Con la inauguración de las tres estaciones, la Línea E aumentó un 12% la cantidad de pasajeros

Aumentó la cantidad de pasajeros en la Línea E
Aumentó la cantidad de pasajeros en la Línea E Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Víctor Pombinho Soares
(0)
25 de julio de 2019  • 17:43

Con la inauguración a comienzos de junio de las estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro, la Línea E de subte aumentó un 12% la cantidad de pasajeros. La línea pasó de tener 1.904.144 pasajeros totales en mayo a 2.127.545 en junio. Además, la cantidad de usuarios promedio por día hábil se incrementó de 85.318 a 102.852.

Según los pasajeros consultados por LA NACION, esto no derivó en un mayor amontonamiento en las estaciones ni en los vagones, aunque algunos se quejan de que la línea identificada con el color violeta continúa siendo la peor del subte, ya que tiene la peor frecuencia y sus coches son los más viejos.

En una recorrida matutina, LA NACION pudo comprobar una frecuencia de trenes de entre 4,15 y 5,44 minutos. También la limpieza de las estaciones y las formaciones, que contrastan notablemente con la dejadez absoluta que se evidenciaba años atrás, cuando el subte era manejado por el anterior gobierno nacional.

José Corso es jubilado y en el andén de Correo Central cuenta que fue especialmente para conocer las nuevas estaciones. "Es Argentina año verde, excelente", comenta, y asegura que luego tomará el tren San Martín para ver cómo corre elevado por el viaducto y volver a su casa en Villa Devoto.

Catalinas, una de las nuevas estaciones
Catalinas, una de las nuevas estaciones Crédito: Silvana Colombo

Desde Subterráneos de Buenos Aires reconocen que la Línea E es la más atrasada de todas, pero aseguran que en los últimos años fue en la que más dinero se invirtió, no solo para construir las tres nuevas estaciones, sino en la renovación total de las vías entre la ex cabecera Bolívar y Virreyes y la construcción del taller Lacarra. También informan que se están incorporando formaciones Fiat renovadas (provenientes de las líneas A y D) para reemplazar a las más antiguas.

La maestra japonesa Sachiko vive en la Argentina desde hace 20 años y da clases en un colegio nipón. Deja de lado un cuaderno naranja con ideogramas y sorprende con una declaración: "Este subte es mejor que el de Tokio". Según ella, en el metro japonés se producen aglomeraciones mucho peores. Eso sí, le pide al cronista que destaque que en la Línea E "hay mucho ladrón". "Vi muchos robos de billeteras, es terrible", dice, con acento.

Correo Central, otra de las nuevas estaciones
Correo Central, otra de las nuevas estaciones Fuente: LA NACION

Los más beneficiados son los que dejaron de hacer combinación con la Línea C en Independencia, como la cadeta de la Policía de la Ciudad Camila Fernández, que ahora puede ir derecho hasta Retiro para tomarse el Belgrano Norte hasta su casa, en Torcuato. Con menos trayecto, la empleada administrativa Laura Bengoeachea también celebra no tener que caminar de Retiro a Catalinas, donde trabaja.

La crítica siempre apunta a la comparación con las otras líneas. Daniela Ferro, que trabaja como notificadora en el Ministerio de Producción se queja de la "mala frecuencia" de la E. Dice que espera entre 8 y 9 minutos. "Es la peor", dice. Y aunque reconoce que se viaja menos apretado que en la línea A, recuerda que en ese ramal los coches tienen aire acondicionado. "Acá siempre pasa algo, se queda, se interrumpe", señala con fastidio.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.