Amalia Amoedo: "Hay que dar más visibilidad a las artistas contemporáneas"

Artista, filántropa y coleccionista, será la primera mujer en ocupar la presidencia de arteBA Fundación, organización sin fines de lucro cuya feria anual comienza el jueves
Artista, filántropa y coleccionista, será la primera mujer en ocupar la presidencia de arteBA Fundación, organización sin fines de lucro cuya feria anual comienza el jueves Fuente: LA NACION
Daniel Gigena
(0)
6 de abril de 2019  

"Amalia no necesita presentación. Artista, filántropa, empresaria, coleccionista y fanática de Racing. Genial compañera de aventuras, mamá modelo y gran amiga. Es un honor y una alegría que sea la primera presidenta mujer de nuestra fundación", dijo Alec Oxenford el 26 de marzo en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, al anunciar a su reemplazante en la presidencia de arteBA Fundación. Ni él ni ella imaginaron la trascendencia de la noticia: en 28 años desde su creación, por primera vez una mujer ocuparía ese cargo en la institución que organiza la feria de arte más importante del país. A partir de 2020, la nieta de la empresaria y coleccionista Amalia Lacroze de Fortabat tomará decisiones claves para el ecosistema artístico local. La noticia de su nombramiento causó alegría entre artistas, críticos y curadores.

-¿Cómo recibiste la noticia de ser nombrada presidenta de arteBA? ¿Creés que se tuvo en cuenta tu condición de mujer?

-Para mí fue un honor, desde que fui convocada por Alec Oxenford a ser parte del consejo de administración, tener la oportunidad de sumar mi apoyo al trabajo que viene haciendo desde hace 28 años arteBA Fundación por el crecimiento del mercado y la producción del arte argentino. En cuanto a ser la primera mujer presidente, por supuesto me halaga encarnar una posición como esta en este momento en que se está dando una gran revolución de las mujeres en el mundo entero. Pero me gustaría aprovechar la oportunidad para destacar una cosa que me parece muy importante: después de esta edición de la feria, yo pasaré a ser la primera presidenta del consejo de administración de una fundación que históricamente estuvo dirigida, desde la gerencia general, por mujeres como Julia Converti, desde 2014, y antes de ella por Teresa Frías. Además, en el consejo de administración, siempre hubo mujeres que hicieron muchísimo por el desarrollo de arteBA, como Marta Fernández, que fue vicepresidenta durante años; Adriana Rosenberg, Felisa Larrivière, Érica Roberts, Marga Macaya.

-La feria arteBA es la única en el mundo impulsada por una fundación sin fines de lucro. ¿En qué aspectos eso la diferencia del resto?

-Por suerte, cada vez hay más galerías que viajan para ir a otras ferias en el exterior, algo importante para hacer crecer el mercado y establecer lazos entre la producción de arte local y lo que pasa en el resto del mundo. Hace un par de años también viene tomando fuerza Mercado de Arte, en Córdoba, y este año, hace pocos días, se realizó en Rosario la tercera edición de la Microferia de Arte. Ambas dan gran impulso al coleccionismo del interior del país. Pero arteBA como feria sigue siendo el evento más importante en el calendario anual del arte argentino. Es también uno de los más importantes en el calendario latinoamericano y una oportunidad única en el año para ver en un solo lugar, durante cuatro días, a una parte muy importante del arte argentino, latinoamericano e internacional. El hecho de que sea la única feria de su importancia y trayectoria organizada por una fundación sin fines de lucro hace que yo te pueda hablar de la importancia de estas otras ferias, por ejemplo. Es algo que no haría ninguna otra feria de su "competencia". Porque si bien organizar la feria es la principal actividad de arteBA como fundación, nuestra misión es impulsar el desarrollo del arte argentino. Por eso, se ha trabajado tanto en colaboración con otras ferias y con el gobierno nacional y de la ciudad, en la gestión de iniciativas como la Plataforma Argentina en Arco Madrid o Art Basel Cities: Buenos Aires. Y en muchos otros proyectos sin fines de lucro como la revista arteBA-Memoria anual de arte argentino contemporáneo, la recaudación de fondos para becar a artistas para hacer residencias en el país y en el exterior, impulsar programas de adquisiciones de museos, clínicas de coleccionismo, workshops para galerías, etcétera.

-Respecto de la presencia de las mujeres en el arte, ¿creés que habrá más cambios para lograr la equidad o visibilizar obras de artistas mujeres?

-Claro que sí, creo que de hecho ya está sucediendo. Tenemos que trabajar para que se muestren más obras de artistas mujeres ya fallecidas, a las que no se les ha dado todavía el reconocimiento y el lugar que merecen en la historia del arte, y para dar más visibilidad a lo que están produciendo las artistas contemporáneas hoy.

-Vos misma sos artista, ¿cómo se equilibran tus tareas como gestora cultural y como creadora? ¿Qué aporta un rol al otro?

-Intento buscar el equilibrio para no dejar mi obra de lado y poder seguir produciendo. Claramente no tengo demasiado tiempo para dedicarle a mi obra, pero por otro lado siento que un diferencial o una gran ventaja que tengo al ser artista es conocer el núcleo más profundo de la escena del arte local en el cual estoy involucrada hace más de 20 años. Espero que ese conocimiento de muchas de las necesidades del medio en el día a día me ayude para aportar lo que se necesite.

-¿Es mito o es verdadero que en la Argentina no hay un público coleccionista de arte?

-No es cierto que no haya un público coleccionista de arte en Argentina. Lo que sí creo es que hay que seguir buscando e invitando a nuevas personas a que se sumen a coleccionar y que el público en general sepa que hay obras de todos los precios y que siempre hay artistas que recién empiezan. Me parece importante que podamos ampliar el mercado del arte en la Argentina no solo desde la capital sino también sumando tanto a artistas como a galeristas y coleccionistas de las diferentes provincias y estar cerca de todos los que se quieran sumar e invitarlos a que sean parte de la escena. Y así seguir creando lazos.

-¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir una obra de arte para iniciar una colección o acrecentarla?

-Pienso que es muy personal. Hay gente que puede comprar arte como inversión económica, pensando a futuro, y hay también gente que compra una obra de arte porque esa obra le transmite algo en especial o porque tiene una relación con el artista. A mí me gusta conocer a los artistas. Creo que solo una vez compré una obra sin conocer al artista. A mí me gusta que siempre haya una cuota de emoción o un contacto más cercano, pero creo que es una pregunta muy personal. No necesariamente todo el mundo compra en persona. Hay mucha gente que le encarga a alguien el armado de su colección y eso también está muy bien. Hay muchos asesores para la gente que quiera iniciar su colección con alguien que los guíe. Incluso en arteBA hay visitas guiadas y art advisors muy recomendables que se dedican a eso profesionalmente. Quiero que sepan que desde arteBA queremos estar cerca para ayudar a cualquiera que esté interesado.

-¿Qué es para el vos el arte y dónde reside su importancia?

-Para mí es un motor. Siento que el amor y el arte son los motores de mi vida.

-¿Cuál es el legado de tu abuela en ese amor por el arte?

-La verdad es que de mil maneras mi abuela fue y será única. Para mí, gracias a ella, fue siempre muy natural, desde muy chica, estar en contacto con diferentes artistas. Mi abuela realmente quería muchísimo a muchísimos artistas, como Rogelio Polesello, Federico Klemm, Marta Minujín. Por otro lado, tengo una pasión y una gran admiración por las artes escénicas, que viene de mi madre, Inés de Lafuente, que junto con mi padre me llevaron, también desde muy chica, a ver teatro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.