TC 2000: “La crisis nos agarra muy bien preparados”

Roberto Berasategui
(0)
29 de enero de 2002  

El Turismo Competición 2000 fue la primera categoría en recibir los duros golpes del agobio económico que sufre el país. En primer lugar, Peugeot anunció su retiro de la categoría como equipo oficial y detrás adoptaron la misma medida Volkswagen y Chrysler. Mitsubishi también se retiró, aunque ahora regresará de la mano de Gabriel Furlan, mientras que las otras marcas participarían, aunque también de manera particular.

En la flamante sede de Belgrano, Pablo Peón, titular de la Asociación Turismo Competición 2000 (ATC 2000), recibió a LA NACION y se mostró extrañamente optimista con miras al campeonato que, sostiene, mantendrá el 10 de marzo como la fecha inaugural del certamen.

–¿Arranca el peor año de la historia del TC 2000?

–No, al contrario. Yo lo tomo con mucho optimismo. Esta crisis nos agarra muy bien preparados. Habíamos proyectado para 2002 una temporada muy difícil, aunque nunca nos imaginamos semejante situación en el país. Tratamos de ajustar los gastos y así poder ubicar el superávit en función de la categoría. Por ejemplo, ayudar económicamente a varios equipos.

–¿No parece una utopía hablar así en estos tiempos?

–Lo más importante fue ordenarnos institucionalmente, algo que nunca sucedió. Estamos full time en el TC 2000, característica que tampoco registra antecedentes. Todo ese esfuerzo hay que volcarlo al espectáculo. El año último subimos mucho el rating en las últimas cuatro carreras. Y buscamos que esa curva ascendente se mantenga. La TV significa cerca de la mitad de nuestros ingresos. Y la venta de entradas apenas el 10 por ciento.

–¿Con un orden institucional es suficiente?

–Es primordial. Sin esa característica, no se consigue nada. Acá siempre se peleaban, o nos peleábamos, por intereses personales, pero nadie pensaba en función de la categoría. Ahora todos empujamos para el mismo lado. Hoy el TC 2000 es una empresa y funciona como tal, dejando de lado los intereses personales.

–Al margen de las intenciones, Peugeot y Volkswagen se fueron de la categoría. ¿Cómo se revierte ese golpe?

–Para mí fue un golpe al corazón. Pero ya se cayeron. Ahora debemos brindar un muy buen espectáculo. Si eso se produce, la gente se olvidará de las marcas que no están. Por eso pegamos un golpe de timón muy fuerte con miras a 2002 cuatro meses antes de diciembre.

–La situación del país es la menos propicia para pensar en positivo.

–Sí, pero en eso estamos embarcados todos. Si yo pienso en la categoría en función del año último, es un desastre. Pero si pienso en función de los 23 años de historia, estamos ante una gran posibilidad de lograr una excelente temporada. Como dirigente debo analizar toda la historia, no el último año. Si en la Argentina tomamos la historia de los últimos 50 años, nadie hubiese tenido la plata en los bancos.

–Se habla de Río Gallegos para la fecha inaugural. ¿Por qué se arrancaría tan lejos en medio de tanta incertidumbre y no en un lugar más cercano para luego visitar Santa Cruz?

–Pensamos en el Sur porque es lógico correr allá en el verano. Río Gallegos se mostró muy interesado en nosotros y además ese circuito se adecua a nuestras necesidades, ya que puede brindarse un gran espectáculo.

–¿La Fórmula Renault acompañará al TC 2000?

–Estamos negociando ese tema. Nosotros pretendemos que la categoría que nos acompañe aporte al espectáculo en general. La idea es que la F. Renault nos acompañe como lo hizo años anteriores.

–¿En qué consiste el acuerdo con Sport Image Development, en la que Traverso es uno de sus responsables?

–Buscamos profesionalizar las ventas de la categoría. Delegamos el aspecto comercial para abocarnos directamente a lo deportivo. Esa empresa hace el contacto, nos presenta la propuesta y el TC 2000 define si es conveniente o no. El automovilismo, y el TC 2000 en particular, es una gran herramienta vendedora.

“Este año Berta no será campeón”

–Si la gente vio el dominio de Ford con siete marcas oficiales, ¿no parece que todo es más previsible en favor de Oreste Berta con tan pocos equipos?

–No porque habrá muchas variables en el campeonato. Por ejemplo, se prohibió ensayar hasta el 8 de febrero, algo jamás experimentado en el TC 2000; se elimina la jornada del viernes, se limita la cantidad de vueltas, en el aspecto aerodinámico los coches tendrán menos carga, los Ford arrancarán el certamen con 35 kilos y se visitarán varios autódromos que no se utilizaron últimamente (serían Río Gallegos, General Roca y Salta). Es más, yo creo que este año Berta no será campeón.

–Afirmar eso es muy arriesgado.

–Mirá lo que te digo... El año último había muchos candidatos, pero Berta dominó. En esta temporada habrá menos candidatos, pero será más parejo. A su vez, habrá más candidatos que en años anteriores.

–¿Y si otra vez hay un dominio abrumador de un equipo?

–No creo que se dé así. Vos fijate que el mejor momento del TC 2000, o al menos la época que más recuerda el público, fue el duelo entre Ford y Renault. Sin embargo, durante siete años, Berta y Traverso ganaron todo. Pero el espectáculo era brillante. Y a eso apuntamos. Este año tendremos cinco marcas y más de 22 automóviles en la pista.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?