Muestran cómo es posible cambiar la expresión en el rostro de un actor en tiempo real usando software

Al menos tres proyectos de grandes instituciones tecnológicas han logrado recrear y modificar gestos humanos en tiempo real a través de fotos y videos en simultáneo, el avance podría modificar las reglas de la industria del entretenimiento.
Nuevos desarrollos de software permiten trasponer en video una expresión facial sobre el rostro de otra persona
Nuevos desarrollos de software permiten trasponer en video una expresión facial sobre el rostro de otra persona
Al menos tres proyectos de grandes instituciones tecnológicas han logrado recrear y modificar gestos humanos en tiempo real a través de fotos y videos en simultáneo, el avance podría modificar las reglas de la industria del entretenimiento.
Martina Rua
(0)
22 de diciembre de 2015  • 00:33

"Yo no soy el dueño de esa sonrisa falsa", "Jamás puse esa cara triste en esa escena", podrán ser algunos de los reclamos de Brad Pitt o de Scarlett Johansson en un futuro no muy lejano. Es que distintos centros de innovación están desarrollando avanzados programas de video que permiten algo impactante: transferir sus expresiones faciales, en tiempo real, a la cara (en video) de otra persona, o modificar las del actor con otras que nunca mostró. Sería algo así como utilizar un programa de edición de foto como el Photoshop, pero en vivo y en video.

Hasta ahora se hacía como un posprocesamiento para animaciones: capturar las expresiones de un actor y plasmarlas en su émulo digital, al estilo de Andy Serkis como Gollum en la saga de Tolkien; como doble de cuerpo, y ponerle la cara de una actriz al cuerpo de otra, como a Lena Headey en Juego de Tronos, después de que ambas grabaran la misma toma (por citar sólo dos ejemplos). La diferencia mayor es que ahora es en vivo, y sobre otra cara que no necesariamente comparte la misma fisonomía.

Uno de los proyectos es el resultado de una trabajo conjunto entre el Instituto Max Planck y la Universidad de Stanford. Según los investigadores, la novedad de sus sistema es que "la transferencia y recreación fotorrealista de las deformaciones faciales en el video de destino se recrea de manera que las expresiones sintetizadas son indistinguibles de las del video real", explican en el paper académico Transferencia de expresiones en tiempo real para recreación facial.

El sistema desarrollando en el Max Planck, en video

Un punto muy interesante de estas herramientas, además de su innovación tecnológica, es su shock psicológico. "Estamos acostumbrados a asociar un rostro con una personalidad; la rotura de ese vínculo va a tener un impacto cultural muchísimo más fuerte que el del Photoshop", opina Marcelo Rinesi, científico de datos y miembro del Instituto Baikal. Según Rinesi, tenemos menos de un siglo de tradición de confianza en la fotografía, pero tenemos miles de años de confianza en que el rostro de la persona nos dice con quién estamos hablando. Ahora eso ya no será, en su formato digital, tan cierto.

También investigadores de la Universidad de Washington han presentado modelos virtuales en 3D de celebridades como Tom Hanks obtenidas del procesamiento de cientos de fotografías y videos del actor obtenidos de internet. Si se obtiene buena cantidad de fotos, los algoritmos hasta podrían animar un modelo digital de Tom Hanks hablando o actuando una escena que el actor jamás hizo en la vida real. Este avance podría abrirle la posibilidad a los estudios cinematográficos de usar, por ejemplo, videos y fotos de Robert Downey Jr. Y hacer decenas de simulaciones de nuevas escenas para Iron Man sin que el actor tenga que hacerlas, o recuperar los gestos de un actor fallecido en el medio de un rodaje para terminar su película sin mayores inconvenientes (como sucedió con Philip Seymour Hoffman o Paul Walker, pero sin usar escenas de otras películas, sino recreando nuevas situaciones).

El desarrollo de la universidad de Washington

Para Facundo Carillo, investigador del Laboratorio de Inteligencia Artificial Aplicada del Departamento de Computación de la UBA, el avance técnico es sorprendente: "Están resolviendo en tiempo real procesos que son bastante difíciles de capturar con gran calidad; y aunque seguro estamos viendo los casos donde mejor funciona, es una tecnología muy prometedora, en principio artísticamente. El mérito de resolver esto desde las ciencias de la computación es asombroso", dice.

La tecnología se basa en avances reconstrucción 3D de los rostros, sistemas de trackeo de gestos, alineación de expresiones, modelado multi textura y animación, que le llevó más de cinco años de investigación a los académicos de la Universidad de Washington. También el Disney Research y el Centro de Visión, Lenguaje y Procesado de Señal de la Universidad de Surrey han creado una herramienta que pone fin a la grabación de la misma escena una y otra vez gracias al software. Se llama FaceDirector, y lo que hace es analizar y combinar diferentes coordenadas del rostro del actor, para modificar la expresión fotograma por fotograma.

FaceDirector, de Disney

Sobre las implicancias de este avance, los especialistas creen que son múltiples. Si bien los animadores de películas son expertos en la forma en que transmiten emociones caricaturizadas de los personajes (por ejemplo, en el gatito de Shrek) lo hacen a partir de mucho trabajo no reutilizable. "Tal vez este tipo de sistemas permita simplificar mucho esto, es decir si la cara sobre la cual proyectan las modificaciones ya no es más una cara que estás filmando, sino un rostro de un actor, tal vez se abra la producción de contenidos con mucho menos presupuesto", vaticina Carillo.

En términos académicos podría usarse para procesamientos y captura de rostros como modelos para estudiar fenómenos más relacionados con la psicología experimental. "Nuestro cerebro viene con un hardware genial para la identificación e interpretación de caras. Hay mucha evidencia que explica que la empatía entre individuos es un factor evolutivo fundamental. No me extrañaría que la NSA, la CIA o alguna agencia de inteligencia ya use modelos de este tipo en aeropuertos, aventura Carrillo.

Como toda innovación, también puede presentar sus sombras. Para Marcelo Rinesi, puede ser una gran herramienta para actores famosos, que con estas herramientas podrían lograr cobrar de por vida por sus escenas "recreadas virtualmente". "Pero para actores que sean desconocidos cuando esta tecnología se perfeccione, no tanto. El concepto de una persona física como "estrella de cine" es un invento de los estudios de Hollywood relativamente moderno, y nada garantiza que tenga que durar para siempre. Para generaciones que crecieron con personajes de dibujos animados y videojuegos, el que un actor no sea real no va a hacer ninguna diferencia", cierra.

El poder de procesamiento y los avances en inteligencia artificial multiplican las posibilidades de nuevos modos de creación de contenidos. Cuando estos sistemas de recreación visual se masifiquen, al mirar una película con una escena memorable surgirá inevitablemente la pregunta, sobre todo con algún actor o actriz medio... de madera. ¿Será esa persona, actuando… o será su modelo recreado con video modificado, quien me hizo emocionar?

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.