Test drive: Honda CR-V, más tecnología para un referente de los SUV

Los cambios en el frontal del Honda CR-V 2020 acentúan el diseño moderno y lo hacen más deportivo
Los cambios en el frontal del Honda CR-V 2020 acentúan el diseño moderno y lo hacen más deportivo
A dos años del lanzamiento de la quinta generación, llegó el sport utility con un ligero rediseño estético exterior que sirve de buena excusa para incrementar las ayudas electrónicas a la conducción, la conectividad, el confort y la seguridad
Gabriel Tomich
(0)
27 de junio de 2020  

Hace exactamente dos años llegaba al país la quinta generación del Honda CR-V, uno de los modelos referentes entre los sport utility vehicle (SUV) medianos en el mercado nacional. Nueva plataforma y mecánica, mayor confort y seguridad, y hasta cambio de origen: desde Estados Unidos (donde es el crossover más vendido de las dos últimas décadas) en reemplazo de México, marcaban una nueva etapa en la historia del CR-V en la Argentina.

El primer restyling no se hizo esperar y ya está aquí a la venta, solo en versión EXT AWD. Estas rápidas renovaciones de productos (antes pasaban cuatro o cinco años antes de "retocar" un modelo) tienen hoy un sentido más de urgencia por agregar nuevas tecnologías y conectividad (que se renueva en meses en vez de años), que por modificar la estética.

Es el caso de este CR-V 2020, en el que las modificaciones en sus líneas son muy tenues. A saber: el rediseño del paragolpes frontal, que incluye nuevas luces antiniebla (full LED) y de la parrilla, que dejó en el camino la barra cromada que la atravesaba para quedar sin divisiones, y nuevas llantas de aleación de 18" para remozar el lateral. Atrás, no hay cambios: se mantiene el zigzagueante juego visual entre el pilar C y las luces traseras de LED. Tampoco le hacía falta mucho más, porque el diseño general no había perdido atractivo.

Recordemos que la nueva plataforma de esta quinta generación permitió una distancia entre ejes 4 cm más larga que en el precedente CR-V 4G. Nada de eso ha cambiado, por lo que la gran habitabilidad para los pasajeros y la excelente capacidad del baúl, de 646 litros, se mantienen intactas.

En el marco de un diseño moderno (con leve cambio en la consola central para alojar el cargador inalámbrico de celulares), la elegancia está dada por los apliques símil madera y los tapizados de cuero. Las butacas delanteras son calefaccionadas y la del conductor tiene ajustes eléctricos: 8 direccionales y 4 lumbares, más dos memorias. Huelga decir que la posición de manejo es superlativa (confortable y ergonómica) en un entorno envolvente y funcional para alcanzar todos los comandos del infotainment (con sensores de audio, manos libre y espejo de smartphone) y la gran pantalla central. Muy visible también el amplio tablero digital con gran información. Cuenta además con Head-Up Display (HUD), que refleja info en el parabrisas. El asiento trasero, rebatible tipo 60/40 (deja el piso del baúl plano), tiene respaldo reclinable y sus ocupantes disfrutan de difusores de aire y dos puertos USB de carga. Este CR-V 2020 incluye un nuevo techo solar.

Lo dicho, este restyling pasa más por la incorporación de tecnología que por la estética. Así, el paquete de sistemas de confort, seguridad y ayudas a la conducción es vasto, lo que afirma una de las virtudes clásicas del CR-V: un manejo súper amigable.

El CR-V G5 lanzado en 2018 ya contaba con varias ayudas como el sistema Lanewatch, una cámara en el retrovisor derecho que se activa al subir la palanca del giro, mostrando a pleno en la pantalla el punto ciego del lateral trasero de ese lado (también se acciona con un botón en la punta de la palanca de luces), control de estabilidad y tracción (VSA), cámara de retroceso (con tres ángulos y guías direccionales) y sensores de estacionamiento traseros y ahora también delanteros (que faltaban), 6 airbags, anclajes Isofix, freno de estacionamiento eléctrico, sistema detector de fatiga y atención, monitoreo de la presión de los neumáticos y más.

El interior del Honda CR-V se renovó con el agregado de equipamiento
El interior del Honda CR-V se renovó con el agregado de equipamiento

A todo esto el CR-V EXT 2020 le agrega la asistencia de manejo ágil (AHA), que es la vectorización de torque, mediante los frenos, para equilibrar la diferencia de velocidad entre las ruedas en las curvas, y la gran novedad del Honda Sensing, compuesto por un sistema de radar, cámaras y sensores que "leen" las situaciones de conducción y las condiciones del tránsito para activar funciones como el control de velocidad crucero adaptativo, y los siguientes sistemas: de advertencia de colisión frontal, de frenado con mitigación de choque, y los de carril (mantenimiento, alerta y de mitigación de salida).

La mecánica también se mantuvo intacta. El CR-V EXT AWD 2020 mantiene el moderno motor de 4 cilindros en línea 1.5 L turbo con inyección directa y sistema variable de válvulas i-VTEC, que entrega 190 CV a 5600 rpm y un par de 24,5 kgm entre 2000 y 5000 rpm. Se combina con una caja de velocidades automática del tipo CVT (variable continua), con 7 marchas preconfiguradas para apurar los cambios con las levas en el volante, y modos ECON y Sport.

Con esta última función tiene muy buenas respuestas: acelera de 0 a 100 km/h en 9,1 s; de 0 a 400 m en 16,8 s, y de 80 a 120 km/h en 6,2 s. En el modo ECON, los consumos fueron: 12,7 L/100 km en ciudad y 9,9 L/100 km a 120 km/h. La alta cifra urbana quizás se deba al trabajo propio de las CVT, que "patinan" al acelerar.

Para destacar, el fantástico confort de marcha, por las suaves y mullidas suspensiones (McPherson delantera y Multilink trasera), que tampoco desentonan al doblar más exigidos. En esto también ayuda la tracción integral inteligente on demand Real Time AWD (All-Wheel Drive), que proporciona mayor agarre en el asfalto y nos permite bajar a la arena, a un barrito o un camino de ripio sin preocupaciones. Frena en forma excelente; de 100 km/h a 0 en 39 metros. El precio es de US$74.450.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.