La polémica vuelve a ARCO: un muñeco del rey Felipe arderá hasta quedar en calavera

El muñeco del rey Felipe, creado por Santiago Serra y Eduardo Merino, en el stand de la galería italiana Prometeo
El muñeco del rey Felipe, creado por Santiago Serra y Eduardo Merino, en el stand de la galería italiana Prometeo Fuente: AFP - Crédito: Oscar del Pozo
Silvia Pisani
(0)
26 de febrero de 2019  • 17:16

MADRID.- La feria de arte ARCO está lista para abrir mañana a invitados especiales en esta ciudad con un nuevo escándalo en puerta: una enorme escultura del rey Felipe VI que se venderá sólo con el compromiso de que el comprador la queme en menos de un año.

Entonces, aparecerá la segunda parte de la obra: una calavera del rey. Todo por 200.000 euros, precio que se pide por el muñeco de cuatro metros de altura con la figura del rey. "No hemos pensado en la polémica sino en la necesidad de exponer esta obra", dijo la galerista italiana Ida Pisani, de la galería Prometeo, en cuyo stand se expone la pieza.

El conjunto (muñeco y calavera adentro) lleva a firma de Santiago Sierra y Eduardo Merino, dos nombres populares en el ambiente del arte contemporáneo español. Su fama comenzó cuando concibieron un trabajo con la cabeza del fallecido ex dictador Francisco Franco en una heladera. El año pasado potenciaron esa imagen de "artistas políticos" con una instalación titulada Presos políticos en la España contemporánea, consistente en un conjunto de retratos fotográficos.

Entre ellos se contaba el del ex vicepresidente del gobierno regional de Cataluña, procesado en estos días por las derivaciones de los hechos de octubre de 2017, que llevaron a la fugaz declaración unilateral de independencia de la región. El trabajo, retirado de ARCO el año pasado entre denuncias de censura, ha vuelto en esta nueva edición.

El rey Felipe visitará el jueves la muestra, para declararla formalmente inaugurada. No se sabe si pasará por el stand de Prometeo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.