Test drive: Chevrolet Onix Plus 1.0 Turbo

El nuevo Chevrolet Onix Plus Premier 1.0 L turbo
El nuevo Chevrolet Onix Plus Premier 1.0 L turbo
El flamante sedán compacto del moño pone el listón muy alto entre los tricuerpo del segmento B+ por su mecánica muy eficiente y la gran tecnología de seguridad y confort, que incluye wifi
Gabriel Tomich
(0)
22 de febrero de 2020  

Muchas veces no hay demasiadas diferencias entre una generación y otra de un modelo. No es el caso del flamante Chevrolet Onix Plus (es decir, sedán), que representa aquí a la segunda fase del modelo regional de GM (desarrollado entre Brasil y China), compuesta también por el Onix (a secas) hatchback o bicuerpo de 5 puertas. Además, este Onix Plus tricuerpo (4 puertas) viene a reemplazar al Prisma.

Hechas las presentaciones familiares, estos nuevos Onix no solo suponen un gran salto de calidad respecto de la anterior y súper exitosa gama Onix/Prisma (que estuvo unos buenos siete años en la batalla): pone la vara bastante más alta entre todos los modelos del segmento B (compactos o chicos) que, dicho sea de paso, es el más competitivo del mercado argenino.

¿Por qué? Primero por el foco en la tecnología que GM ha puesto en este Onix Plus Premier AT (sedán full), que probamos, con una amplia conectividad que incluye wifi (abono mensual mediante), el servicio OnStar de asistencia y el sistema MyLink de infotainment. Segundo, por la modernísima mecánica con motor tricilíndrico 1.0 L turbo y caja automática, lo que significa una búsqueda a fondo de agilidad urbana y consumos acotados.

Si a esto le sumamos una habitabilidad generosa (propia de los sedanes) y una contundente batería de dispositivos de confort, seguridad (control de estabilidad, 6 airbags, anclajes Isofix, medidor de la presión de neumapáticos) y ayudas a la conducción (alerta de punto ciego, asistente de estacionamiento paralelo y perpendicular, limitador de velocidad y otros), este Onix Plus Premier responde con creces a lo que requieren los usuarios actuales.

Basado en una nueva plataforma global denominada GEM (Global Emerging Markets), que permitió la incorporación de las nuevas tecnologías, el diseño resulta atractivo (y má aerodinámico, con un Cx de solo 0,30), parecido al del mediano Cruze y con el estilo actual de la mayoría de los productos de Chevrolet. Siempre resulta difícil integrar un baúl en una carrocería hatch, pero este Onix Plus sale airoso del desafío con líneas fluidas y modernas. Al auto se lo percibe grande y de un segmento mayor.

En el interior nos espera una buena posición de manejo, con un tablero que combina instrumentos analógicos (velocímetro y tacómetro) con un display digital central algo pequeño, pero capaz de desplegar muchísima información (se cambia con una rueda y un botón en la palanca del limpiaparabrisas, por lo que resulta cómodo); además, el arranque por botón (Keyless) agrega más confort para el conductor. Por supuesto, la pantalla táctil se destaca en la consola central, pero para hacerle lugar los difusores de aire quedan muy abajo y, a pesar del climatizador digital monozona, le cuesta refrigerar el habitáculo. También los pasajeros traseros gozan de un buen espacio para las piernas y, aunque el bául perdió unos 31 litros de capacidad respecto del Prisma, tiene más que respetables 469 L.

Interior de diseño muy agradable, con apliques de tono beige en el tablero y las puertas
Interior de diseño muy agradable, con apliques de tono beige en el tablero y las puertas

Como dijimos, este Onix Plus Premier estrena un excelente motor de 3 cilindros en línea de 1,0 L con turbocompresor, 16 válvulas y distribución variable, que entrega una potencia de 116 CV a 5500 rpm y un torque de 16,3 kgm entre 2000 y 4500 rpm; lo acompaña una caja automática con convertidor de par de 6 marchas de buen funcionamiento, aunque con algún tironeo si somos bruscos con el acelerador. El pequeño motor y la caja responden en aceleración: 0-100 km/h en 9,8 s; 0-400 m en 17,2 s y 0-1000 m en 28 s; mientras que recupera de 80 a 120 km/h en D en 7,2 s. Nada mal hasta en la ruta para salir de vacaciones en familia y hay que hacer un sobrepaso. ¿El consumo? Bien bajo: 8,7 L/100 km en ciudad y 6,7 L/100 km a 120 km/h.

Las suspensiones tienen un reglaje más bien blando, lo que proporciona un agradable confort de marcha en las imperfecciones urbanas; como contrapartida, la carrocería se inclina bastane al doblar (rolido), pero esto no implica ningún peligro: el auto mantiene muy bien las trayectorias y en recta va bien aplomado. Otro dato favorable: frena en forma excelente ya que de 100 km/h a 0 solo necesita 38 m para detenerse.

El Chevrolet Onix Plus Premier AT, en pocas palabras, tiene atributos de sobra como para erigirse en una referencia entre los compactos del segmento B+ y en un objeto de deseo para las familias que, mientras papá o mamá manejan, el resto se divierte con el wifi. Precio: $1.191.900.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.