Microsoft se prepara para emprender otra ruta