El otro Michael Jordan: el mundo de las apuestas, su confuso retiro y las dudas por la muerte de su padre

Michael Jordan en 1993, año de su primer retiro, junto a Charles Barkley. Fue el duelo en la final del primer tricampeonato de los Bulls.
Michael Jordan en 1993, año de su primer retiro, junto a Charles Barkley. Fue el duelo en la final del primer tricampeonato de los Bulls. Fuente: Archivo - Crédito: AP Photo/John Swart
Diego Morini
(0)
4 de mayo de 2020  • 14:12

"No importa el monto, quiero tener tu dinero en mi bolsillo".

// // //

Contundente, directo, sin el más mínimo temblor en la voz. Arrogante, seguro, intimidante, poderoso, competitivo. La oscuridad como parte de su universo, ese que parecía inmaculado y perfectamente diseñado con la ayuda de la NBA. El éxito y la tremenda exposición lo elevó a un estatus de Dios del Olimpo, pero también lo desnudó de una manera brutal. Aquella locura por él resultó tan espeluznante como asfixiante. Y allí, comenzó a correrse ese maquillaje que lo protegía de las miradas más agudas. En The Last Dance abordan el costado más cuestionado de Michael Jordan, las apuestas y con ello se abre la puerta hacia el agujero negro más importante de su carrera: la muerte de su padre.

Imposible de dominar su ambición. No existía motivo que no lo empujase a querer apostar, pero no se trataba sólo de tener los dólares en sus manos, se trataba de ser mejor que el otro en todo: "Mi problema no son las apuestas, mi problema está en querer competir siempre", reconoció en una entrevista en 1992. Y eso podía hacerlo hasta jugar al ping pong con los guardias de seguridad de United Center por 5 dólares cada partido.

Afuera de la cancha a Jordan comenzó a mirárselo con recelo desde la publicación de The Jordan Rules, un libro del periodista del Chicago Tribune, Sam Smith, en el desnudó las malas formas de MJ, la relación tirante con sus compañeros hasta las amenazas del 23 de los Bulls para no darle juego a uno de los integrantes del plantel (no quería que le pasaran la pelota a Bill Cartwright en los últimos minutos del partido). Las acusaciones cruzadas y las miradas terminaron sobre Horace Grant, al que señalaba como el jugador que celaba a Jordan y que había revelado esas intimidades. Sin embargo, muchos consideran que fueron varios los actores que ayudaron para aquella publicación.

Bulls contra Knicks 1993 Jordan y Ewing. Aquella serie desnudó a MJ apostando en Atlantic City.
Bulls contra Knicks 1993 Jordan y Ewing. Aquella serie desnudó a MJ apostando en Atlantic City. Fuente: Archivo - Crédito: VINCENT LAFORET/AFP

Sin embargo, aquello dio paso para contar la cercanía de MJ con el mundo de las apuestas. Desde los simples juegos de cartas con compañeros por miles de dólares al desafío por un puñado de billetes, con los guardias de seguridad personal, intentando arrimar una moneda lo más cerca posible junto a una pared. Pero lo que puso la lupa sobre el legendario 23 de los Bulls fue una escapada, con su padre James, al casino en Atlantic City en medio de las finales de Conferencia Este ante New York Knicks en 1993. Una noche en la que Jordan había perdido adentro y afuera de la cancha. Ante Patrick Ewing por 96- 91 (la serie estaba 2-0 a favor de los Knicks) y sobre el paño de una ruleta más de 5000 dólares.

Ya había tenido algún problema Jordan acerca de su universo de apuestas, ya que en 1992, en medio de la investigación por la muerte de Eddie Dow (un prestamista) se encontraron cheques con la firma de MJ, por un valor de 31.000 dólares y la fotocopia de otro cheque por 77.000. El hermano de la víctima (Freddie "Flip" Dow) explicó que esos documentos eran para saldar deudas de Jordan por apuestas en los juegos de golf, dados y póker en Hilton Head Island. Jordan tenía una mansión cerca de allí, en Carolina del Sur, y frecuentaba muchísimo el lugar. Incluso, también se vio envuelto en otro escándalo, ya que cuando asesinaron a James "Slim" Bouler (un vendedor de cocaína), apareció entre las pertenencias un cheque de Jordan por 57.000 dólares. Se determinó que era un pago por apuestas que habían entablado Boluler y MJ, en un fin de semana que se encontraron en Hilton Head Island. En el documental, reconoció que era una etapa en la que no sabía contra quién apostaba y que todo aquello le sirvió como experiencia.

