Ariel Atom 4: diversión asegurada con sabor a competición

Multitubular. Chasis de caños de acero ligero y partes de aluminio; suspensiones y frenos de competición para pesar solo 595 kg
Multitubular. Chasis de caños de acero ligero y partes de aluminio; suspensiones y frenos de competición para pesar solo 595 kg
Es un verdadero buscapié que acelera mejor que una Ferrari y dobla más rápido que un Porsche
(0)
11 de julio de 2020  

Quizás para los fanáticos de los autos la marca Ariel no resulte conocida, pero sin duda sí lo es entre los cultores de las motocicletas, entre las que la marca inglesa tuvo sus momentos de brillo entre 1916, cuando presentó la Ariel 5-6 Combination (con motor monocilíndrico de 670 cc), y 1973, con la Ariel Healey 4 (1000 cc 4 cilindros), poco antes que la crisis casi terminal de las motos británicas le hiciera cerrar sus puertas.

Antes, Ariel se había fundado en 1870 para fabricar velocípedos, pasar a los automóviles (Quadricycle, en 1900; Grand, en 1908, y Hillclimber, 1910). Todos exclusivos e innovadores: bajo peso, motores potentes, carrocerías de aluminio y otros conceptos de vanguardia. Los mismos que guiaron su resurrección en 2000 como Ariel Motor Company, con el Ariel Atom, un auto casi de competición, al que siguieron las variantes (2, 3 y V8) y la moto Ace, con motor Honda 1237 cc, el "arenero" Nomad y el actual Atom, los tres modelos vigentes de la marca de Somerset.

La mejor descripción para el Ariel Atom 4 es la que da el propio fabricante: "Diversión en serio". Y a eso apunta, a disfrutar de la conducción de casi un pura sangre en una pista. Para eso, este biplaza (puede tener volante a la derecha o a la izquierda) apela a la fórmula de un vehículo de competición: la estructura es un chasis multitubular prácticamente sin carrocería, amortiguadores interiores operados por un sistema pushrod, al estilo de los Fórmula 1, y suspensiones con múltiples y rápida puesta a punto según las indicaciones del piloto o los requerimientos de la pista. "No tiene nada más que lo necesario", dicen en Ariel.

La clave del diseño es clara: una relación peso-potencia superlativa de 1,86 kg/CV, producto de la combinación de un auto liviano (595 kg) con el motor del deportivo Honda Civic Type R, el 2.0 L K20C de 4 cilindros en línea que, con sistema de ajuste de vávulas iVTEC, inyección directa y turbocompresor, desarrolla una potencia de 320 CV a 6500 rpm y un par de 420 Nm a 3000 rpm.

Con estas características, la performance es para divertirse en serio: acelera más que una Ferrari Enzo y tiene mayor fuerza G lateral que un Porsche GT3. Así, de 0 a 100 km/h solo tarda 2,8 s, y de 0 a 165 km/h (100 mph) requiere 6,8 s. En Estados Unidos no es nada caro: el precio arranca en los US$74.750. ¡Ah! También se puede ir al trabajo con el Atom.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.