Alumni ganó el clásico y sueña con clasificarse