Básquet: Federico Susbielles se baja de la pelea y Fabián Borro será el próximo presidente de la CABB

Crédito: Twitter
Juan Manuel Trenado
(0)
12 de diciembre de 2019  • 20:04

Son momentos incómodos los que se viven en el básquetbol argentino. Federico Susbielles, actual presidente de la Confederación Argentina y el candidato que los principales jugadores de la selección nacional apoyaban para darle continuidad a su gestión, no pudo presentar los votos que avalaran su lista de cara a las elecciones del 19 de diciembre. Y como sólo una agrupación logró los requisitos, Fabián Borro, quien encabeza "CABB entre todos", será el nuevo presidente.

En la asamblea celebrada en la tarde del jueves, se desestimó el voto de la Federación de Neuquén, que se encontraba en pleno proceso de elección de su presidente. Sin ese apoyo, el oficialismo no reunión las adhesiones mínimas y tuvo que abandonar la disputa electoral.

La pelea de poder se volvió tensa en los últimos días, ya que Borro y varios de los dirigentes que integrarán la nueva comisión directiva, habían acompañado previamente a Germán Vaccaro, desplazado por sospechas de corrupción en 2014. Los jugadores de la Generación Dorada amenazaron en aquel momento con renunciar al Mundial de España si alguno de esos dirigentes continuaba en la institución. Fue por ese motivo que el gobierno nacional decidió una intervención.

La CABB sólo le inició juicio a Vaccaro, que acaba de ser procesado por administración fraudulenta. El resto de los dirigentes siempre se consideraron inocentes y sintieron que la movida de Manu Ginóbili, Luis Scola y compañía había sido extorsiva. "Lo que hicieron fue un golpe de estado", dijeron en aquel momento. En 2015, con la crisis todavía muy latente, Susbielles consiguió transformar su intervención en una presidencia.

Susbielles contaba con el apoyo de los jugadores de la selección
Susbielles contaba con el apoyo de los jugadores de la selección Fuente: LA NACION

Pero desde aquel momento, los dirigentes tradicionales esperaban su oportunidad para recobrar el control, algo que finalmente lograron. Una de las principales virtudes de Borro es su capacidad política para negociar posiciones de poder. Es presidente de Obras Sanitarias, actual presidente de la Asociación de Clubes (cargo al que deberá renunciar), de la Federación Metropolitana de básquet (Febamba) y ahora también asumirá en la CABB.

La gestión de Borro en la AdC, que desde un principio estuvo apoyado por Pepe Sánchez, se caracterizó por los grandes cambios. Aumentó el número de equipos en la Liga Nacional a 20, modificó sus calendarios para tener partidos todos los días y se iniciaron las transmisiones de todos los encuentros de manera gratuita en una plataforma de streaming. Todas las decisiones generaron grandes polémicas, más allá de que tuvieron aspectos positivos y negativos.

Durante los cuatro años, Borro nunca se mostró muy interesado en hacer coincidir los intereses de la entidad que presidió con los de la CABB. La organización de los calendarios muchas veces interfirió con las necesidades competitivas de la selección nacional. Mientras tanto, la principal crítica que le hizo a Susbielles fue que sólo se enfocó en la selección sin atender las necesidades de las Federaciones con menos recursos.

Con el triunfo de la oposición, el camino que se abrió para la selección subcampeona del mundo es de absoluta incertidumbre. En algún momento se pensó que el entrenador Sergio Hernández y el capitán Luis Scola, los dos hombres que más fervientemente impulsaron la continuidad de Susbielles, podrían poner en duda su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Hoy, esa posibilidad parece una medida drástica. En el mejor de los casos, ambos negociarán su continuidad hasta la cita olímpica y luego abandonarán el equipo (en el caso de Scola, porque seguramente se retirará del básquetbol).

No fueron los únicos. Facundo Campazzo y Nicolás Laprovittola, los dos lugartenientes de Scola, también manifestaron públicamente que consideraban fundamental la continuidad de Susbielles. Y algunos de los principales integrantes de la Generación Dorada, encabezados por Ginóbili, Fabricio Oberto y Andrés Nocioni, pidieron lo mismo. Pero nada de eso cambió la postura de varios dirigentes que se sintieron desplazados hace cuatro años y quisieron recuperar su lugar.

Como se verá, Borro se encontrará, como mínimo, ante un panorama de mucha desconfianza. Y en los próximos cuatro años no contará con el acompañamiento de los líderes que cambiaron para siempre los destinos del básquetbol nacional. A no ser que su habilidad política para negociar posiciones de poder provoque un giro inesperado en esta historia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.