Atlas Foundation, el deporte que incluye

Jorge Búsico
Jorge Búsico PARA LA NACION
(0)
31 de octubre de 2018  • 23:59

Jason Leonard, mítico pilar del seleccionado de Inglaterra, para el que jugó 114 tests, cuatro Mundiales (fue campeón en 2003) y ganó 7 Seis Naciones, llegó también a la presidencia de la Rugby Football Union (RFU) pero tiene un origen distinto al de la media del jugador inglés del Rugby Union: no se formó en un colegio privado, sino en uno estatal, además de provenir de una familia humilde y de ejercer el oficio de carpintero antes de convertirse en un exitoso rugbier profesional. Desde 2016 preside la Atlas Foundation, que tiene como motor el programa All Schools (Todas las Escuelas) y que pasado mañana dará su primer paso fuerte en la Argentina con un encuentro que agrupará en el Polideportivo de Hurlingham a 600 chicos de escuelas ubicadas en barrios carenciados.

Los ojos de Atlas en el país son de un viejo y querido conocido del rugby argentino: el inglés Les Cusworth, ex apertura del Leicester y del seleccionado de la Rosa e instalado en Hurlingham –a la que llama "Little England", pequeña Inglaterra- desde hace varios años tras casarse con una argentina. Cusworth, entrenador de Leonard en el Mundial 1995, trabajó numerosas temporadas con los Pumas y fue parte del staff del Bronce de la Copa del Mundo de 2007. Este sábado será acompañado junto a los chicos por otros dos integrantes de aquella hazaña: Marcelo Loffreda y Patricio Albacete.

Otro Puma, el salteño Juan Figallo, actualmente en el Saracens inglés y recuperándose de una lesión, es uno de los integrantes del proyecto Atlas. "Me convocó Maro Itoje, que es compañero mío en el club y que también forma parte, como muchos otros actuales y ex jugadores, de este muy lindo desafío, que es llevar los valores tan importantes que tiene nuestro juego a la mayor cantidad de chicos con distintas carencias o problemas. Este es un deporte que lo puede jugar cualquiera y mi compromiso es ampliarlo en la Argentina. Por eso lo llamé para que se una a Marcelo Córdoba, ya que él está coordinando el rugby en los barrios en mi provincia", le cuenta el Chipi a LA NACION.

La Fundación Atlas comenzó a funcionar en 2015 y hasta ahora incluyó a 21.000 chicos en 20 proyectos desarrollados en 15 países. Va por fuera de las Uniones madres, ya que el fin no es difundir el rugby, sino aportar sus herramientas, fundamentalmente el compañerismo y el respeto, para tratar de paliar distintas carencias sociales. Se ha comprobado que en diversos lugares bajó el índice de delincuencia, aumentó la inserción laboral y disminuyó el consumo excesivo de drogas como el alcohol u otras sustancias.

"Le ponemos corazón y pasión a esto. Nadie cobra un peso. Y llegamos a todos los continentes. La Argentina es un lugar fabuloso, porque no hay otro con la cultura de clubes de aquí, y eso se ha extendido al rugby social", sostiene Cusworth en dialogo con este diario. Atlas busca también que los chicos luego se incorporen a clubes de rugby y brinda facilidades para ello, como el pago de la cuota, por ejemplo.

Uno de los clubes con los que interactúa y también apoya económicamente es Virreyes Rugby Club. Leonard lo visitó el año pasado y quedó encantado con lo que se realiza allí. "La ayuda nos permite tener un médico todas las semanas y un coaching a cargo de Eduardo Aló", agrega Marcos Julianes, fundador del club ubicado en el partido de San Fernando, en el conurbano bonaerense.

Precisamente en Virreyes el domingo se disputará un seven de M15 con la participación de 40 clubes, al cual asistirá la CEO de Atlas, Sally Pettipher. "El rugby es una poderosa herramienta social", coinciden Figallo y Cusworth. Como dijo alguna vez el recordado Rodolfo "Michingo" O’Reilly, éste es un juego en el cual lo más importante no es saltar y correr.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?