Son miles las historias que rodean a Jordan y las apuestas y son varias las personalidades que lo vinculan con ese universo: Jeremy Roenick, jugador de los Blackhawks (NHL) contó que compartió Jordan 18 hoyos de golf la mañana previa a un duelo de los Bulls ante los Cavaliers. Entre varias cervezas (Coors Light) Roenick provocó a MJ diciéndole que iba a apostar por Cleveland, la respuesta fue increíble: "Tu dinero debe ser para los Bulls, porque vamos a ganar por 20 y voy a hacer más de 40 puntos". Esa noche hubo un partido: Chicago 126 Cleveland 102 y Jordan se despachó con 44 puntos.

En su campo de golf en Hobe Sound (Florida) al que rebautizó com Grove XXIII, las apuestas eran moneda corriente: desde 500 dólares a un aficionado que lo desafió a que no llegaba al green en un solo golpe hasta perder una fortuna. Según cuenta Richard Esquinas, el autor del libro "Michael y yo: nuestra adicción a las apuestas", MJ perdió casi un millones de dólares en 10 días jugando al golf. Esquinas era uno de los propietarios del estadio de Los Angeles Clippers y compañero de golf de Jordan, pero en su libro llegó a contar que el 23 de los Bulls apostaba también en los deportes profesionales, algo que no estaba permitido por la NBA. Incluso, el comisionado David Stern comentó que se realizó una investigación sobre ese tema, estaba a cargo del juez federal Frederick Lacey, pero que no pudieron determinar que fuese realmente cierto todo aquello...

Incluso, algunas leyendas urbanas en 1993, aseguraban que el retiro de Jordan se debía a una sanción de la NBA que había determinado que había apuestas ilegales de Jordan. En aquella época, un general manager anónimo le dijo al Washington Post que la NBA estaba dando un trato especial a Jordan que era su referente y que otro jugador en su situación habría sido severamente castigado. Todo quedó sepultado porque la NBA cerró la investigación dos días después de que Jordan anunciara su retirada.

Michael Jordan junto a su padre.
Michael Jordan junto a su padre. Crédito: Instagram / @michaeljordan

El universo de las apuestas, incluso, llenó de dudas a la muerte de su padre, un tema que hasta hoy sigue bajo una nube gris. Todo era muy confuso, porque la noticia del asesinato se conoció a los pocos días del tercer título consecutivo de los Bulls... Algunos dudaban que esa muerte estaba relacionada con una deuda por juego. El padre de MJ, James R. Jordan, según se supo fue asesinado por dos hombres: Daniel Andre Green y Larry Martin Demery. Lo que se estableció por entonces es que lo mataron el 23 de julio de 1993, mientras dormía en su automóvil (un Lexus SC400 rojo). Según The Chicago Tribune, el padre de Jordan fue asesinado por una bala de calibre 38, sin embargo, sigue siendo desconocido quién apretó el gatillo. Incluso, no se pudo establecer por qué el cuerpo apareció 11 días después en las aguas de un pantano en Carolina del Sur. Algunos aseguran que lo mataron para robarle el auto valuado en 40 mil dólares y otros que fue un ajuste de cuentas por juego, lo cierto es que es un tema muy hermético para la familia Jordan.

Hace algunas semanas, en una entrevista con Mike Tyson (en Hotboxing), el ex mafioso italiano, Michael Franzese, habló acerca de lo que él tenía entiendo que sucedió con el padre de Jordan. Por aquella época, Franzese era un colaborador de la NBA, y explicó: "Fui voluntario para la NBA en ese tiempo, me hicieron el acercamiento para ir y ser portavoz para los jugadores jovenes sobre lo que perjudica tu vida el juego y el delito de apostar. Cuando murió el padre (de Michael Jordan) la NBA le pidió que tomára un tiempo y se alejara, ya que no querían que esa situación afectara el deporte ni la liga. Se fue a jugar beisbol. Según mis fuentes, a su padre lo asesinaron por su mal hábito en las apuestas. Jordan apostaba bastante, ambos lo hacían. Estoy seguro que así sucedió y su padre pagó el precio. Tuve una persona muy cercana que me lo díjo, no sé en detalle el por qué ni tampoco pregunté. Pero en realidad, siempre estuvo claro que Jordan iba a volver a la liga cuando todo estuviera más tranquilo".

Un mundo diferente, la otra cara de Jordan. Un costado que muchos prefieren dejar al costado y que siempre se intentó minimizar por la grandeza de MJ dentro de una cancha. Una leyenda menos inmaculada.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.