estén súper felices. Igualmente, creo que hay que observar que en el actual esquema de tres operadores no deja mucho margen para el crecimiento de un cuarto, que tal vez podría quedarse con el 10% o 12% del mercado. Eso haría que los actuales pierdan un dos o tres por ciento, que al final del día no impacta sustancialmente en los resultados.

Todavía estamos obligados a desarrollar más y más capacidad porque los datos tienen un crecimiento exponencial, prácticamente se está duplicando cada año. Y esta es una ecuación difícil para los operadores, por eso creo que las preocupaciones pasan por los impuestos altos, los mayores costos de espectro, la necesidad de sobrevivir e impulsar una mejor sociedad.

-¿Argentina es un buen lugar para invertir en telecomunicaciones?

-Sí, por supuesto. GSMA está invirtiendo aquí, donde hemos abierto nuestra oficina regional. Un gobierno sólido, un ambiente regulatorio que conocemos, una buena base de gente educada, buenas conexiones aéreas y una muy linda ciudad. Por todo esto elegimos Buenos Aires para la oficina regional en América latina. Y está la ambición del gobierno local de hacer de Buenos Aires una ciudad inteligente. Hablamos de este tema con el ministro de Innovación, Andy Freire, y vemos un buen acercamiento.

-¿Qué aspectos de Buenos Aires tienen más potencial en términos de ciudad inteligente?

-Todo lo relacionado con una mejor prestación de los servicios de transporte público, la gestión de la basura y mejores conexiones de negocios. Una sociedad conectada es una mejor sociedad, por eso creo que todas estas cosas tienen mucho potencial. La penetración de usuarios únicos de móviles en la Argentina está en el 90%, y es mayor que el promedio regional. Además, el 73% esos usuarios utiliza el móvil para conectarse a Internet. Las redes móviles van a ser la plataforma clave para que surjan más empresas de Internet, desarrolladores de aplicaciones, productores de contenidos y empresas de Internet de las Cosas.

-Internet de las cosas, sensores, etc.

-Por supuesto, todo eso. Estacionamiento, electricidad, agua, sanidad, etc. Todas estas actividades están cambiando con Internet de las cosas. Hablamos aquí con las autoridades sobre distintos tipos de estándares tecnológicos.

-¿Qué posibilidades tiene la América latina de tener un mercado único digital?

-Es posible. Estamos tratando de lograrlo en Europa.

-Tal vez en esta región sea más sencillo, con menos países, idiomas y operadores.

-Claro, ustedes tienen menos países, dos idiomas y tres o cuatro operadores. Creo que es definitivamente posible y tal vez se pueda empezar por el roaming. En Europa tenemos las instituciones comunitarias, que aquí no tienen equivalente. Creo que la ambición de lograr un mercado único digital ya es buena porque un mundo conectado será mucho más productivo.

-El presidente de GSMA, Sunil Bharti Mittal, prometió erradicar el roaming del mundo. ¿Cómo va eso?

-Estamos trabajando en una baja de los cargos porque con precios más bajos los usuarios estarán más dispuestos a usar el móvil y por esto al final las empresas ganarán más dinero. Esto es algo que los operadores entienden y están instrumentando. Pero es difícil porque la legislación es distinta en diferentes países sobre la terminación de llamada y otros aspectos, los patrones turísticos de cómo viaja la gente también son diferentes al igual que los niveles de precios.

-GSMA está difundiendo el aporte de la movilidad en la lucha contra la pobreza.

-Estamos impulsando los objetivos de las Naciones Unidas y el primero es la erradicación de la pobreza. Y un ejemplo de eso es el dinero móvil, con pagos, remesas, billeteras y otras formas de inclusión financiera. Aquí en Argentina firmamos un memorándum con el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) para promover la iniciativa Internet for All. En este nuevo mundo digital, si no tenés un celular conectado a Internet, no existís. Por eso, necesitamos gente conectada y esta es la idea detrás de esta iniciativa. Si uno mira a la Argentina, el 63% de la población está conectado a Internet, lo cual está bien.

-¿Y es una Internet de buena calidad?

-No es perfecta, pero es una buena Internet. Hay un 20% de los usuarios que vive en áreas con cobertura 3G o 4G y deciden no conectarse a Internet. ¿Porque no pueden pagarla? No. ¿Porque no saben? No. No se conectan porque no encuentran nada interesante. Este es el principal factor.

-Claro, faltan contenidos y servicios.

-Hay que adaptar contenidos y servicios relevantes para estos usuarios locales.

-¿Qué pasa con la privacidad de los datos de los usuarios y cómo convive con la venta de esos datos?

-Nosotros creemos que un flujo libre de datos es realmente muy importante. Creemos en un buen uso social del Big Data, y hay experiencias como la lucha contra el ébola. ¿Te acordás? Allí el uso de big data fue fundamental.

-Pero para usos no comerciales...

-No comerciales todavía, pero eso llegará muy pronto. Ahora, para usos sociales es fundamental saber si una persona o un conjunto de personas estuvieron en un país donde hay una epidemia. Claro que esa data debe ser protegida y anónima. La privacidad es importante pero la seguridad también.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.