Reclamos y disculpas en las primeras horas de Juan Carlos Lynch al frente de arteBA

Juan Carlos Lynch asumió el viernes como presidente de arteBA, tras la renuncia de Amalia Amoedo
Juan Carlos Lynch asumió el viernes como presidente de arteBA, tras la renuncia de Amalia Amoedo Crédito: Gentileza arteBA
Celina Chatruc
(0)
17 de agosto de 2020  • 17:28

El reciente nombramiento del empresario Juan Carlos Lynch como presidente de arteBA Fundación generó el rechazo de integrantes de la comunidad artística, que denunciaron "un alto nivel de sexismo, misoginia, racismo y gordofobia" en los posteos realizados en su cuenta de Instagram por el director general de la consultora norteamericana Newlink, sucesor de Amalia Amoedo al frente de la organización sin fines de lucro que organiza una de las principales ferias de arte de la región.

"Tanto sus publicaciones como su designación son un retroceso para nuestras luchas contra las violencias, no nos representan como la comunidad que somos y queremos. Pedimos el sensato replanteo del Comité de la Fundación y que urgentemente se retire Juan Carlos Lynch de ese puesto", declaró en un comunicado el grupo Nosotras proponemos, que desde 2017 reúne a unas noventa artistas, curadoras, investigadoras y escritoras de todo el país. En diálogo con LA NACION, algunas de ellas -que pidieron no ser mencionadas individualmente, ya que actúan en forma colectiva- se quejaron del "nivel de grosería impensable" de los posteos de "un representante de una comunidad que nos incluye".

La primera reacción de Lynch fue anunciar desde su cuenta personal de Instagram, @juanclynch, que a partir de ahora su actividad en la red social se canalizará a través de una nueva, @juanquilynch. "Mi designación como presidente de @arteBA me ha generado una enorme e inesperada sobreexposición, que me halaga y espero honrar, pero que me obliga a ser muy cuidadoso -explicó ayer, en su última publicación en dicha cuenta-. Hay posteos que tienen que ver con temas personales y con mi familia y que es innecesario hacer públicos. Hay posteos que tienen sentido y contexto en un perfil personal de alguien sin compromisos y exposición pública, pero que ahora en este nuevo contexto pueden malinterpretarse e incluso resultar ofensivos".

Consultado por LA NACION al respecto, Lynch agregó que difundió hoy entre "diferentes actores del sector" un comunicado en el que aclara que "fueron publicaciones sobre noticias o posteos de terceros que, en otros momentos y en otro contexto parecían bromas e ironías, pero que no debí haber publicado porque no reflejan mi forma de ver el mundo y porque han ofendido a algunas personas".

"Como padre de 4 hijas mujeres, creo firmemente en la necesidad de terminar con años de postergación y discriminación en contra de las mujeres. Creo que hay combatir su cosificación. Creo que hay que prevenir y combatir la violencia contra las mujeres", agregó el flamante presidente de arteBA, que además integra el comité ejecutivo del Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires (Macba) y la Academia Argentina de Artes y Ciencias de la Comunicación.

"La decisión de convertir en privado mi perfil personal en Instagram y de borrar aquellos posteos que resultaron ofensivos es una manera de reconocer el error -continuó Lynch-. También creo que es importante disculparse con todos aquellos que se hayan podido sentir ofendidos, cosa que pienso hacer personalmente".

"La tarea que arteBA tiene por delante es enorme -concluyó-. Se trata nada menos que de imaginarnos el futuro luego de una crisis enorme, que por primera vez en 30 años nos impidió hacer la feria. Y en esta tarea es importante no sólo sumar miradas de otros ámbitos para poder abordar este tema con un enfoque multidisciplinario, sino además y fundamentalmente lograr abrir espacios de diálogo, entender al otro y lograr consensos que permitan que todos los actores de la escena del arte argentino contemporáneo puedan finalmente trabajar juntos".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.