Sebastien Ogier paseó su título por Gales y se impuso en el Rally de Gran Bretaña