Sebastien Ogier se quedó con el primer triunfo del Mundial de rally en Montecarlo