Montevideo le declara un amor de 100 años a Idea Vilariño, la poeta de la pasión y la furia

Hoy se cumplen cien años del nacimiento de Idea Vilariño
Hoy se cumplen cien años del nacimiento de Idea Vilariño Fuente: Archivo
Daniel Gigena
(0)
18 de agosto de 2020  • 11:06

Nació en Montevideo en 1920, y en esa misma ciudad, que hoy y mañana le rendirá varios homenajes, murió en abril de 2009. Crítica literaria, traductora, compositora y profesora de literatura, Idea Vilariño es reconocida como una de las grandes voces de la poesía de América Latina. Vinculada con las letras desde la infancia, conoció en la casa familiar a Juan Ramón Jiménez, Almafuerte, Rubén Darío y José Asunción Silva. Su obra ha sido traducida a varios idiomas, y actualmente es objeto de estudio y de una reivindicación, como pide su escritura, "apasionada y firme". Daniel Viglietti y Alfredo Zitarrosa cantaron sus canciones, factor en común con otro compañero célebre de la llamada Generación del 45, que del que este año se conmemora su centenario: su amigo Mario Benedetti.

Fue también autora de ensayos sobre el tango. "Con todo, hacia fines del siglo XIX, conviven en Montevideo, en Buenos Aires, en otras ciudades, el payador y el milonguero -escribió en 'El tango cantado', de 1981-. Una pléyade ya legendaria de unos y de otros, la línea divisoria no es siempre muy precisa, que componían y que, llegado el caso, improvisaban lo que cantaban, cabalgaba sobre el filo de ambos siglos, gozando de cálida po­pularidad hasta apagarse para continuar, en el interior de ambos países, una más oscura vida folclórica". En 1985, una vez terminada la dictadura en el país vecino, y en un acto de "justicia poética", obtuvo la cátedra de Literatura Uruguaya en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad de la República.

El escritor Mario Benedetti fue uno de los grandes amigos de la poeta
El escritor Mario Benedetti fue uno de los grandes amigos de la poeta Fuente: Archivo - Crédito: AFP PHOTO/PABLO BIELLI

Una sencillez metafísica

"Conocí a Idea en el verano de 1980, en el balneario Las Toscas, cerca de la playa Atlántida -cuenta a LA NACION la escritora Josefina Delgado-. Sabíamos que ella pasaba allí los veranos y subimos al médano donde estaba lo que ella llamaba 'la casita'. Mi marido y yo, profesores de literatura, conocíamos su poesía no solo por sus libros publicados hasta entonces, Pobre mundo, Treinta poemas, Nocturnos, Poemas de amor, sino también porque en aquella época cualquiera que caminara por la calle Corrientes podía comprar los afiches con sus versos más edulcorados". Dentro de su generación, y junto con Ida Vitale, Ángel Rama, Juan Carlos Onetti (al que la unió un vínculo sentimental) y Emir Rodríguez Monegal, Vilariño es una de las principales representantes. "En 1945 publica La suplicante y allí se prefigura una línea que será la de toda su poesía; la voz femenina sostenida con fuerza y autonomía alrededor de una tonalidad amoroso-erótica que no siempre debe ser tomada mecánicamente como autobiográfica. Creo que Idea escribía por amor a la palabra, y así lo muestra a través de una obra donde la brevedad abre puertas a una sencillez casi metafísica pero que siempre apela al sentimiento".

El compromiso político de la escritora la alejó por un tiempo de la consideración de los medios masivos, "pero cuando volvió la democracia al Uruguay, en 1984, el conjunto Los Olimareños cantó en el estadio Centenario, ante 50.000 personas, el himno con letra de Idea, 'Los orientales'; dicen que llovía y ella estaba allí, mientras todos cantaban 'De todas partes vienen, sangre y coraje, para salvar su suelo, los orientales'", agrega la autora de Memorias imperfectas.

"Vilariño es todo un universo, femenino, del desgarro -dice la poeta Carolina Zamudio, directora de la Fundación Esteros y organizadora de un encuentro de poesía en el marco de la Feria Internacional de Libro de Curuzú Cuatiá, que se llevará a cabo entre mañana y el domingo-. Su poesía expresa el amor y sus miserias, es la inseguridad y la frustración que se dice de una forma precisa y exquisita". Para Zamudio, la poesía de Vilariño puede leerse y clasificarse en el registro de la intensidad y la furia, expresadas con clara musicalidad. "Es su marca de agua. Sin duda, una poeta visceral, referente del Río de la Plata".

