Paula Soler

LA NACION

Periodista con oficio y estudios varios. De chica una historia familiar me originó mil preguntas. Una Gioconda triste fue mi primera indignación hacia el mundo. Pasé de las crónicas venucinas a las marcianas, y me aboqué a las humanas con Elegía, Godot, Virginia, Rosa, Simone, el microfísico del poder, los Cubrepileta, Juan de los Palotes y su viaje a Mendoza. Busqué la realidad que no olía a papel y pochoclo para alejarme de “la monotonía de las horas mohosas”. El resultado: una gran ensalada que me dio algunas respuestas a esas primeras preguntas. Hoy, aquí estoy, buscando más cosas que preguntar para después contar.

Paula Soler

LA NACION

Periodista con oficio y estudios varios. De chica una historia familiar me originó mil preguntas. Una Gioconda triste fue mi primera indignación hacia el mundo. Pasé de las crónicas venucinas a las marcianas, y me aboqué a las humanas con Elegía, Godot, Virginia, Rosa, Simone, el microfísico del poder, los Cubrepileta, Juan de los Palotes y su viaje a Mendoza. Busqué la realidad que no olía a papel y pochoclo para alejarme de “la monotonía de las horas mohosas”. El resultado: una gran ensalada que me dio algunas respuestas a esas primeras preguntas. Hoy, aquí estoy, buscando más cosas que preguntar para después contar.