Fórmula 1: Pierre Gasly, otro piloto que se devora la máquina trituradora Red Bull

Sin respuesta en la mirada: Gasly fue avasallado por Verstappen y Red Bull Racing no tuvo contemplación con el francés
Sin respuesta en la mirada: Gasly fue avasallado por Verstappen y Red Bull Racing no tuvo contemplación con el francés Fuente: AFP
Alberto Cantore
(0)
21 de agosto de 2019  • 00:01

El desenlace del Gran Premio de Hungría provocó el estallido. La tensa calma se quebró y los esfuerzos por sostener con el discurso lo que no se replicaba en las pistas aceleraron la decisión. El francés Pierre Gasly, atormentado por el avasallante andar de su compañero Max Verstappen, fue degradado de la escudería Red Bull Racing (RBR). Durante la segunda parte del calendario del campeonato de Fórmula 1, el piloto, de 23 años, ocupará una butaca en Toro Rosso, la estructura subsidiaria de RBR, mientras que el tailandés Alexander Albon saltará al equipo principal. Un enroque de figuritas que tiene varias aristas, un nuevo capítulo en el que quedó expuesta la política despiadada que ensaya el asesor Helmut Marko y a la que accede el jefe de la escudería Christian Horner, y con la que RBR tritura a las jóvenes promesas.

"Fue un fin de semana frustrante para Pierre [Gasly]: la largada no fue genial, la primera vuelta tampoco y no deberíamos estar compitiendo contra Sauber y McLaren", fue la devastadora frase que empleó Horner para calificar la carrera del francés en Hungaroring. El inglés, en las jornadas previas al Gran Premio con el que terminó la media temporada, sostuvo que no existían razones para ensayar movimiento de pilotos. Menos contemplativo era Marko, quien en julio pasado le soltó la mano a quien en 38 carreras en la F.1 -26 con Toro Rosso y las 12 de 2019 en RBR- logró como mejor resultado dos cuartos puestos: Bahrein 2017 y Gran Bretaña 2019. "Siempre insinuó fallas del auto, del chasis, pero lo revisamos y no hay nada. Tiene problemas con el tráfico, pierde posiciones y no puede adelantar. La temporada pasada fue rápido en las clasificaciones y no dudaba en los sobrepasos, pero este año no rindió. Creo que es psicológico. Nosotros como equipo tuvimos que reaccionar y darle a Albon una oportunidad", señaló el austríaco, quien soslayó que su reemplazante tailandés es superior a Daniil Kvyat, el ruso que ocupa la restante butaca en Toro Rosso y que tiene mejores números en carrera y en las qualy que su compañero de garaje. "Conocemos la velocidad de Kvyat, se convirtió en un piloto más completo, pero en función de otros factores elegimos a Alex", comentó Marko en una entrevista con el medio japonés Autosport Web.

Los factores pueden articular las parejas para 2020, pero también hacer saltar por el aire a tres de los cuatro pilotos. Porque si el ascenso de Albon no resulta satisfactorio, la degradación agudiza la ausencia de confianza que envuelve a Gasly y Kvyat se enseña frustrado por no encontrar una segunda oportunidad en RBR, en el que estuvo hace tres años y fue descendido a Toro Rosso como sucede ahora con Gasly, la mega estructura podría devorarse a tres nombres forjados en la Academia Red Bull. El programa de jóvenes pilotos, una creación del austríaco Marko, dio sus frutos en sus inicios con la fulgurante aparición de Sebastian Vettel en 2006, aunque debieron esperar nueve temporadas para formatear un nuevo talento de excepción, con el debut de Verstappen en el GP de Australia 2015.

"Fui el primero en crear un sistema de entrenamiento de piloto y estoy orgulloso de cómo funciona", señala Marko, que sostiene que el programa fue copiado por Ferrari y también por Mercedes. La actual parrilla de la F. 1 está compuesta por el australiano Daniel Ricciardo (Renault) y el español Carlos Sainz (McLaren), dos productos de esa cantera, quienes se marcharon ante la falta de equivalencia y apoyo, respecto a Verstappen. Pero también existe una nómina de promesas que fueron consumidas en un puñado de Grandes Premios o pilotos que fueron tratados como descarte y, más tarde, resultaron repescados en la urgencia por Red Bull Racing: Christian Klein, Vitantonio Liuzzi, Robert Doornbos, Sebastien Bourdais, Sébastien Buemi, Jaime Alguersari, Jean-Éric Vergne, Scott Speed, Brendon Hartley.

Con los accidentes durante las pruebas en Montmeló, el inicio de la temporada se le ofreció a Gasly como una cuesta empinada. Los despistes significaron un enorme golpe para la autoestima y le quitaron confianza. Fueron los primeros eslabones de los errores que precipitaron este desenlace que, a la luz de los resultados, es previsible en una escudería que desea pulsearle a Ferrari el segundo lugar en el campeonato de Constructores. Con los desempeños del francés, cosechó apenas el 35% de los puntos que sumó su compañero -en la Scuderia, el monegasco Charles Leclerc embolsó el 85% respecto a Vettel-, ese objetivo asomaba improbable en Red Bull Racing, que articuló una vez más los despiadados mecanismos y ejecutó el enroque con Albon.

Alex Albon, el renacido

La resiliencia psicológica condujo a Alex Albon a ocupará una butaca en Red Bull Racing en la segunda mitad del campeonato de F.1. Siete años atrás, fue despedido de Red Bull Junior Team y por falta de apoyo económico estuvo cerca de dejar de competir. El año pasado ensayó una apuesta de riesgo y renació: sin dinero, se ofreció gratis al equipo DAMS de la FIA F.2. Ganó cuatro carreras y terminó 3ero en el campeonato, por detrás de George Russell y Lando Norris.?Elegido por DAMS para el equipo Nissan de Fórmula E, Helmut Marko salió al rescate. Debutante en la F.1, en el GP de China se estrelló contra el muro en las prácticas; largó desde los boxes, llegó 10mo y fue elegido el Piloto del Día. En el campeonato marcha 15to, con 16 puntos y su mejor resultado fue el 6to puesto en el GP de Alemania.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.