La escritora Josefina Delgado, una de las amigas argentinas de Idea Vilariño
La escritora Josefina Delgado, una de las amigas argentinas de Idea Vilariño Fuente: Archivo - Crédito: PATRICIO PIDAL/AFV

Tangos de verano

Sofía de la Vega es poeta e investigadora del Conicet, y trabaja sobre el archivo de Vilariño. "Idea escribió con la misma insistencia y dedicación sus poemas y su diario íntimo -dice-. En lugar de escribir nuevos libros, la poeta uruguaya suma poemas en los libros que ya están publicados, mientras en cada edición corrige los pasado. En un mismo libro podemos encontrar prácticamente cuarenta años de escritura, donde no percibimos ninguna diferencia de tono ni mucho menos imperfección". Bajo esa misma consigna, la poeta uruguaya escribió su diario, desde los trece años hasta poco antes de su muerte. "A los ochenta años, realizó un acto casi performático y maravilloso para cualquier investigador de autobiografías: reescribió, editó, tachó y ordenó todos los diarios que tenía a su alcance en dieciocho libretas negras y estableció en su testamento que fueran publicadas. Volverse pública post mortem es casi un misterio para una poeta tímida, silenciosa, que dio muy pocas entrevistas en vida".

En una entrada del diario de 1941, se lee: "Todo lo que he plasmado en poesías [.] es lo único que he vivido verdaderamente. Todo lo que yo diga sentir que no esté apoyado en un poema puede no ser cierto".

"Si algo hace Idea Vilariño es jugar con nosotros -dice la joven investigadora argentina-. Cada uno de sus actos en la palabra hasta la famosa dedicatoria de Onetti en Poemas de amor es de una gran conciencia y parte de esa artificialidad que es su propia vida. Los poemas de Idea son livianos, musicales, coloquiales, canciones o más tangos de verano que nos hechizan".

Festejos en la ciudad natal

Hoy y mañana tendrán lugar en Montevideo, en el Espacio Idea (San José 1116) y en forma presencial, homenajes de todo tipo a Idea Vilariño. A las 18, se lanzará el sello postal con su nombre e imagen y, a las 19, se presentarán los poemas recobrados de la escritora, es decir, aquellos que dejó fuera de su poesía completa. El proyecto está a cargo de los investigadores Ana Inés Larre Borges, Néstor Sanguinetti, Vanesa Artasánchez, Mariana Aja, Andrea Arismendi y Lorena Costa, y los poemas estarán disponibles en una página web. A las 20:30, habrá un cierre musical a cargo de la Comisión de Tango.

Mañana a las 10 se brindará el taller: "La poesía del tango como herramienta cultural", y a las 18, se proyectará el documental Idea, de Mario Jacob, que se puede ver en este enlace. A las 18:30 horas se realizará una mesa debate, "Idea: poesía, ficción y documental", y a las 19:30, otra sobre "La vida y el tango en Idea". A las 20:30, un cierre musical con el bandoneonista Esteban Toth.

También hoy en el Teatro Solís, a las 20, se podrá ver Si muriera esta noche, obra de teatro sobre la vida y la poesía de Idea Vilariño, escrita y protagonizada por Raquel Diana. Y el sábado a las 19.30, TV Ciudad estrenará Mi poesía soy yo. Idea Vilariño, 100 años, un programa especial sobre vida, obra y legado de Vilariño.

Por otro lado, en el marco del programa Mujeres con Calle se avanza en la ciudad natal de la escritora en la construcción de un ecoparque de 68.500 metros cuadrados que llevará el nombre de Idea Vilariño. El proyecto integra el plan Montevideo Mejora y está financiado por la Intendencia de Montevideo y el Banco Interamericano de Desarrollo. Además de una biblioteca, ¿qué mejor espacio para honrar a una poeta que un parque público?

Tres poemas de Idea Vilariño

Buscamos...

Buscamos

cada noche

con esfuerzo

entre tierras pesadas y asfixiantes

ese liviano pájaro de luz

que arde y se nos escapa

en un gemido.

Cuando compre un espejo para el baño...

Cuando compre un espejo para el baño

voy a verme la cara

voy a verme

pues qué otra manera hay decíme

qué otra manera de saber quién soy.

Cada vez que desprenda la cabeza

del fárrago de libros y de hojas

y que la lleve hueca atiborrada

y la deje en reposo allí un momento

la miraré a los ojos con un poco

de ansiedad de curiosidad de miedo

o sólo con cansancio con hastío

con la vieja amistad correspondiente

o atenta y seriamente mirarme

como esa extraña vez-mis once años-

y me diré mirá ahí estás

seguro

pensaré no me gusta o pensaré

que esa cara fue la única posible

y me diré esa soy yo ésa es idea

y le sonreiré dándome ánimos.

Dónde el sueño cumplido...

Dónde el sueño cumplido

y dónde el loco amor

que todos

o que algunos

siempre

tras la serena máscara

pedimos de rodillas

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.