Admiración y motivación: los deportes adaptados toman fuerza y suman competencias

El deporte adaptado uno de los puntos altos de los Juegos de Playa
El deporte adaptado uno de los puntos altos de los Juegos de Playa Crédito: Rodrigo Ruiz Ciancia/Agencia Deportes Nacional
Olivia Díaz Ugalde
(0)
4 de marzo de 2019  • 18:30

PUERTO MADRYN.- Se lanzaron al agua y el tímido público presente estalló en alientos. Ellos, anonadados con el desafío que tenían por delante se zambulleron en el mar. La mayoría nunca había participado de una competencia en aguas abiertas, y menos había braceado contra olas con tan baja temperatura.Pero sus caras sonrientes y su entusiasmo por participar fue lo que les dio el empujón final para romper esa barrera y nadar.

Fue la primera competencia en esta categoría. Fue la primera vez que el deporte adaptado compitió en una misma competencia que el deporte convencional. Los Juegos Nacionales de Playa reunieron ambas ramas en la playa de Puerto Madryn y fue una tarde admirable desde lo deportivo.

El deporte adaptado uno de los puntos altos de los Juegos de Playa
El deporte adaptado uno de los puntos altos de los Juegos de Playa Crédito: Rodrigo Ruiz Ciancia/ Agencia Deportes Nacional

Mientras que a lo lejos se escuchaban los gritos y los silbidos de las competencias por equipo, un grupo de 27 participantes con distintas discapacidades, afrontaba por primera vez el desconocido mar. Debían nadar dos kilómetros contracorriente para definir al campeón y así sumar puntos para su provincia.

Al mar ingresaron todos juntos, hombres y mujeres de las distintas categorías. Fueron custodiados bajo un estricto grupo de guardavidas que los siguió durante toda la carrera. No fue una tarea fácil, las condiciones eran desconocidas y el frío de mar tomó por sorpresa a más de uno. El grupo de rescate ayudó a tres que por calambres debieron abandonar y asistió a dos por principio de hipotermia. Pero toda la competencia tuvo un final feliz.

Los competidores estuvieron divididos en seis categorías según la discapacidad: disminución visual, motriz y cerebral. Cada una a su vez dividida en subcategorías: S6-7, S8-9, S10, S11-12-13 y S14, de acuerdo con la gravedad de la discapacidad.

El neuquino Iñaki Basiloff (S8), múltiple medallista juvenil, fue el primero en completar el recorrido de con un tiempo de 23 minutos y 53 segundos. En el resto de las categorías, los ganadores fueron: Pablo Esci (S6-S7), Juan Martín Jakimchuk (S10), José Antonio Olguín (S11-S12-S13) y Aram Piwnica (S14). Y entre las mujeres ganaron: Jazmín Aragón Diani (S8-S9), Paula Ibarra (S10), Micaela Meza Azul (S14).

El deporte adaptado uno de los puntos altos de los Juegos de Playa
El deporte adaptado uno de los puntos altos de los Juegos de Playa Crédito: Rodrigo Ruiz Ciancia/ Agencia Deportes Nacional

Más allá de los resultados, esta carrera sentó un precedente. Fue el primer paso de un largo proceso de capacitaciones. En una rama deportiva muchas veces con pocos focos de luz puestos sobre ella, el crecimiento se nota. Pasó por un proceso que incluyó educar a lo largo del país a los entrenadores y clubes sobre los distintos tipos de entrenamiento y el trato con los deportistas. Apoyados por la Agencia de Deporte Nacional y las Federaciones, junto con las ganas y el entusiasmo de los entrenadores y familiares, el crecimiento de a poco da sus frutos.

Los Juegos de Playa se realizaron en cuatro oportunidades, y sólo en la edición 2018 estuvo presente el deporte adaptado. Fue a modo exhibición

Son cada vez más los jóvenes que practican, se motivan e inspiran a otros para su práctica. El deporte los ayuda con sus discapacidades, los distrae de su realidad y les abre camino a un futuro mejor, más saludable y lleno de objetivos para superar. Los Juegos Evita ya los incluye e incentiva a competir. Lo mismo con los Juegos de Invierno y ahora de Playa. Los Sudamericanos, los Paralímpicos y los Paraparamericanos cuenta cada vez más con deportistas argentinos en las distintas disciplinas.

El deporte adaptado uno de los puntos altos de los Juegos de Playa
El deporte adaptado uno de los puntos altos de los Juegos de Playa Crédito: Rodrigo Ruiz Ciancia/ Agencia Deportes Nacional

Santiago Barraza, de Santiago del Estero, fue el último en cruzar la meta. Una hora y seis minutos tardó, más del doble que el campeón. Pero lejos de desmotivarse, abandonar y salir, siguió. Fue un ejemplo de admiración. Sus piernas no daban más, su cara reflejaba cansancio y un frío le invadía el cuerpo, y pese a eso el abandono nunca estuvo en su plan.Él quería terminar. Abrazos, silbidos y muchos aplausos esperaron a Barraza en la línea de llegada. Algunas lágrimas derraparon por sus mejillas al ver lo que había logrado. Tanto él como los otros 26 deportistas habían hecho historia, habían desafiado sus límites, se pusieron a prueba y lo lograron.

Iñaki Basiloff el campeón que sueña con ir a Tokio 2020

El atleta nacido en Neuquén hace 17 años tiene una discapacidad motriz en las piernas desde nacimiento. Fue primero en la competencia, y su potencial como deportista tiene un prometedor futuro. Era su primera vez dentro del mar. Nunca había nadado en aguas abiertas, siempre lo hace en pileta. Se había entrenado para esta carrera, pero dejó la prueba de la sensación del nado en el mar para el día de competir.

El deporte adaptado uno de los puntos altos de los Juegos de Playa
El deporte adaptado uno de los puntos altos de los Juegos de Playa Crédito: Rodrigo Ruiz Ciancia/ Agencia Deportes Nacional

"Estaba fría el agua, me costó acostumbrarme pero me gustó. Después de la segunda boya se me hizo todo más pesado porque no estoy acostumbrado a nadar con traje y se me hizo pesado. Pero estuvo bueno", describió Basiloff a LA NACION luego de la competencia. "Siempre que había venido al mar fue de vacaciones. Fue una sensación linda."

Este título se suma a los palmares del neuquino quien ya compitió en diferentes competencias internacionales y tuvo la posibilidad de formar parte de los Juegos Parapanamericanos Juveniles de San Pablo (ganó cuatro medallas: dos de oro y dos de plata) y viajar a Europa para diversos torneos en su categoría.

Empecé por rehabilitación hace muchos años y de a poco me empezaron a motivar y le tomé el gusto. Cada vez entrenaba más y así empecé a entrar en los equipos de la selección y me encantó
Basiloff

"En Europa 2018 mejoré mis marcas y puede nadar con los mejores del mundo. Además conocí Europa que no lo conocía, estuvo muy bueno", recordó.

Ahora su sueño apunta a Tokio. Planificó todo su calendario rumbo a la ciudad japonesa. Ya está clasificado al Mundial de su categoría en julio, y las próximas semanas estará compitiendo para clasificar al Paraparamericano en Lima y así seguir sumando puntos para los Juegos Olímpicos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?