Las 24 Horas de Le Mans, una carrera esquiva para el talento de Pechito López

Los ganadores de Le Mans consolaron a Pechito López
Los ganadores de Le Mans consolaron a Pechito López Crédito: Captura ESPN
Alberto Cantore
(0)
16 de junio de 2019  • 16:00

Una falla de un sensor, un error en la comunicación, en la lectura de las pantallas, una desinteligencia entre los ingenieros y los mecánicos. Cuando todo presagiaba que el trinomio José María López, Mike Conway y Kamui Kobayashi se adueñaría de las 24 Horas de Le Mans, la ilusión se derrumbó a falta de una hora de carrera y el festejo quedó en poder del restante auto que presentó Toyota, que además de la victoria logró el título del Mundial de Resistencia (WEC). La tripulación compuesta por el español Fernando Alonso, el suizo Sébastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima llevó a lo más alto del podio al coche N°8 por segunda oportunidad consecutiva en el mítico autódromo francés y se bañó de gloria: triunfo y corona. La frustración y la pesadumbre del piloto argentino se observó, camino a la premiación, en las lágrimas y en el rostro enrojecido por el llanto. Las decisiones equivocadas que se adoptaron, después de lo que transmitían las computadoras, destruyeron las estrategias y le negaron el éxito cuando él conducía, durante el último stints, rumbo a la bandera a cuadros. Un segundo puesto que en otra instancia sería festejado, ahora tiene el valor de un premio consuelo.

Un golpe psicológico para el cordobés y sus compañeros, que al igual que en 2018 batallaron por un triunfo que se le presenta esquivo. Un pequeño error los dejó vacíos, abatidos, después de superar los diferentes desafíos que le presentaba una carrera desgastante como es las 24 Horas de Le Mans. El pinchazo en el neumático trasero derecho, aunque el sensor marcaba que era el delantero, obligó a dos ingresos consecutivos a los pits del auto N°7, esfumándose la posibilidad de victoria y a Pechito López de ser leyenda, como los fue hace 65 años José Froilán González, que con una Ferrari 375 Plus, junto con el francés Maurice Trintignat, manejó durante 17 de las 24 horas, para inscribirse como el único piloto argentino en coronarse en el trazado de 13,6 kilómetros y que presenta 38 curvas. "Es increíble, pero esta carrera es tan especial que es así y pasan estas cosas. Me quedo con el fin de semana que hice con mis compañeros... Debería ver lo que pasó, porque venía manejando tranquilo, con margen, había que terminar nada más. Estaba contento de estar en el auto para cerrar la carrera, ahora ya pasó, queda felicitar al auto N°8 y al equipo por este nuevo 1-2", le comentó López a Eurosport.

Toyota trazó dos estrategias opuestas para sus coches, como si el plan para la última competencia del calendario resultara un premio para todos: idealizó con la victoria para el auto N°7, que firmó dos éxitos en la temporada, en las escalas en las 6 Horas de Fuji y las 6 Horas de Shanghai, del 14 de octubre y 18 de noviembre del año pasado, y el título para el auto N°8, que en la modalidad de campeonato bianual festejó cinco veces: las dos participaciones de la 6 Horas de Spa-Francorchamps (2018 y 2019), las dos experiencias en las 24 Horas de Le Mans (2018 y 2019) y las Mil Millas de Sebring. El clima de satisfacción y felicidad que se reproducía en el box de la marca japonesa -también con factoría en Colonia, Alemania-, y que no había modificado ni el accidente que protagonizó el inglés Conway con el mexicano Roberto González, el miércoles pasado, durante la prueba de clasificación, terminó siendo una celebración a medias, una mezcla agridulce.

Las 24 Horas de Le Mans le dan forma a la Triple Corona del automovilismo, ese certamen sin títulos, que tiene en el Gran Premio de Mónaco de F1 y las 500 Millas de Indianápolis a las dos pruebas restantes del triángulo dorado. Un solo piloto tuvo el privilegio de completar los tres casilleros: Graham Hill. Alonso, uno de los 21 apellidos que alguna vez participaron en la F1 y corrieron en estas 24 Horas de Le Mans, la victoria y la corona significó la despedida del WEC, al que podría regresar con McLaren en 2022. La relación con Toyota Gazoo Racing se inició con la victoria en el autódromo francés en 2018 y finalizó del mismo modo, pero durante ese año el feeling desapareció y se pudo constatar en un par de imágenes durante la carrera, las que enseñaron el desgaste: el asturiano fue dos veces llamado al box, aunque no se subió de inmediato al auto y eso le provocó un desmedido enojo; el quiebre entre el equipo y el español se dio en Shanghai, después de un fuerte altercado con un director técnico, un exceso que los japoneses disimularon en el momento y también ahora en Le Mans, pero que no olvidaron.

El auto campeón presentó un par de datos históricos: Kazuki Nakajima se convirtió en el primer japonés en coronarse en un certamen de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), mientras que Alonso y Buemi obtuvieron un segundo título en campeonatos de la FIA: el asturiano es bicampeón de la F1 y el suizo lo era de la Fórmula E. Con esta segunda victoria, Toyota supera a Mazda, que con el modelo 787B, en 1991, fue la primera marca japonesa en lograr un éxito en Le Mans; además, sus dos autos se repartieron el liderazgo de las 385 vueltas.

"Perdí varios mundiales de F1 por mala suerte, hoy la suerte no dio la victoria por un pinchazo de última hora del auto N°7, que fue más rápido toda la carrera", reconoció a sus compañeros de estructura Alonso. Para Pechito López, la frustración se suma a la decepcionante temporada en la Fórmula E, donde completará el calendario con las carreras en Berna y Nueva York, aunque su futuro es incierto en esa categoría. Lo contrario sucede en el WEC, donde fue confirmado, junto a los mismos compañeros, para la próxima temporada: el cordobés seguramente intentará romper con el maleficio y ganar en su cuarta participación en Le Mans y ceñirse la corona.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.