El Juego de las Estrellas, la cita que puso a Chapu Nocioni otra vez en acción

Chapu Nocioni se quedó con todas las miradas
Chapu Nocioni se quedó con todas las miradas Fuente: LA NACION
Diego Morini
(0)
15 de julio de 2019  • 07:30

Se divirtió y nuevamente dentro de una cancha. Llevaba más de un año sin jugar contó tras la competencia. Fue el centro de las miradas, el motor de la mayoría de los aplausos, el más pícaro, la inyección perfecta para potenciar el Juego de las Estrellas. Andrés Chapu Nocioni se adueñó del show, bromeó con todos los jugadores, tomó lanzamientos de larga distancia, corrió como un pibe y hasta confesó que no tenía zapatillas para jugar así que tuvo que sacar un par muy especial: "Me puse las que me regaló Luka Doncic y me trae unos grandes recuerdos. Algo me contagió por suerte". Hasta en esos detalles el Chapu supo cómo captar la atención del público, ya que los murmullos de asombro se multiplicaron cuando contó que su calzado era de su ex compañero en Real Madrid y hoy es la estrella de Dallas Mavericks en la NBA.

Los días previos a la competición Nocioni agitó las redes sociales para que la gente se acerque a Lanús para participar del Juego de las Estrellas. Y él se entregó por completo: "Hacía dos años que no tocaba una cancha en un partido de básquet, así que se extrañaba un poco. La verdad que tuve que empezar a buscar zapatillas, porque las únicas que tengo son para jugar al tenis".

Entendió todo el tiempo cómo debía participar para que el espectáculo funcionase. Se conectó con Facundo Campazzo, regalaron algunos lujos y hasta bromeó con la TV. "Este es un gran espectáculo para el básquetbol argentino y sobre todo para que lo disfruten los jugadores, porque somos gran parte de lo que es esta Liga Nacional Argentina y hay que valorarlo. Esta es una gran fiesta de los jugadores", dijo Chapu cuando terminó el evento.

Nocioni junto a José Vildoza y Sofía Aispurúa
Nocioni junto a José Vildoza y Sofía Aispurúa Fuente: LA NACION

Se quedó firmando autógrafos, saludo a cada uno de los fanáticos, firmó camisetas, celebró como cuando era jugador. Es que más allá de estar retirado se siente pleno todavía y se puede dar el lujo de participar de este tipo de competencias. Porque además de jugar el partido principal fue parte del equipo del "Tiro de las Estrellas" y hasta fue jurado del torneo de volcadas. Aceptó el retiro y se asumió el rol "del Marcelo Polino" calificando con bajo puntaje cada acción.

Y como uno de los emblemas de la selección de la Argentina es que también se tomó unos segundo para hablar de las expectativas que tiene con el equipo nacional de cara a la próximo Mundial en China que comenzará el 31 de agosto: "Tienen que ir muy tranquilos al Mundial. Siento que están haciendo un gran trabajo, me parece que todo el básquetbol argentino está haciendo un gran trabajo. Tenemos un equipo muy competitivo y mientras algunos pensaban que después de la Generación Dorada iba a haber un vacío, en realidad creo que la selección llama la atención, divierte, se disfruta y es un equipo con el que me siento identificado. En realidad mucha gente se siente identificada con la selección de la Argentina. No es casual que haya tres jugadores argentinos en Real Madrid y seguramente se puede pensar en tener jugadores en la NBA.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.