Motorola: "queremos llevar las pantallas super resistentes a otros modelos"

El Moto X Force tiene una pantalla con garantía contra quiebres de 4 años
El Moto X Force tiene una pantalla con garantía contra quiebres de 4 años
La compañía quiere incluir la pantalla con 4 años de garantía contra roturas en otros modelos, aunque admite que faltan varios años, porque la tecnología para crear esa pantalla es muy cara
Ricardo Sametband
(0)
29 de febrero de 2016  • 00:06

Durante el Congreso Mundial de Móviles, que se hizo la semana pasada en Barcelona ( y en el que se presentaron el Samsung Galaxy S7, el LG G5, el Alcatel Idol 4 y otros dispositivos), Motorola (o mejor dicho, Lenovo) no hizo anuncios de nuevos teléfonos, pero aún así tenía un stand, y toda su plana mayor estuvo en Barcelona. De hecho, el hombre a cargo de toda la división de móviles de Lenovo, Rick Osterloh (ex CEO de Motorola antes de su adquisición en 2014 ) ofreció una entrevista para varios medios, en los que estuvo LA NACION.

Osterloh afirmó que su intención es llevar la tecnología detrás del Moto X Force ( que tiene una pantalla muy dura, capaz de soportar toda clase de golpes) al resto de su familia de productos. "Nuestra filosofía es llevar todas las innovaciones que tenemos en un producto a todo el resto lo más rápido posible, pero en el caso de la pantalla la tecnología requerida es carísima. Así que no la veremos en los modelos más baratos por un tiempo", explicó, al tiempo que confirmó "para dentro de no mucho" la inclusión de sensores de huellas digitales en los próximos equipos.

Realidad virtual y cámaras de 360 grados

Osterloh se refirió a los anuncios del Mobile World Congress, sobre todo a la apuesta que están haciendo casi todas las compañías por las cámaras que graban en 360 grados y a los anteojos de realidad virtual. ¿Hará algo así Motorola?

"Por ahora no tenemos nada para anunciar. Hay mucha experimentación en este momento, y está muy bueno. Pero nuestra visión es la de una suerte de sistema satelital, con el smartphone en el medio; el tema es que el usuario no va a admitir un gran número de dispositivos que tenga que estar cargando todo el tiempo, eventualmente eso complica las cosas más que ayudar. Pero lo que sí creemos es que el reloj inteligente tendrá un lugar central ahí, una vez que superen algunos problemas obvios que hoy tienen, como la autonomía de la batería, la conectividad y el tamaño. Estamos en un momento similar al de los smartphones en 2008, en el que Android y el iPhone estaban recién saliendo. Creo que algo así pasará con los relojes en 4 o 5 años."

La competencia y las ganancias

Rick Osterloh en Barcelona
Rick Osterloh en Barcelona Fuente: LA NACION

El ejecutivo a carggo de la división de móviles de Lenovo podía presumir de que, tal como auguró Lenovo cuando compró a Motorola (entonces en manos de Google) en 2004, serían necesarios 6 trimestres para recuperar las finanzas de la compañía. Según datos que publicó la compañía a principios de febrero, en el último trimestre salió del rojo contable y vendió 20 millones de smartphones. "Cuando asumí la dirigencia de Motorola perdíamos 300 millones de dólares por trimestre. En este mercado tenés mucha presión, por los precios y por innovar. Tenés que ser super eficiente; hay pocas compañías capaces de sobrevivir varias décadas en este negocio. Es increíble pensar que hace 10 años Nokia dominaba la industria y BlackBerry era el líder de innovación. HTC y Sony están sufriendo mucho ahora, y veo pocas posibilidades de que estén en el mercado en 5 años, hay muchos jugadores chinos; algunos sobrevivirán, pero no todos. Creo que a futuro el de los smartphones se parecerá al negocio de las PC, que con el tiempo se consolidó en un grupo de compañías realmente grandes que compiten por escala y tienen una oferta de productos en todos los precios."

Haciendo referencia a compañías como OnePlus y otros jugadores muy pequeños del mercado, explicó que "podés trabajar con ODM [firmas que fabrican dispositivos para terceros] y ponerle tu marca a ese producto, pero se transforma muy rápido en juego por llegar al precio más bajo, y dejás de tener ganancias. No es racional. Estas compañías sobrevivirán mientras les dure el dinero de los fondos de inversión, trabajarán sin márgenes de ganancia mientras les dure el capital inicial, pero después... Mirá Xiaomi; se les está complicando. Es muy difícil financiar un negocio sin márgenes", en referencia a la compañía china, que vendió 70 millones de smartphones en 2015, pero esperaba vender 100 millones.

Las actualizaciones y los errores

Osterloh dice que dos de los temas más difíciles en su trabajo están, por un lado, en la actualización del software: "tratamos de hacerlo lo más rápido posible, pero siempre hay problemas, por algún proveedor que no ofrece la información correcta o alguien del canal [de ventas] que no quiere que se actualice tal función. Tenés usuarios a los que la actualización ni les importa (como mis padres) y gente que se pone muy molesta cuando lo ofrecés lo suficientemente rápido."

El otro punto son los bugs que encuentran (y corrigen) en Android: "hacemos el mismo trabajo una y otra vez, porque Google no siempre arregla lo que le pedimos. Y es un desperdicio de recursos, porque otros están haciendo lo mismo. Si tomaran todos los aportes que les damos, entre todos podríamos hacer que Android avance más rápido"

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.