Calentamiento global: la pérdida de hielo global se incrementa a una tasa sin precedentes